Precaución: la engañosa luz naranja de la pandemia

No Comment Yet

A partir de esta semana y por acuerdo del Consejo Municipal de Salud que se tomó en serio lo del semáforo naranja decretado por el gobierno federal, se acordó la reapertura de negocios no esenciales, como restaurantes, gimnasios, el cine y las iglesias en San Luis Río Colorado. Nuestros vecinos de Mexicali hasta los casinos reabrieron. Solamente ayer se registraron 46 nuevos casos positivos de Covid-19 en esta frontera.

Manuel Cuen y Carina Arguilez

SAN LUIS RÍO COLORADO. En esta frontera estamos lejos de ser considerado como uno de los municipios de la esperanza.

Así se definieron, en mayo pasado, a aquellos municipios que en los últimos 28 días no hubieren tenido nuevos casos positivos de coronavirus y cuyos municipios vecinos, tampoco. Solo así se podría regresar a la “normalidad”, luego se le llamó “nueva normalidad”, porque ya nada será igual tras la pandemia.

Los 46 nuevos casos positivos de residentes sanluisinos del total de los 345 registrados este jueves por la Secretaría de Salud de Sonora indican que la curva de la pandemia sigue sin aplanarse y que el virus se encuentra tan activo como al principio.

No somos de los municipios con más altos niveles de contagio del país, pero hemos acumulado mil 171 casos positivos a la enfermedad y 158 sanluisinos han perdido la batalla contra el virus.

Por lo que respecta a nuestros vecinos,  estamos perdidos, porque Mexicali tiene alrededor de seis veces más contagios y Yuma igual.

Afortunadamente, Peñasco, Sonoyta y Caborca andan por debajo de nuestras cifras.

Hasta el cierre de esta edición, por ejemplo, Yuma acumulaba 9 mil 794 casos y 210 muertes.

Con estas cifras, más que esperanza, lo que podemos tener es temor de que las cosas se agraven.

*Semáforo en naranja

Hoteles, restaurantes, cafeterías, peluquerías, estéticas, cines, iglesias y otros establecimientos comerciales están autorizados para abrir a partir del lunes 20 de julio, siempre y cuando observen las medidas sanitarias y solamente al 50 por ciento de su capacidad y en algunos de los casos a solamente el 25 por ciento.

En Sonora empezó ya el semáforo naranja, en acuerdo con el semáforo epidemiológico por COVID-19 del Gobierno Federal.

La gobernadora Claudia Pavlovich advirtió a los sonorenses no bajar la guardia y seguir extremando precauciones. Hay que continuar, dijo, con los protocolos sanitarios como se han aplicado con el nivel de alerta máxima, para disminuir el número de personas contagiadas y los decesos por esta enfermedad.

En semáforo rojo, únicamente se reactivarán las actividades esenciales y continuarán las medidas de salud pública y laborales. El espacio público permanecerá cerrado, las personas vulnerables aún no podrán salir y las actividades escolares no serán presenciales.

En semáforo naranja, las medidas de salud pública y de trabajo se mantienen, se regresará a las actividades no esenciales de manera reducida. Se abren los espacios públicos pero de manera reducida, las personas vulnerables podrán salir pero con las medidas máximas de seguridad sanitaria.

Siguen suspendidas las actividades para eventos masivos, los bares y los salones de fiesta. No puede haber ferias ni eventos de playa. Puede haber eventos deportivos, pero sin público, a puerta cerrada.

Los hoteles podrán abrir, pero con una ocupación hotelera que no rebase el 25 por ciento. Los restaurantes y las cafeterías, podrán abrir desde las 6:00 de la mañana y hasta las 9:00 de la noche, con una ocupación del 30 por ciento. Podrán ofrecer servicio para llevar, hasta las 10:00 de la noche. Los mercados y supermercados seguirán abiertos, con un cupo de hasta en un 50 por ciento.

Gimnasios, albercas, centros de masaje, spa, cines, teatros, museos, centros comerciales, centros nocturnos y salones de eventos siguen suspendidos.

En San Luis

De manera responsable y siguiendo los protocolos de salud y prevención, el Comité Municipal de Salud votó a favor este miércoles, de la reapertura de los comercios considerados como no esenciales.

El grupo integrado por representantes de los sectores de la población tomó la decisión en base al ordenamiento de las autoridades de salud, quienes consideraron que San Luis Río Colorado está en fase naranja con la pandemia del coronavirus.

El Comité Municipal de Salud fue claro al asegurar que los bares, antros y cantinas podrán abrir con medidas sanitarias cuando el municipio esté considerado en color amarillo, y las escuelas en color verde.

Cámaras, empresarios, autoridades, sector salud y sociedad civil, consideraron que aún no es tiempo de cantar victoria, por lo que tanto empresarios como consumidores deberán de aplicar todos los protocolos de salud existentes.

Entre los servicios y lugares que podrán aperturar sólo con el 50 por ciento de ocupación están los hoteles, restaurantes, cafeterías, peluquerías, estéticas, barberías, parques, plazas, espacios públicos, albercas y centros deportivos; además los SPA, centros de masaje y gimnasios, éstos últimos únicamente por cita.

Los cines, museos, teatros, centros religiosos y comerciales, funcionarán con una capacidad del 25 por ciento, los casinos continuarán cerrados hasta que el semáforo esté en verde, y las playas del poblado Golfo de Santa Clara se abrirán por horarios y de acuerdo a la capacidad que se observe.

El ayuntamiento aseguró que el sector comercio no aguanta más esta crisis económica y que basados en disposiciones federales, es como se inicia con la reactivación económica, pero de una manera muy responsable.

Por medio de un comunicado de prensa, informaron que: “Se abrirán los comercios no esenciales, pero bajo una vigilancia que permita la operación segura, es por eso que pedimos a los comerciantes observar todas las medidas y protocolos de seguridad, y a los clientes o usuarios respetar todas las medidas sanitarias, para evitar volver a los números rojos”.

Por parte del Ayuntamiento se dispondrá de cerca de 20 inspectores, quienes vigilarán que las normas sanitarias sean cumplidas, al igual que lo harán las autoridades estatales por medio de la Secretaría de Salud y sus dependencias.

Baja California, en rojo

Aún cuando a Baja California se le permitió pasar a semáforo naranja, el Gobierno del Estado anuncio el miércoles que esta semana del 20 al 25 de julio seguirían en rojo, a razón de que la entidad se encuentra en una situación especial donde el riesgo de contagio por países y estados vecinos es grande.

Lo más importante no es llegar, sino pasar a cada coloración con estabilidad para no retroceder, dijeron.

Así estamos, lejos, lejísimos de la esperanza, pero mucho más cerca del temor por un posible rebrote de la pandemia. @

Humberto Melgoza Vega
Up Next

Notas Relacionadas

× Platique con nosotros