Semanario Contraseña

La clave de la información

Caos nacional por gasolinazo

Esta primera semana del 2017 México despertó a una nueva realidad: angustia, incertidumbre, paranoia y caos en medio de protestas y manifestaciones de todos lados es lo que a menos de una semana de haber iniciado el año ha generado el incremento en el precio de la gasolina a nivel nacional

 

Bibiana García Garza

 

SAN LUIS RIO COLORADO.- Para abonar a la ya tradicional ´cuesta de enero´ – y con creces- este año 2017 se levantó con el pie izquierdo para recibir el mayor incremento en el precio de las gasolinas de los últimos años, uno que ha generado protestas, manifestaciones, inconformidad y repudio por parte de una gran mayoría de ciudadanos en todo el país.

 

Se trata de un aumento de hasta el 20 % que arrastrará consigo otra escalada de sendos incrementos, inicialmente de tarifas eléctricas, y en consecuencia, de productos de la canasta básica y otros impuestos, según vaticinan tanto expertos como comerciantes, contribuyentes e inclusive gobiernos estatales y municipales.

 

Como nunca antes, el descontento que se ha puesto de manifiesto ha sido generalizado y el tema ha acaparado todos los reflectores en los últimos días así como encabezados a través de los diferentes medios de comunicación, todos con diferentes enfoques pero centrados en la crisis social, política y económica que se viene encima a raíz de esta caótica situación financiera.

 

San Luis Río Colorado no ha sido la excepción pues desde el primero de enero tanto ciudadanos como dirigentes de organismos y cámaras empresariales y también políticos de los diferentes partidos políticos -excepto el PRI- han empezado a alzar la voz ante lo que se considera a todas luces como una injusticia y una evidencia más de la desigualdad que se vive en el país desde hace décadas y ha recrudecido con el paso del tiempo.

Mostrando DSC_4701.JPG

La indignación ciudadana se ha alimentado igualmente por el repudio ante el reciente bono millonario que se auto-regalaron los diputados federales esta Navidad, así como por los sueldos que reciben, ya considerados insultantes frente al salario mínimo del trabajador promedio en México.

Como se recordará, sólo por el “bono navideño” o “bono secreto”, los 500 legisladores recibieron en promedio 450 mil pesos el pasado fin de año, 140 mil en aguinaldo más su dieta mensual y apoyos económicos por alrededor de 160 mil pesos, lo que en total representó para el erario público un monto de 225 millones de pesos.

Estos hechos de contexto contrastan con los argumentos que ha ofrecido el Gobierno Federal para justificar el aumento a las gasolinas so pretexto del alto precio internacional del petróleo.

Para rematar, en el caso de San Luis Río Colorado no se está aplicando el subsidio fronterizo que se había prometido para la zona por lo que ciudadanos y gasolineros han empezado a romper el silencio y la apatía para exigir al Ejecutivo, al igual que manifestantes en todo el país, que reconsidere la medida y dé marcha atrás al desmesurado incremento.

Como se recordará, Sonora fue dividida en ocho regiones con dos “áreas fronterizas especiales”, que incluye a este municipio con el fin de que la gasolina se vendiera a 12.81 el litro de Magna y 15.35 el litro de Premium (roja).

Sin embargo, hasta la fecha ese subsidio no se ha podido aplicar toda vez que el Gobierno Federal solicita a las empresas distribuidoras que absorban ese costo y que dentro de unos meses serán retribuidos.

Como resultado, se han desatado las manifestaciones desde el inicio de esta semana tanto en la ciudad como en la caseta del Puente Río Colorado en donde los inconformes han estado dejando el pase libre a viajeros y elevando sus clamores, dicen, hasta donde puedan llegar, también con la ayuda de la inmediatez de las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Todos en contra

Hasta el momento, no es posible encontrar a una sola persona que no manifieste algún tipo de inconformidad por el incremento en el precio de la gasolina y a pesar de la apatía que siempre ha imperado en esta ciudad, los ciudadanos han optado por unirse a distintos tipos de manifestaciones tanto en las calles como en Facebook y Twitter.

El reclamo también ha ido adquiriendo tintes políticos y de otros más que responsabilizan directamente al Presidente Enrique Peña Nieto por el aumento así como a diputados y senadores de los diferentes partidos.

El pasado 02 de enero un grupo de personas se apostaron en el muro de la línea de cruce fronterizo a la altura de la calle 22 para empezar a pegar cartulinas contra el gasolinazo evidenciando que no están de acuerdo con la medida y que más que otros aumentos e impuestos, esto sí ha calado hondo en el bolsillo de los mexicanos y de los sanluisinos.

Al día siguiente, también trabajadores del volante de la ciudad y pertenecientes a diferentes sindicatos realizaron su propia manifestación pues este aumento en la gasolina les afecta de manera directa y no les deja a ganar casi nada porque, como dicen, “todo es para el concesionario y para la gasolina”.

Con ello se vislumbra también que se quieran incrementar las tarifas tanto en taxis como peseras, aunque por el momento no existe ninguna autorización por parte de la Subdelegación de Transportes para aplicar aumento de tarifas.

Por la tarde del miércoles otro grupo de ciudadanos acompañados de regidores del PAN, su dirigente, David Castillo, y ex funcionarios de gobierno del albiazul se instalaron en la caseta de peaje Río Colorado para dejar pasar a transportistas y automovilistas sin pagar durante poco más de dos horas.

La respuesta ciudadana fue de absoluta solidaridad, sólo bastaba escuchar el sonar del claxon de los carros, camiones y tracto-camiones que por ahí circulaban y las muestras de apoyo de personas que saludaban y alzaban su pulgar en señal de aprobación.

La manifestación se repitió el miércoles a mediodía, esta vez encabezada por algunos dirigentes, militantes y simpatizantes del PRD, quienes de igual manera hicieron acto de presencia en el cruce del puente que divide Sonora de Baja California y recibieron el apoyo de los viajeros.

Cabe mencionar que la participación de los partidos políticos en estas protestas igualmente han dado pie a críticas y a señalamientos de que el movimiento “anti-gasolinazo” ha tendido también a politizarse, aunque por el momento el ciudadano parece estar más molesto por lo que consideran “un robo a manos llenas”.

En medio de dichos movimientos, además, surgen voces que hablan de sus necesidades como padres de familia o como obreros que además de sobrevivir y enviar a sus hijos a la escuela, tienen que pagar impuestos cada vez más costosos.

Al igual que el ciudadano, también los organismos empresariales advierten el mismo escenario caótico en materia económica a raíz del gasolinazo pues así como ya se anunció también un incremento del 20 por ciento en tarifas eléctricas industriales, de servicios, domésticas y comerciales, gradualmente han aumentado precios de productos y servicios, aún sin autorización.

Quienes han participado en las protestas advierten también que continuarán y cada día se suman más a externar su molestia ante el gasolinazo, considerado como el golpe económico más duro que ha recibido el país en los últimos años.

Subsidio fronterizo

Mientras tanto, en las gasolineras locales el fin de la homologación de precios de gasolina desde el 1 de enero ha significado pérdidas pues una gran parte de los automovilistas ahora se enfilan diariamente a cruzar a Estados Unidos en donde la gasolina se vende por hasta seis pesos más barato el litro, tomando en cuenta el tipo de cambio actual.

Y es que luego del incremento en San Luis Río Colorado la gasolina Magna subió de 11.36 a 16.17 pesos; la Premium (roja) de 13.78 a 17.95 pesos el litro y el Diésel de los 14.63 a los 17.29 pesos el litro, a pesar de que se debería respetar el precio de “zona fronteriza especial” al que se supone está sujeto el municipio.

Los expendedores de gasolina de los municipios fronterizos que recibirían el apoyo – también Nogales- rechazaron aportar el subsidio fronterizo de 3.6 pesos el litro para vender a 12.81 pesos el litro de gasolina, como lo plantea el Gobierno Federal.

Al respecto, Ignacio López Chaira, dueño de una de las más conocidas empresas expendedoras de gasolina de la ciudad, comentó que es imposible pagar el subsidio que el gobierno les solicita que paguen.

“Quieren que lo paguemos los gasolineros pero ¿cómo lo vamos a pagar nosotros? ¿con qué lo vamos a pagar? Nosotros no podemos financiar al gobierno”, externó.

Mostrando DSC_4664.JPG

En ese sentido, admitió que el gobierno les ha ofrecido reponerles el gasto dentro de un plazo de 90 días sin embargo, por el momento no es una opción pagar y dejar de percibir utilidades para sus negocios.

López Chaira puso como ejemplo que si en un día vendiera 10 mil litros, de subsidio fronterizo tendría que pagar al Gobierno Federal hasta 33 mil 600 pesos, lo que en un mes son más de un millón de pesos.

“Yo no tengo ese dinero para pagar y si lo tuviera tampoco lo iba a pagar porque no es más el financiamiento para el gobierno y cómo puede ser eso, ¿de dónde vamos a sacar ese dinero? La utilidad sería raquítica, lo que queda son centavos, no llegaría ni al peso, y es imposible”, asentó.

Los expendedores de gasolina actual son de los más perjudicados en estos momentos, agregó, pues viven en la incertidumbre respecto a estar a la expectativa y ver qué es lo que va a pasar.

“Es una situación muy difícil para nosotros y para toda la gente, es un problema muy serio, ahorita estamos vendiendo la gasolina a como nos la dan, tal cual, y sí nos ha bajado la clientela, se van para Estados Unidos nomás”, lamentó.

En los más de 40 años que tiene su empresa en esta ciudad, mencionó López Chaira, sí le ha tocado ver muchas crisis y aumentos en el precio de la gasolina, no obstante, confiesa nunca antes haber vivido una crisis como esta en la que se vieran cambios tan drásticos.

Por último, señaló que tanto él como otros expendedores se mantienen a la expectativa y esperando una respuesta en torno a lo que se tiene que hacer frente a este problema en el que el Gobierno pide que sean ellos quienes paguen el subsidio cuando en realidad no es factible para ellos como empresarios: “… si el gobierno no tiene, menos nosotros”. @

 

 

Deja un comentario

× Platique con nosotros