Semanario Contraseña

La clave de la información

Comando armado. Eran de Los Chapitos

Como si no fuera suficiente con la delincuencia doméstica, autoridades han detectado la presencia de grupos armados provenientes de otras latitudes quienes vienen como refuerzos para seguir peleando la zona entre San Luis Río Colorado y Mexicali. Como los 11 sujetos arrestados el sábado anterior con un arsenal, como si fueran a la guerra, la mayoría eran del mero Culiacán.  

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- En la pelea que se libra en esta frontera por el control de la venta de droga, el sábado anterior el gobierno se anotó un punto a su favor con la detención de un grupo compuesto por 11 hombres fuertemente armados quienes ese mismo día habrían realizado detonaciones contra sendos domicilios, uno de ellos propiedad de un ex policía municipal.

Cerrrada toda la cuadra.

De manera extraoficial se menciona que el grupo de gatilleros serían gente de “Los Chapitos” ya que varios de ellos tenían identificaciones con domicilios de Sinaloa.

En el ámbito policiaco, en las calles y en fuentes de inteligencia suena con insistencia que los escenarios de violencia que se están viviendo entre San Luis Río Colorado y Mexicali es por la ruptura en el cártel de Sinaloa.

Esta semana que estuve en Culiacán por asuntos personales, reporteros comentaron la misma versión: El Mayo Zambada y Rafael Caro Quintero se habrían aliado para combatir a los hijos del Chapo Guzmán, Iván Archivaldo, Alfredo y Ovidio.

Esta nueva guerra que se origina en Sinaloa ya se extiende por Sonora y Baja California con células apoyadas por cada una de las facciones antes aliadas, como ocurre con la frontera entre San Luis Río Colorado y Mexicali.

De los homicidios que se han cometido este año en Mexicali, la mitad han sido en la mancha urbana y la otra mitad en la zona este del Valle, la zona más cercana a San Luis.

En el año 2020 para estas fechas la capital de Baja California acumulaba 46 homicidios con violencia, 9 en enero, 16 en febrero y 17 en marzo;  en lo que va de este año en enero se registraron 13 (4 más que el año pasado), 21 en febrero (cinco más que el mismo mes del año pasado) y 8 en marzo, al que todavía le faltan 12 días para que termine.

Ataque en la calle,

Los crímenes se han cometido sobre todo en la zona del valle agrícola tanto de Mexicali como de San Luis Río Colorado, donde se contabilizan 9 homicidios relacionados con “la maña”, incluido el del martes pasado en la avenida Mérida y calle 30 en plena vía pública.

Reacción

El sábado pasado se encendieron los focos de alarma luego que sujetos armados dispararon en contra de dos viviendas de la ciudad, una de las casas propiedad de un ex policía municipal, donde nadie resultó herido.

El ataque armado se registró antes del medio día y en esta ocasión tal atrevimiento tuvo consecuencias.

Luego de soltar las ráfagas de fuego, el comando se ocultó en una casa de seguridad ubicada en el ejido Las Adelitas, curiosamente en la misma zona donde se encuentra una Base Militar.

Como para ir a la guerra.

Más tarde, el operativo de reacción montado por las policías municipal y estatal, elementos de la Guardia Militar y del Ejército Mexicano arribó a la casa ubicada en la zona desértica donde fueron recibidos a balazos.

Tras el feroz enfrentamiento finalmente las fuerzas del orden lograron someter al grupo de sicarios, 11 en total, junto con dos pick-ups con blindaje –uno con placas de Sinaloa– y un verdadero arsenal compuesto por 8 rifles AK-47, un Barret, una ametralladora Browning, un lanza-granadas y un rifle M-4.

Algunos de los detenidos fueron identificados como José Remedios N, de 29 años, de Mazatlán, Sinaloa, Pedro N, de Tijuana, Adrián N, de Sinaloa, Pedro N, de Culiacán, Jesús N, 34, originario de Culiacán, Mario N, de 26, originario de Cruz de Elota, Jesús N, 35 años, de Culiacán  y Víctor N, también de Culiacán, con 34 años de edad.

El grupo de pistoleros fue procesado por la Fiscalía General de la República (FGR) cuyas oficinas en esta frontera se mantuvieron fuertemente custodiadas por policías y militares para evitar un posible intento de rescate debido al alto grado de peligrosidad.

Bajo los cargos de delincuencia organizada y portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas fueron remitidos ante un juez federal en Mexicali quien les dictó prisión preventiva, en espera de vincularlos a proceso. @

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros