Semanario Contraseña

La clave de la información

Quiere Ayuntamiento “hacer negocio” con los sanluisinos: PRI

Bajo la consigna de que esta administración de gobierno no ha logrado ponerse “en los zapatos” de los ciudadanos, la fracción priísta en Cabildo denunció esta semana el aumento desproporcional que se propuso para el próximo año en varios servicios que presta Oomapas, así como en el cobro que se les hará a los ladrilleros por sus nuevos predios reubicados

 

Bibiana García Garza

 

SAN LUIS RIO COLORADO.- El Oomapas no puede convertirse en la ´caja chica´ del Ayuntamiento y cargarle la mano al ciudadano, protestaron esta semana los ediles que conforman la fracción del PRI en Cabildo, apoyados por la dirigencia local de su partido.

Tras convocar a una rueda de prensa, los ediles del tricolor, Jesús Parra Félix y Enrique Carrasco Encinas, condenaron el incremento de costos en servicios que tendrá el Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomapas), según se propone en el proyecto de Ley de Ingresos para 2017.

Como se recordará, en días recientes el director de la paramunicipal, Antonio Navarro Acosta, confirmó que en dicho proyecto se plantea una actualización inflacionaria del 3.5 por ciento a la tarifa doméstica, lo que se justificó con que San Luis Río Colorado sigue contando con la tarifa más económica de todo el estado.

Por su parte, los regidores panistas que conforman la Comisión de Hacienda sostuvieron que la ley se elaboró con la intención de ser responsables con la generación de ingresos propios, innovadora y “sobre todo a favor de los ciudadanos”.

No obstante, para los regidores del PRI no se trata sólo de ese incremento mínimo a las tarifas domésticas que corresponden a la inflación sino de los aumentos de hasta el 30 por ciento que se planea aplicar para diferentes servicios que presta el Oomapas.

El regidor Jesús Parra recordó que el año pasado se había propuesto un incremento de hasta el 7 por ciento en tarifas, tema que se debatió hasta que finalmente quedó en un 3.5 correspondiente a la inflación, lo que en promedio le ha ahorrado hasta 5 millones de pesos a la ciudadanía para 2016, según se calcula.

Esto con base a que se espera recaudar alrededor de 150 millones de pesos al cierre del presente año, señaló, esto ya con ese 3.5 por ciento que se había descontado de la tarifa que se propuso inicialmente,

Para este año, agregó, se pretendía continuar con la misma postura y sólo aumentar con base a la inflación, pero la aplanadora panista no lo permitió así pues si bien no es considerable el aumento en tarifas, que quedó en 3.5 por ciento, se proyectan aumentos de entre el 27 y el 30 por ciento en diversos servicios sin justificación.

Enrique Carrasco, quien integra la comisión de Hacienda en Cabildo, explicó que los aumentos más fuertes son en material (30%), así como en costos de trámites (10%) y en mano de obra.

“Los incrementos son considerables y es el motivo por el que nosotros no votamos a favor, no aprobamos que fuera tan alto, pero desgraciadamente todos los regidores del PAN votaron a favor”, anotó.

Por poner un ejemplo, detalló un contrato de agua de media pulgada para un local comercial subió de mil 710 a 2 mil 218 pesos de un año para otro, un hecho que sin duda afectará a un gran número de ciudadanos.

“Sabemos que si bien Oomapas no es un organismo social, tampoco está ahí para hacer negocio, está para administrar el agua que es de los sanluisinos y prestar el servicio de buena calidad que merecemos todos”, asentó.

También se deberían tomar en cuenta, dijo, las propuestas que se han hecho para considerar a los usuarios cumplidos en el pago así como a los morosos, que son más del 50 por ciento de los consumidores.

“Creemos que lo ideal para una recaudación más fuerte sería incentivar o hacer estrategias dirigidas a los sanluisinos morosos como convenios de pago, pero Oomapas se ha negado a hacerlos; creo que hay que darle la oportunidad a la ciudadanía de ponerse al corriente a su ritmo pues si bien hay quienes se pueden aprovechar de eso, también hay gente que está imposibilitada para pagar”, externó.

La inflación o el dólar no son justificación, aseguran

A pesar de que el Ayuntamiento ha explicado que el incremento en el costo de servicios que se propone para la Ley de Ingresos 2017 se debe a la inflación y al aumento casi exponencial del costo del dólar, los priístas aseguran que no hay justificación alguna.

“Sabemos que la inflación en el tipo de cambio afecta mucho a los materiales que se usan (para prestar los servicios del organismo), pero no en todos se utilizan materiales por lo que solamente se debería cobrar por la mano de obra”, coincidieron los ediles.

Es por eso que la propuesta que hizo su fracción, reiteraron, es que los aumentos se realizaran de manera proporcional a cada uno de los servicios conforme se observara la necesidad de hacerlos.

“No estamos diciendo que Oomapas tiene que perder dinero, ni poner de la bolsa del organismo para los ciudadanos, sino solamente que sea justo en los precios que están cargando al ciudadano; no se aceptó nuestra propuesta y al contrario, se decidió hacer el incremento parejo sin distinguir si en realidad era necesario o no”, manifestaron.

También se aplicarán aumentos por análisis de un 10 por ciento, y en trámites otro 10 por ciento, aproximadamente, pero trabajo debió ser un poco más meticuloso con lo que se incrementaría concepto por concepto, insistieron, “faltó hacer más de trabajo en lo que respecta a cálculo de incrementos”.

Además, no todos los materiales que se requieren en el organismo son comprados en dólares y la mano de obra tampoco debió aumentar en la misma proporción, precisaron.

Se trata de las políticas que propone el nuevo director de Oomapas y su Junta de Gobierno como organismo autónomo, lamentaron, mismo que no tomó a consideración ninguna de las recomendaciones que se les hicieron por parte de la oposición del Cuerpo Colegiado.

Afectación a ladrilleros

Parte del análisis que hicieron los regidores menciona también su descontento ante el incremento por predio que tendrán los ladrilleros en sus nuevos terrenos, que el Gobierno Municipal pretende ascienda a un 25 por ciento.

Este cobro fue de 40 mil pesos en 2016, pero ahora se estarán pagando 50 mil, con lo que el Ayuntamiento sacará casi 500 mil pesos por hectárea cuando al municipio le fue mucho más económica la adquisición de esos terrenos, advirtieron.

Por este motivo, expuso el regidor Carrasco Encinas, la fracción panista se abstuvo de votar el punto pues aunque consideran que se ha logrado un buen avance en el tema de la reubicación de los ladrilleros, incrementarles el costo a 25 por ciento no va a garantizar que se logre el objetivo de reubicarlos.

“Creemos que no es lo más correcto, la verdad hay que escucharlos un poco más, ellos dicen que para empezar el perímetro del terreno no les alcanza, y por otro lado la utilidad que tiene no es suficiente”, afirmaron los priístas.

Todo se les va en gasolina, agregaron, además de que no se trata de “hacer negocio” con eso.

Ante el señalamiento de la oposición, el presidente municipal argumentó que el incremento e el costo se debe al cambio de uso de suelo de los predios a “Industria pesada”, lo que les añade una plusvalía muy importante, además de que se contará con todos los servicios, sin embargo, sólo el tiempo lo dirá, apuntaron.

En suma, concluyó Carrasco Encinas, el proyecto de Ley de Ingresos 2017 se percibe como una “mala asignación de recursos” mientras que de manera irresponsable se están subiendo los costos a los servicios de Oomapas.

Acerca de si se espera que el próximo año sea difícil para el municipio económicamente hablando opinó que no, pero en que en caso de que lo sea es el Ayuntamiento el que tiene que apretarse el cinturón antes de recargar todo el peso en los ciudadanos. @

 

 

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros