Tony Reyes: 40 años en la farándula

No Comment Yet

“A nosotros nos frustra mucho pensar que se invierta tanto dinero en construir un muro entre países y comunidades que quieren estar juntas…”, expone el político y líder comunitario de origen mexicano.  

 

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- En su currículum presume el récord como el alcalde que más tiempo ha durado en San Luis, Arizona, más de diez años; y como supervisor del Condado de Yuma no hay quién le haga sombra, en los últimos cuatro años ya mejor prefieren no postularse para el cargo.

Se ha codeado con figuras nacionales como el finado senador John McCain y la ex gobernadora Janet Napolitano y actualmente está celebrando el 40 Aniversario del Comité de Bien Estar, con el que ha ayudado a muchas familias y espera seguir haciéndolo durante 40 años más.

Sin dejar el sombrero vaquero, tejana para los pochos, a la par de la inexorable pérdida del cabello –el tiempo no perdona–, en el american way of life reafirmó su gusto por el rock y desde entonces no ha dejado de escuchar a clásicos como The Beatles, The Rolling Stones, sus favoritos… hasta los Caifanes, que lo remontan a su idioma nativo, aunque de repente se le olviden las palabras en español.

Nada mal para un ranchero originario de Navolato, Sinaloa, que llegó como migrante a los Estados Unidos en busca de un mejor nivel de vida y que hoy, convertido en personaje, forma parte del paisaje político y social de esta región fronteriza.

Su nombre de batalla es Tony Reyes, presidente de la Mesa de Supervisores del Condado de Yuma, orgulloso militante del Partido Demócrata y abierto opositor de la reelección de Donald Trump, quien encontró en la política la manera de complementar su gusto por ayudar a las personas a través del Comité de Bien Estar.

“Ojala que no se reelija, con 4 años ya tuvimos suficiente, pero no hay que descuidarnos”, advierte en entrevista realizada vía Zoom, aprovechando los avances de tecnología y para mantener el aislamiento social en lo que termina por ceder la pandemia del coronavirus.

A instancias de Liliana Arroyo, una de sus principales colaboradoras en el Comité, en la plática con el reportero de CONTRASEÑA hablamos de todo: desde las millonarias afectaciones a la economía del Condado por las restricciones en la frontera a causa del Covid-19, la colocación del famoso muro propagandístico de Trump, su relación con el alcalde de San Luis Río Colorado, el morenista Santos González Yescas y también de los primeros 40 años del Comité de Bien Estar del que es director ejecutivo.

Política en tiempos de pandemia

En automático, el primer tema que brincó fue el de las restricciones para cruzar la frontera por causa de la pandemia y que han provocado filas eternas en los cruces de Tijuana y Mexicali hasta de 8 ó 10 horas; en Arizona, los supervisores que hacen frontera con Sonora ven con malos ojos esta medida impuesta por el gobierno federal que ha causado verdaderos estragos en la economía de la región.

“Tenemos un grupo de supervisores y hablando con la supervisora de Tucson de las nuevas restricciones que puso el gobierno federal, los dos estábamos encanijados porque esto debió haberse hecho al inicio de la pandemia y no después de 5 ó 6 meses, cuando los casos están aminorando, no tiene sentido, eso es más bien política”, manifestó.

Por la vecindad y co-dependencia económica, hay un viejo dicho que dice que “cuando a Estados Unidos le da gripe, a México le da neumonía”, ahora en la frontera está aplicando al revés, porque es el Condado de Yuma, que depende en gran medida de los consumidores sanluisinos, el que están viendo severamente afectado su economía, “ya ni gasolina vienen a cargar, para que dejen cruzar a alguien se necesitan estar muriendo”, apuntó.

El fin de semana pasado, Tony Reyes quería venir de paseo al Golfo de Santa Clara, ya tenía planeado el itinerario y los manjares que iban a comer pero uno de sus hijos que vive en Yuma, nada perdido lo convenció de mejor irse a San Diego, a Mission Bay, porque temían hacer una cola de 4 o 5 horas para cruzar de regreso.

“Cuando salgo me gusta descansar y estar tranquilo, porque siempre estoy rodeado de mucha gente, hubieras visto cómo estaba el domingo Mission beach, parecía que no había pandemia ni restricciones, había cientos si no es que miles de gentes, en 80 por ciento sin máscara, sin distancia… si no te importa contagiarte con el virus, al menos que no se lo vayas a pegar a los demás”, lamentó.

Después de meses aciagos a causa del coronavirus, los hospitales saturados, cientos de contagios y muchos muertos el Supervisor en Jefe del Condado de Yuma aprecia la disminución en los casos, basado sobre todo en la ocupación hospitalaria “porque es donde se demuestra la severidad de la infección, hay mucha gente contagiada que ni cuenta se da o que solo les da de manera leve”.

“Cuando había 150 gentes en el hospital, 48 en cuidado intensivo, 23 intubadas entonces sí era una situación grave; ayer oía a un reportero de Telemundo que hablaba de tantos miles de casos en Mexicali pero esa cifra no es real, aquí nosotros les hacemos exámenes aunque no tengan síntomas, y las hacemos gratis, hemos hecho más de 66 mil pruebas… por la hospitalización yo veo que la gravedad del problema sí está aminorando…”, consideró.

 “He estado en contacto con el alcalde Santos González, llevé a la Jefa del Departamento de Salud para que vieran el tema de la pandemia”, agregó.

-Mi permanencia en el puesto tiene que ver mucho con mi filosofía, `no es tanto lo que platiques, sino lo que hagas´ – afirmó.

“A mí me nace, me gusta el trabajo como supervisor y se compagina con lo que hago todos los días de mi vida de ayudar a la gente de bajos y medianos ingresos en la asociación que corro que es el Comité de Bien Estar.  Si eres un buen servidor público la gente te va a seguir apoyando, si no eres un buen servidor público va a salir a flote, va a salir a la luz”, justifica su larga permanencia en un sistema político que permite la reelección hasta el infinito.

Como buen demócrata, partidario de la candidatura a la presidencia de los Estados Unidos de Joe Biden, a quien las encuestas colocan por encima del republicano Donald Trump, Tony Reyes recuerda que la experiencia les dice que no hay que confiarse.

“La vez pasada las encuestas decían que Hillary iba 7 puntos porcentuales arriba de Trump, yo creo que el 99 por ciento de los que participamos en la campaña creímos que iba a ganar Hillary, esa noche yo sé que fue una gran sorpresa para Trump pero una sorpresa y una gran desilusión para nosotros…”, recordó.

Reyes insiste en que no deben confiarse de las encuestas porque en varias regiones del país hay gente con tendencias racistas que de manera encubierta –o abierta—simpatizan con Donald Trump, quien ha fincado gran parte de su popularidad en el discurso anti-inmigrante y de poner muros como el de Berlín en la frontera con México.

Al contrario de ese importante sector, sobre todo de raza blanca que consideran que los migrantes les quitarán los empleos o que se convertirán en la nueva mayoría y tomarán el poder “yo creo que el ser multicolores hace más grande al país, porque al final los Estados Unidos es una nación de migrantes”, destacó.

“Y te lo dice un mexicano nacido en Navolato, Sinaloa, México, que es el oficial de más alto rango en el Condado de Yuma, que es el presidente de la Mesa del Condado de Yuma y que le hemos podido enseñar a los americanos que no venimos a robarles sino a mejorar la calidad de vida de nosotros y nuestras familias y en cierta manera la de ellos también, aunque esto se pierde con la negatividad que este presidente sigue atizando”, enfatizó.

Algunos dicen que no hay que hacerle tanto caso a lo que dice, sino lo que hace, “pero no es así, si yo digo algo así a lo mejor no tiene tanta importancia pero si lo dice el presidente o está sembrando semilla o está generando algún tipo de reacción, y con este presidente que se levanta la mañana en Twitter, estamos más que jodidos…”, exclamó.

Paralelo a su activismo político –la meta es arrebatarles la presidencia a los republicanos–, Tony Reyes está inmerso en los festejos por el 40 Aniversario del Comité de gestión social que preside, los cuales dieron un drástico giro a causa de la pandemia.

Aunque ya no podrán hacer los eventos planeados, exposiciones con ambigú, invitados y toda la cosa, aprovecharán el contexto para modernizar la organización, adecuarse a la nueva normalidad tecnológica y festejar de manera virtual, “yo lo miro como una transformación, una renovación y como una oportunidad de salir adelante”, asume.

“Si a mí me preguntaran cuál ha sido el éxito del Comité, te diría que ha sido la habilidad que ha tenido para adaptarse a los diferentes cambios, al principio les dábamos un lote a la gente, creyendo que con ese empujoncito iban a lograr tener una casa, pero han cambiado tanto las cosas que antes lo que costaba una casa, 60, 70 mil dólares ahora lo vale un terreno; hoy no es factible ni permisible darle un lote a una persona y que pongan una trailita…”.

Resume: “Yo creo que adaptarnos a las nuevas tendencias va a ser la clave de los próximos 40 años, así como la entrevista que estamos haciendo ahorita, en este proceso de renovación, gente joven como Liliana, como Lizeth, que tampoco son chamaquitas, pero que pueden compensar la falta de energía que tengan algunas personas, no yo, porque tengo mucha energía, pero sí hacer una combinación entre el talento y la experiencia que sea más efectiva para los próximos 40 años, no cinco, no diez, se me hacen muy pocos, espero que pasen otros 40 años aquí dándoles carrilla”.

Y para amarrar: “Estamos Contigo es el eslogan que estamos adoptando, porque esto no lo podemos hacer solos, si somos una organización cuya misión es mejorar la calidad de vida de la gente a la que servimos… A veces uno se enfoca en las cosas que piensa que la gente quiere y ya ves lo que nos pasó con la elección de Trump…”. @

Humberto Melgoza Vega
Up Next

Notas Relacionadas

× Platique con nosotros