Semanario Contraseña

La clave de la información

Balacera. Pleito entre presuntos narcos

El enfrentamiento a balazos suscitado la noche del pasado miércoles en céntrico domicilio de la ciudad encendió los focos de alerta por el uso de armas largas en un aparente “ajuste de cuentas” que no alcanzó a ser concretado porque los objetivos repelieron el ataque. Además del saldo de 3 heridos de gravedad, el escándalo se trasladó a redes sociales donde políticos de oposición acusaron que las autoridades “están rebasadas por la delincuencia”.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Luego de largos meses  de aparente calma, la noche del pasado miércoles volvieron a retumbar las armas largas en una nutrida balacera en plena zona residencial de esta frontera.

Se presume, de acuerdo a las primeras pesquisas de la policía, que se trató de un enfrentamiento entre bandas de la delincuencia organizada que operan en esta región que divide a Sonora con Baja California.

Como saldo del enfrentamiento se reportaron tres heridos de gravedad, quienes fueron traslados para  su atención y bajo custodia a hospitales de Mexicali y Yuma, no había reportes de que alguno de ellos hubiera fallecido hasta el cierre de esta edición.

Además, la balacera generó un escándalo en redes sociales, alimentado por militantes del Partido Acción Nacional (PAN), quienes inundaron los muros virtuales de Facebook con ácidas críticas hacia la Policía Municipal, refiriendo que “está rebasada” por la delincuencia, algunos comentarios fueron de apoyo pero muchos cuestionaron el oportunismo político con un tema tan delicado como la seguridad pública.

Enfrentamiento

Apenas caía la noche del miércoles cuando la tranquilidad del pueblo se vio trastocada por una cruenta balacera que se desató en un domicilio de la avenida Guadalupe Victoria entre las calles 20 y 21.

En algunos videos grabados por vecinos del sector y que fueron profusamente compartidos en redes sociales y por mensajes directos de Messenger y WhatssApp se escucha una intensa intercambio de disparos, que incluye detonaciones en repetición y ráfagas de armas largas, enfrentamiento que se prolonga entre uno y dos minutos.

Tras el recibir el reporte en el número 911 de emergencias se activó el Código Rojo y al lugar se abocaron los tres niveles de gobierno, Policía Municipal, Policía Estatal, elementos del Ejército Mexicano y de la Fiscalía General de la República (FGR), quienes acordonaron el área e iniciaron con las primeras indagaciones.

De acuerdo a la información con la que hasta ahora se cuenta, en el ataque habrían participado un grupo de hombres fuertemente armados, a bordo de al menos dos vehículos, quienes fueron directo sobre el domicilio donde hay el letrero de una estética.

Cuando se disponían a iniciar la emboscada desde  adentro del domicilio repelieron la agresión y así fue como inició la lluvia de balas que provocó el pánico entre los vecinos del sector quienes se guarecieron para evitar alguna bala perdida.

Tras el tiroteo y la inminente llegada de las autoridades los agresores, que resultaron agredidos, escaparon de la escena del crimen, dejando malheridos a Víctor Elías N, de 32 y a Mark Anthony N, de 29.

A bordo de ambulancias de la Cruz Roja fueron trasladados al Hospital General de la ciudad y tras ser estabilizados, Víctor Elías fue llevado para su atención a Mexicali mientras que Mark Anthony fue llevado a Yuma, Arizona, con cuatro heridas de bala en el cuerpo, uno en la cabeza.

Un tercer herido durante la balacera llegó por sus propios medios al Hospital Migoo sobre la calle 7 donde fue custodiado por la policía y posteriormente llevado a Mexicali debido a la gravedad de las lesiones. Fue identificado como José Alberto M, quien traía una identificación con domicilio de Tijuana.

Siguiendo con las pesquisas se localizaron los vehículos en los que llegaron los atacantes, la Expedition 2019 con reporte de robo en California y varios cargadores de arma larga en su interior, fue encontrada en el callejón Obregón y 20 y un Jeep Wrangler también 2019 y con reporte de robo, a la altura de la avenida 5 de Mayo entre 18 y 19.

Estos vehículos fueron ubicados por la policía como parte del parque vehicular que  utiliza el grupo delictivo que opera en esta frontera, originario del sur del estado.

Ayer el área se encontraba resguardada por policías y soldados en espera de que fuera emitida la orden de cateo por un juez para entrar y sacar alguna posible evidencia constitutiva de delito; mientras que dos de los heridos permanecían bajo custodia policiaca en el hospital Almater de Mexicali.

Aunque una balacera así de espectacular no se registraba en San Luis desde diciembre de 2019, cuando policías abatieron a “El Charal”, peligroso sicario del valle de Mexicali, el primero en encender el debate tras el enfrentamiento del miércoles fue Joel Reina Lizárraga.

“Rebasadas totalmente las autoridades, la inseguridad no puede dar más (sic), aquí también, San Luis Río Colorado. Tarde de enfrentamiento muy fuerte”, escribió el hermano del ex alcalde Enrique Reina, quien se enfrascó en alegatos con simpatizantes morenistas, algunos bastante fanáticos, incluidos trolls.

David Castillo, ex dirigente local del PAN y aspirante a candidato puso: “Nefastas nuestras autoridades de todos los ámbitos en la gran problemática de inseguridad, creen que con el hecho de no hablarlo se acaba el problema, ¡pónganse las pilas!, por los ciudadanos de paz, por nuestros hijos y por nuestro pueblo ¡NO DEJEN QUE SE ENRAÍCE EL PROBLEMA! (sic)”.

En el “nado sincronizado” también participó Isaac Chávez, dirigente municipal del PAN: “Nuevamente nuestra ciudad es azotada por hechos violentos, por desgracia resurgen las terribles balaceras y nuestras calles se tornan inseguras.

“El gobierno está totalmente rebasado por este fenómeno, solo nos resta tomar las medidas personales y cuidar de nuestra familia”, escribió.

 

Puntillas

El jefe de la Policía Municipal, Luis Manuel Lugo Durón, rechazó que la autoridad esté rebasada por la delincuencia, como plantearon algunos personajes de la política local a raíz del enfrentamiento la tarde-noche del miércoles.

Recordó que en este evento, de acuerdo al protocolo establecido en la Mesa de Seguridad, asistieron los tres órdenes de gobierno, la Policía Municipal para brindar perímetro y las autoridades estatales y federales, que son las que encabezan la investigación correspondiente, por el intento de homicidio y la presunción de delincuencia organizada y la presencia de armas de uso exclusivo del Ejército y las Fuerzas Armadas, respectivamente.

“Si hay lesionados, como en este caso, solicitamos la presencia de  la ambulancia para que los heridos sean trasladados a un nosocomio, no se toca para nada la escena del crimen”, apuntó.

“Por supuesto que no estamos rebasados, la misma sociedad se ha dado cuenta que desde que llegamos se redujeron los índices delictivos, ahí está el semáforo delictivo que no me deja mentir”, expuso.

“Esto de los delitos de alto impacto es algo que se viene arrastrando de años anteriores, nosotros como Policía seguimos cumpliendo con mantener la paz y la tranquilidad y si llega a  haber un desorden, nuestra obligación es restablecer el orden público, en coordinación con los tres órdenes de gobierno…”, manifestó el comandante Puntillas.

“Nuestra misión como Policía Preventiva es garantizar la seguridad pública, los delitos patrimoniales, nuestra obligación es mantener la paz y el orden, aun con el estado de fuerza que tenemos, por eso estamos reclutando nuevos cadetes y el alcalde nos está apoyando con equipamiento, armas y vehículos…”, concluyó. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros