Semanario Contraseña

La clave de la información

El circo, entre la crisis y la defensa de los animales

circo2

Bibiana García Garza

A pesar de que los circos forman parte de un legado cultural milenario en la historia de la humanidad, las empresas constituidas como tales actualmente atraviesan por una de sus peores crisis tanto económica como social, principalmente en México.

La historia del espectáculo como tal se remonta a las antiguas civilizaciones del lejano oriente, como China e India, hasta las de occidente próximo como Grecia, Roma, Egipto o Alemania para el divertimento de niños, adultos, las grandes cortes y las altas esferas de la sociedad, al igual que para las clases media y baja.

Hoy en día, para muchos los circos representan un punto de encuentro entre las artes de acróbatas, malabaristas y espectáculos con animales, mientras que para otros son símbolo de crueldad y maltrato hacia los animales que muchas de estas empresas poseen para su exhibición y lucimiento en diferentes trucos, muchos de estos salvajes como leones o tigres.

Es precisamente a petición de diferentes grupos de protección de animales y ambientalistas que desde el año pasado se han implementado leyes en cuatro entidades del país para prohibir los espectáculos circenses que utilicen animales.

En esa nueva tendencia de ´humanizar´  a los animales, en diciembre de 2013 Querétaro se convirtió en el primer estado que prohíbe el uso de éstos en los circos, a lo que le siguieron Colima, Morelos y Guerrero, mientras que estados como Veracruz, Coahuila, Nuevo León y Chiapas han lanzado iniciativas similares.circo

Ante la situación dueños de circos, domadores, artistas y demás representantes de la industria reiteran que las suyas son empresas socialmente responsables y que se preocupan por el bienestar, seguridad y salud de los animales con los que viajan y laboran.

La tradición que representan los circos enfrentan hoy en día fuertes amenazas como la crisis económica por la que atraviesa el país, principalmente, así como el surgimiento, en los últimos años, de campañas contra los espectáculos circenses que utilizan animales, a lo que quienes se esfuerzan por mantener viva la magia del espectáculo itinerante deben adaptarse para sobrevivir y dar sustento a las miles de familias que dependen de ese negocio

Tal es el caso de Carlos Bastida Sánchez, representante del Circo Atayde Hnos. Sección # 3, que estuvo en esta ciudad por dos semanas en el lote de la avenida Obregón 21 y 22, quien asegura que las denuncias de maltrato animal en los circos se debe, en mayor medida, al desconocimiento de la gente.

Al respecto, reconoció que en efecto existen empresas en el gremio circense que sí pueden llegar a maltratar a los animales con los que trabajan, aunque ese no es el caso, dijo, del circo Atayde Hnos., fundado el 16 de julio de 1888 en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa.

En ese sentido, comentó que a lo largo de 125 años de tradición, la industria del circo hoy en día, ha tenido que adaptarse a los cambios sociales, e inclusive de infraestructura que dictan diversos factores globales como los que tienen que ver con la movilidad o el espacio para instalarse, o para trasladar una gran cantidad de animales como hace un siglo.

** No hay maltrato de animales, asegura empresario circense **

Acerca de los señalamientos de maltrato y crueldad animal dentro de los circos, Bastida Sánchez indicó que todos los animales con los que viajan -actualmente 11 tigres, dos llamas, ponys y alrededor de diez caballos- son constantemente verificados por Profepa, Semarnat, y Sagarpa, entre otras dependencias de gobierno de los diferentes estados y municipios que visitan como Protección Civil, Alcoholes o Desarrollo Urbano y Ecología.

“Dependiendo del estado nos realizan distintos tipos de auditorías y hoy en día nosotros tenemos que ir a la vanguardia para cuidar todas esas situaciones, eso implica tener un cambio radical en todos los aspectos”, comentó.

Entre los animales con los que trabaja la sección # 3 del Atayde, mencionó, se encuentran nueve tigres de bengala y dos albinos, especímenes en peligro de extinción.

Sin embargo, contrario a lo que se piensa, aclaró que la empresa constantemente se ha aportado pruebas de que no existe el maltrato animal que tanto señalan los animalistas y que por el contrario, se generan mejores condiciones para éstos que en los zoológicos.

“Son animales que aquí nacieron en el circo y contamos con las características necesarias para que puedan subsistir, de tal forma que aquí existe la reproducción, y lo que en el zoológico es un evento espectacular y mediático como el nacimiento de un panda en cautiverio, aquí es algo común y esto ayuda a la preservación de las especies, es lo que la gente no ha llegado a entender”, explicó.

Inclusive, señaló que la gente tiene la errónea idea de que los animales son secuestrados en África y luego domados a base de golpes en los circos, lo cual, reiteró, es mentira, como también lo es que a los tigres se les alimenta con perros de la calle.

Y es que, recordó, en el estado de Quintana Roo fueron auditados por una denuncia de un grupo de protectores de animales que aseguraban que los tigres eran alimentados con perros callejeros y que con las verificaciones el mito fue desmentido y se corroboró que cada tigre come tres pollos al día de entre 1.600 y 2.00 kilogramos.

Los tigres son alimentados con carne blanca para evitar avivar su instinto y para mantenerlos en un peso ideal pues la carne roja es más difícil de digerir, agregó.

También precisó que todos los animales que se tienen en los circos deben ser dados de alta en la Profepa, en donde se expide la licencia para que el animal pueda viajar con la empresa y posteriormente ordena revisiones periódicas e inclusive visitas sorpresa y por demanda.

Además, con el circo de Atayde, sección # 3, como en la mayoría, apuntó, viajan dos veterinarios zootecnistas certificados, “… aquí en México, aunque la gente no lo quiera reconocer, se tiene un nivel muy bueno en cuanto a medicina veterinaria y controles de calidad”.

Incluso, Sonora y Sinaloa son de las entidades más exigentes al momento de ingresar pues exigen controles de calidad y realizan varias pruebas porque se trata de estados calificados como “libres de garrapata”, por lo que a veces también se les tienen que presentar pruebas de sangre de los animales para que se verifique que se encuentran en condiciones óptimas de salud, agregó.

En cuanto cómo se entrena a los animales, Carlos Bastida aclaró que los golpes y latigazos se usaban solamente antes de Siglo XIX, y que hoy en día se utilizan otras técnicas como el educar al animal con sonidos y ecolocación (por eso el uso de un fuete), así como a través de premios y no de castigos.

** El circo como negocio **

Además de los señalamientos, auditorías y mala fama con la que hoy tienen que lidiar las empresas circenses en el país, y también en otras partes del mundo, la industria también se enfrenta a la crisis económica que permea en todo el país.

Para mantener el espectáculo, platicó el representante de la Sección # 3 del Atayde a CONTRASEÑA, primeramente se debe pagar una nómina de 81 empleados y solventar otros gastos de manutención como el pago de impuestos en Hacienda u otros gastos de publicidad, energía eléctrica, o comidas.

En total, solo la sección # 3 de Atayde alimenta a 20 familias completas así como a otras 15 de manera indirecta, es decir, de los empleados que no viajan con esposa (o) e hijos como personal administrativo, choferes, o publicistas.

Con la caravana además viajan dos maestros del Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA) así como del nivel preescolar y primaria, y el maestro Manuel Montalvo, entrenador para actos circenses de la escuela cubana, que también generan gastos de manutención.

En total, por semana se debe cubrir un gasto de aproximadamente 180 mil pesos, lo que es bastante difícil sobre todo hoy en día que existen mil diversiones más como el cine y las nuevas tecnologías como el internet.

Además, de la taquilla no siempre sale para los gastos por lo que deben apoyarse con la corporativa que coordina las cinco secciones del Circo Atayde Hnos. a nivel nacional

“No podemos decir que vivimos de una taquilla porque a veces los ingresos son mínimos o sirven únicamente para traslado, tampoco la hacemos con las ventas por la situación en la que está el país, en la que la gente prefiere comprar botana y meterla a escondidas en lugar de consumir dentro”, lamentó.

Aun así, la mayoría de las personas que trabajan en el circo son multi-funcionales pues todos tienen facilidad para desempeñar por lo menos tres funciones, con lo que pueden ahorrarse el gasto de ampliar la nómina de empleados.

“Todos saben hacer varias cosas, pueden ser chofer, artista, taquillero, vendedor, o muchas cosas que necesites o quieras hacer, boletero, anuncio y soy representante del circo, tratamos de disminuir costos de alguna forma volviéndonos multi-funcionales, todo lo que hacemos es encaminado a que el circo subsista”, externó.

** Los artistas gitanos **

Más allá de subsistir económicamente y hacerle frente a los cambios socio-culturales, los circos ofrecen para quienes ahí laboran un estilo de vida y una forma muy distinta de ver y conocer el mundo.

Para Carlos Bastida, trabajar en un circo es enamorarse de ese mundo y darle rienda suelta al ´aventurero´ que todos llevamos dentro, además de adaptarse a ese misticismo gitano de una vida errante en la que muchos dan rienda suelta a sus dotes artísticos.

Claro, no todo es color de rosa, la caravana también debe soportar otros factores como vivir lejos de sus familias y sin un techo o piso firme, dormir en una casa móvil y prácticamente vivir de noche.

Todos los que ahí trabajan encuentras las condiciones más elementales para vivir y tener una vida social entre los compañeros, así como en el exterior en cada ciudad que van a visitar, a donde también salen a centros nocturnos, casinos, cines o restaurantes.

Además de sus funciones en el circo, mencionó, hay compañeros que fungen con diversas funciones como en una pequeña micrópolis, “… está siempre el compañero que es la tienda o el que es el cocinero, y la vida de los artistas se desarrolla por lo general, de noche”.

** El show debe continuar **

Pese a todas las vicisitudes de la vida en el circo, sostuvo Bastida, todavía se lucha por mantener viva la tradición, el teatro, el arte, la magia y sobre todo, la unión de las familias, que es el objetivo principal del espectáculo.

“La comunión que existe dentro de una carpa de circo es incomparable, porque en el cine estás exento de todo lo que está pasando y puede ser o no ficción, pero en el circo todo es real, tú ves una persona que se equilibra y es real, además de que ves cosas que puedes imaginar o ver en la tele pero que no tienen el mismo impacto, aquí todo es real y se rompen paradigmas”, concluyó. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros