Semanario Contraseña

La clave de la información

De terror, el precio de la gasolina en 2017

En un polvorín que amenaza con estallar peor que en Tultepec se encuentra convertido el país, luego del anuncio hecho por la Secretaría de Hacienda en el sentido de que a partir de enero de 2017 se “liberará” el precio de la gasolina, que de entrada implica aumentos del 20 por ciento a los combustibles, lo que inevitablemente traerá una escalada inflacionaria. Indignados, porque Peña Nieto había prometido que con la Reforma Energética ya no habría más “gasolinazos” mensuales –“ahora serán semanales”, le enmendó la plana un cartonista–, la sociedad mexicana expresa su repudio en redes, mientras que los partidos políticos se echan la bolita.

 

Humberto Melgoza Vega

 

Mientras que los mexicanos se mantenían atentos a la cándida historia de los XV de Rubí, en un mundo idílico como nos tiene acostumbrados Televisa, el anuncio hecho por el secretario de Hacienda de que a partir de enero de 2017 se “liberará” el precio de los combustibles, lo que traerá de entrada un mega-gasolinazo de 20 por ciento de incremento, los trajo de golpe y porrazo a la triste realidad.

El estupor, la esperanza de que se tratara de una broma de mal gusto por el Día de los Santos Inocentes, pronto se convirtió en rencor, impotencia y coraje el cual fue expresado con más fuerza en redes sociales donde están buscando a quien la hizo se las pague, además de convocar a un boicot de consumo de gasolina y todo tipo de manifestaciones y protestas contra el gobierno de Peña Nieto.

No hay nada que temer, dijo el secretario de Hacienda, Juan Antonio Meade Kuribreña, al tratar de justificar la dolorosa medida.

Resultado de imagen para gasolinazo 2017

Presumió que en lo subsiguiente, el precio de la gasolina ya no dependerá de factores tributarios o políticos del gobierno sino que se regirá en función del mercado internacional, vaivenes en los que a veces podrá subir, y a veces podrá bajar.

Con la nueva modalidad anunciada por Hacienda, a partir de enero el país se dividirá en 90 regiones, lo que significa que habrá 90 precios diferentes en la gasolina y el diesel, en función de la cercanía que tengan las estaciones de gasolina de las refinerías o instalaciones de Pemex, y si el combustible es transportado en pipas o por oleoducto.

De acuerdo a la información oficial, durante todo enero el precio de la gasolina se mantendrá sin variaciones, las dos primeras semanas de febrero tendrá un ajuste semanal y a partir del 18 de febrero  los precios máximos serán fijados diariamente, por lo que el precio de cada litro de gasolina podría ser más caro o más barato de un día para otro.

Lo que no dice Juan Antonio Meade es que con este “gasolinazo premium” todos los productos y servicios se volverán más caros, porque todo se mueve con gasolina, lo que agravará la situación en la frontera por el precio del dólar y por el fin de la homologación con el costo de la gasolina con Estados Unidos.

“Se trata de un robo en despoblado”, manifiesta el senador de la república por el PAN, Francisco Búrquez Valenzuela.

Comenta: “Esta mañana un familiar mío echó gasolina en Tucson, Arizona, y le cuesta, redondeando, 9.00 pesos el litro y aquí a partir del día primero nos quieren engañar con un precio por litro de 18.00 pesos, el doble, y piensas dónde se está quedando la tajada…”.

Refiere que más del 50 por ciento de los combustibles es importado de los Estados Unidos y fustiga: “Ante el fracaso de Pemex, la quiebra en la que se encuentra por la corrupción, ¿por qué nos quieren ver la cara a los mexicanos y permitirle al Ejecutivo este tipo de atropellos desde el Congreso, que debería ser el contrapeso?”.

La aplicación del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas Magna, Premium y diesel generará al gobierno federal ingresos por 73 mil millones de pesos, el 40 por ciento más de lo que Hacienda programó recaudar por el mismo concepto en 2016, publicó en su página web El Financiero.

“Si a ese precio máximo que quieren poner, de casi 18.oo pesos por litro, si le quitamos los 6 pesos del IEPS quedaría en 12 pesos, que es el precio máximo que la gasolina debería tener en México”, expone.

“Yo te quiero decir que la gente está al borde de un estallido social, esta es la gota que derrama el vaso, no veo conciencia en la clase política, está perdida, en el fondo esto representa la destrucción del sistema político mexicano, que se está cayendo a pedazos; necesitamos que haya una conducción ordenada de las finanzas”, advierte.

Tan pronto se conoció del aumento de la gasolina con la llegada de 2017, ciudadanos en todo el país comenzaron a convocar por redes sociales y por grupos de Whatsapp a un boicot de consumo de combustible en contra de Pemex por tres días, previo llenado de los tanques de los vehículos antes de que termine el año.

También, para el 2 de enero se está convocando a la realización de protestas, que se antojan todo menos pacíficas, en las plazas públicas y centros de gobierno de los principales municipios del país, para exigir a los gobernantes que intervengan para detener esta “barbarie”.

En esta vorágine, algunos personajes como el diputado perredista Jesús Zambrano se subieron a la campaña de resistencia, en este caso con un tuit que decía “Hagamos una revolución pacífica, sin disparar un solo tiro, ante un gobierno mentiroso y traidor, somos más los ciudadanos que el gobierno”, situación que le valió el repudio en redes sociales, al recordarle su colaboración en el Pacto por México y su servilismo hacia Peña Nieto.

El anuncio del desproporcional aumento de gasolina también le pegó un embarradón mediático al PAN, entusiasta promotor de la famosa Reforma Energética, afanado en deslindarse y aclarar que nada tiene que ver una cosa con la otra, mientras que Andrés Manuel López Obrador y sus seguidores están capitalizando la tragedia a su favor con el siempre odioso “se los dije”.

Resultado de imagen para pancho burquez

“La única manera que yo veo de poder dar reversa a esto es mediante la presión ciudadana”, considera el senador Búrquez, “esa inconformidad que se está expresando a través de redes sociales va a encontrar cauces de conducción, yo estoy haciendo la parte que me corresponde”, dice.

“En este río revuelto la mentira más grande la ha dicho la izquierda al relacionar este nuevo aumento con la reforma energética, pero aún no hay apertura comercial, eso se va a dar en el futuro, el desgarriate es ahorita por el excesivo impuesto que le aplicaron”, sostiene.

“El gobierno federal tiene que eliminar el IEPS y reconocer que tiene que bajar su gasto, su enorme gasto dispendioso y corrupto e ineficiente en 300 mil millones de pesos, que es lo que se está embuchacando el gobierno año con año desde que decidió quedarse con las utilidades en lugar de transferirlas en servicios a los ciudadanos”, apunta.

“Peña Nieto ha perdido toda la credibilidad, y no nada más Peña Nieto, toda la clase política que se tapa con la misma cobija”, insiste.

Defiende Reina la Reforma Energética

El alcalde Enrique Reina no se arrepiente, por el contrario, se enorgullece de haber impulsado con su voto la Reforma Energética, porque considera que es necesaria para el país.

Recuerda que desde los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón el PRI en la Cámara de Diputados la había venido frenando, para solapar la corrupta complicidad entre Pemex y el sindicato.

Señala que desde 1938 con el Tata Lázaro Cárdenas se nacionaliza el petróleo, que estaba en manos de los americanos, hasta el 31 de diciembre de este año será historia que un solo ente, en este caso Pemex, tenga la facultad de extraer, refinar y vender los derivados del petróleo. La competencia deberá generar mejores condiciones para los consumidores, estima.

El precio de los combustibles que entrarán en vigor a partir de enero no están ligados con la reforma energética, sostiene.

“Intervienen cuatro factores que son importantes, un precio de referencia internacional, el impuesto especial, el IEPS, el porcentaje que tienen en el traslado del producto y la utilidad para el que vende, y el IVA; el IEPS solo existe en México y eso  hace menos competitivos los precios de la gasolina”, explica.

Se han tomado malas decisiones en el gobierno de Peña Nieto, corrupción, menos obra, inseguridad, ver de dónde se hacen de más recursos, esto nos ha pegado el tiro de gracia a los mexicanos, finaliza. @

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros