Semanario Contraseña

La clave de la información

El primer negocio de Tijuana en ofrecer “Pollo Frito Haitiano”

La propietaria dejó de cocinar para sus clientes locales y enfocarse en el mercado gastronómico para migrantes

Redacción / SanDiegoRed – Ángel García

TIJUANA, Baja California (05/Octubre).- Ante las necesidades culinarias de los migrantes, principalmente haitianos, algunos negocios de comida de la zona aledaña al módulo de migración, han adaptado sus platillos para satisfacer a los cientos de inmigrantes que buscan alimento.

Sobre la Avenida Ocampo, entre la calle segunda y tercera de la zona Centro de Tijuana, una pequeña lonchería ha dejado de cocinar para sus clientes habituales, los mexicanos.

Desde hace aproximadamente un mes, su propietaria, se percató cómo los haitianos buscaban comida parecida a la que están acostumbrados a comer en sus lugares de origen. Muchos de estos migrantes se acercaron a ella para pedirle que cocinara pollo, la carne que más consumen.

Fue así, con la ayuda de algunas mujeres haitianas que compartieron su receta, que la señora Rosalía Fausta inició la preparación del popular platillo del “Pollo Frito Haitiano”, y aunque suena algo ordinario, la preparación es detallada y costosa.

“Es un plato muy elaborado, me han enseñado a prepararlo y lo servimos, ahora ya son solo ellos mis clientes”, dijo la propietaria.

En su pequeño local, la “Lonchería Dulce”, los migrantes llegan desde temprano en busca de alimento para atiborrar al pequeño espacio donde se atiende. Prefieren esta humilde cocina, pues es lo más cercano a la comida tradicional de su país.

haitianos-en-tjDesde temprana hora la señora Rosy, como la llaman sus clientes locales (quienes aún llegan al sitio con la esperanza de poder obtener comida para ellos) se prepara con lo elemental e inicia la preparación del ingrediente principal: el pollo.

No obstante que la preparación es laboriosa, ha aprendido a prepararlo con ayuda de algunas migrantes. Es todo un ritual la preparación del platillo, al que considera algo caro por los ingredientes que lleva.

Una comida un tanto condimentada, con la mezcla de mucho aceite, ajo, cebollín, consomé de pollo, manteca y picante, destacando el chile california y el habanero. Sí, habanero.

“Es una comida cara, por los ingredientes que no están tan accesibles como el ajo o el habanero y por la preparación que se gasta mucho gas y aceite”, comentó.

Pareciera a simple vista un pollo frito ordinario, pero no lo es, hay que tomar en cuenta que la fusión gastronómica de los haitianos proviene de la mezcla de Francia y África; exótica, compleja y mestiza.

Una preparación que inicia con la limpieza del pollo con agua hirviendo con limones, después se marina con una especie de salsa con los ajos, el habanero, chile california y cebollín, para posteriormente, ya cocido, volver a incorporarlo al agua con limón y finalizar el proceso al sumergirlo en bastante aceite para freírlo.

Para abastecer a los exigentes clientes, los migrantes son atendidos por medio de números, los cuales los adquieren desde temprano, siendo así el orden en que serán atendidos para recibir su platillo.

pollo-frito-haitiPara acompañar el pollo, se hace una gran cantidad de arroz, elaborado de una manera no tradicional; a este se le vierte manteca y margarina.

Cuarenta pesos cuesta el plato, el cual consta de una pieza de pollo acompañada de arroz y verduras. Al día se pueden llegar a atender a más de 100 personas. Algunas veces han intentado experimentar con otros platillos, como una especie de caldo de res, la cual lleva berenjena, pero dejó de hacerlo por el alto costo de esta verdura.

El pequeño local de la señora Rosy, ubicado dentro de un taller mecánico, es una muestra de cómo los negocios locales se están adaptando para ofrecer un servicio más allegado a las necesidades de los migrantes haitianos, los cuales será cada vez más común verlos en las calles de la ciudad de Tijuana, principalmente la zona Centro.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros