Semanario Contraseña

La clave de la información

Sector Salud advierte: LA PANDEMIA NO HA TERMINADO

Quienes piensan que lo peor ya pasó, que ya crearon anticuerpos y que existe “inmunidad de rebaño” podrían estar muy equivocados, mientras no haya una vacuna efectiva para combatir el virus y eso sería si nos va bien hasta el próximo año. Actualmente está en marcha una segunda oleada de contagios en gran parte del mundo “y nosotros no estamos exentos para nada”, advierte el doctor Ramírez Wakamatzu.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- El riesgo de contagiarse de Covid-19, tener que ser hospitalizado y eventualmente perder la vida ante la peligrosa enfermedad sigue siendo muy alto ya que el virus se mantiene activo y anda entre nosotros, a veces de manera silenciosa, asintomático.

La vida sigue, el riesgo tambien.

Con el paulatino cambio de semáforos del rojo, donde nos mantuvimos durante casi cinco meses, al naranja y luego al amarillo, que es en el que nos encontramos, la gente cree que ya pueden volver a hacer su vida de antes y relajan la disciplina sanitaria, andan en la calle sin necesidad y hacen pachangas a la menor provocación.

Como dice el viejo y conocido refrán, “Si ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, aunque  parece que en México no aprendimos de la amarga experiencia que acumula a la fecha 87 mil 894 muertos y casi 900 mil contagios en el país desde que se dio el primer brote de la infección en China, Europa y los Estados Unidos.

No lo vimos venir o nos confiamos de que no iba a pasar nada; el sector médico, que ha sido el principal afectado, no estaba preparado, con el equipo necesario, y desde el gobierno se lanzaron mensajes contradictorios respecto a la importancia de usar cubre-bocas en todo momento.

Actualmente, la historia se está repitiendo y parece no tener fin. Italia, España, Francia, Gran Bretaña… presentan un rebrote de la enfermedad, con un pico de contagios más acelerado del que registraron en marzo y abril, situación que los obligó a regresar al confinamiento social, al cierre de lugares “no esenciales” como bares, restaurantes, etcétera y a implantar de manera tácita el toque de queda.

A petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores el cruce hacia los Estados Unidos para residentes locales se extendió hasta el 21 de noviembre, porque el virus no ha podido ser contenido, mientras que en ciudades vecinas como Mexicali se registró un brote masivo durante una boda a la que asistieron 300 personas sin tomar las medidas sanitarias recomendadas.

Hasta dos años

Quienes piensan que lo peor ya pasó, que ya crearon anticuerpos y que existe “inmunidad de rebaño” podrían estar muy equivocados, mientras no haya una vacuna efectiva para combatir el virus y eso sería si nos va bien hasta el próximo año.

El doctor Marco Antonio Ramírez Wakamatzu, jefe de la Jurisdicción Sanitaria No.6,  dibuja un panorama de la pandemia, que hasta la fecha ha dejado 3,079 muertes en el estado, 266 de San Luis, y 36 mil 345 contagios, solo de Hermosillo van 16 mil 710 y mil 991 en esta frontera.

“Evidentemente el número de casos confirmados en San Luis ha disminuido, así como el número de defunciones y hospitalizaciones, sin embargo eso no significa que la pandemia haya terminado, continúa habiendo hospitalizados, se sigan registrando nuevos casos, continúa habiendo muertos todos los días”, expone.

Esta es una situación de responsabilidad individual, manifiesta, cómo me protejo yo y como protejo mi entorno, familiar y laboral, todo lo que me rodea. “Ahorita se están dando rebrotes en todo Europa, Italia, Francia, España, Alemania, Inglaterra…en China hay un rebrote grande en una ciudad, están implementando medidas drásticas, medidas draconianas como meter toque de queda, multar a las personas por no usar cubre-bocas, medidas muy severas porque en un lapso muy corto de tiempo están sobre una segunda ola.

“Y nosotros no estamos exentos para nada de ello, más ahora que va a empezar la temporada invernal, temporada de influenza, que puede crear lo que llaman una sindemia, en la que simultáneamente se produce casos médicos de Covid e influenza, por eso estamos llamando a toda la población de riesgo para que se proteja también de la influenza y se vacune.

“Todos los epidemiólogos a nivel internacional están hablando que cuando menos en los próximos dos años vamos a seguir teniendo casos de Covid y que estos casos se van a estar presentando por oleadas, no por picos, como fue ahora que tuvimos un pico espantoso en julio y agosto…

“Van a subir el número de casos y fallecimientos y luego van a bajar…las oleadas, qué tan frecuentes van a ser y qué tan severas van a ser pues va a depender de que todos nos cuidemos y la regla de 3 es muy sencilla: usa cubre-bocas siempre, cuando salgas a la calle, cuando estés en tu casa pues no; distanciamiento y lavado de manos, esas son las tres cosas son las que nos van a ayudar a salir del charco, a quienes no nos hemos contagiado continuemos sin enfermarnos y a las personas que son muy vulnerables pues que extremen sus precauciones porque son los que más graves se ponen y los que al final del día fallecen.”

 Debemos tener muy claro que esto no se ha acabado, ni se va a acabar pronto, advierte.

Los semáforos son más que nada para la reactivación económica, destaca el doctor Wakamatzu, “la gente tiene que salir a trabajar y echar a andar la maquinaria productiva”.

Puntualiza: “Pero el criterio socioeconómico a veces no es el criterio sanitario, nosotros seguimos con problemas y vamos a seguir sin participar, cuando nos preguntan si ya pueden reabrir esto, nuestra respuesta es no, yo tengo que ser congruente, no es justo tanta chinga que nos hemos parado este año, ha sido un desgaste físico, mental, sicológico, para todo el personal de Salud, terrible”.

Explica que en el sector médico están padeciendo el síndrome de burnout “en el que tienes tanta chamba que te quemas, te fundes, al rato no sabes ni qué estás haciendo. Estás en urgencias, con la sala llena de gente que se pone grave, intubada y que fallecen en tus narices sin poder hacer nada, mientras que ves en televisión que todo mundo anda de party, como en la inauguración del juego de los Yaquis contra los Águilas en Ciudad Obregón, cómo es posible”.

El doctor Wakamatzu considera que los jóvenes “tienen un pensamiento  mágico y dicen que `a mí me va a dar leve, como un catarro´, como el síndrome de Superman, se van de party y al rato regresan a casa donde están sus papás, su abuelita que es diabética, el abuelito que es hipertenso, tengo a mi Tío Chon que fue fumador toda la vida y tiene bronquitis crónica o enfisema y ahí les llevo el virus y a ellos sí se los va cargar patas de cabra…”, lamenta.

“Ya vamos para dos meses en que los casos comenzaron a bajar en San Luis, siguen habiendo casos, pero todavía no se puede considerar como un rebrote y lo más lamentable es que sigue muriendo gente”, sostiene.

Ramírez Wakamatzu ya ha expuesto en el Comité Municipal de Salud la necesidad de aplicar medidas coercitivas, como multas o sanciones para quienes pongan en riesgo a los demás…”hay comunidades, municipios y estados que lo están haciendo obligatorio y hay sanciones económicas para las personas que no traen cubre-boca, que no es nuestro caso”.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria refiere que la Secretaría de Salud mantiene el Centro Covid Anticipa, en avenida Guerrero y 32, “ahí estamos haciendo aún pruebas rápidas, ahí estamos atendiendo a todos los pacientes respiratorios que nos llegan al Centro de Salud, para no mezclarlos con la población en general porque no sabemos si lleva Covid”.

Finaliza: “Ojalá que no estemos pregonando en el desierto y que haya oídos que nos escuchen, por su propio bien y el de su familia”. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros