Semanario Contraseña

La clave de la información

Es el Golfo segunda zona paleontológica a nivel nacional

A partir de este jueves, el área de los farallones del Golfo de Santa Clara quedó oficialmente constituido como zona paleontológica y cuna de un patrimonio histórico, biológico y cultural invaluable que servirá para promover la investigación, preservación, excavación y el turismo cultural en apoyo a la golpeada economía del poblado costero

Bibiana García Garza

DSC_6340Más de tres mil fósiles de flora y fauna que existió en esta región hace más de 1.8 millones de años ahora será protegidos en el área del Golfo de Santa Clara con la declaratoria de zona paleontológica que se oficializó este jueves 06 de agosto.

Las mociones fueron promovidas por los integrantes de la Sociedad Sonorense de Historia y el Centro de Investigaciones de San Luis Río Colorado, atendidas finalmente por autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de su delegación en el estado de Sonora, así como de la Reserva del Pinacate y Alto Golfo de California.

Con este gran avance, a partir de esta semana se escribirá una nueva historia en materia de investigaciones de carácter paleontológico, ciencia cuyo fin es el de estudiar la historia de las diferentes regiones del mundo, su ecosistema, su evolución y su biología a través de sus fósiles.

Aunque apenas hasta ahora se logró dar el paso, se trata de dar certidumbre a trabajos de investigación que se han realizado en los farallones del Golfo desde hace más de 30 años por parte de expertos de la Universidad de Arizona y de California.

DSC_6362De acuerdo a Joaquín Robles Valle, presidente de la Sociedad Sonorense de Historia, esta zona del Golfo de Santa Clara, que abarca 200 kilómetros cuadrados, representa uno de los depósitos de fósiles animales y vegetales más grandes que se tienen en México.

Por ello la importancia, dijo, de preservar este patrimonio natural, cultural e histórico que forma parte del municipio de San Luis Río Colorado, que además tiene como propósito activar la cultura y que forme parte del nuevo museo que se instalará el próximo mes, y que podría detonar el desarrollo económico, social y turístico de toda la región.

El reconocimiento hecho al Golfo fue rectificado en base a las investigaciones realizadas por expertos de la capital del Estado y de la ciudad de México, quienes tuvieron la oportunidad de observar las piezas que demuestran la riqueza natural que se extiende por los míticos farallones.

A continuación, anunció Robles Valle, se procederá también a investigar qué se requiere para convertir la zona en una reserva protegida y así se puedan obtener recursos para su protección y divulgación científica.

DSC_6380El hecho constituye todo un hito pues hasta la fecha, en México solamente existe una zona paleontológica en el estado de Coahuila, a lo que hoy se suma el Golfo de Santa Clara, Sonora.

Y es que, confirmó el arqueólogo representante de la delegación del INAH en Sonora, Júpiter Martínez Ramírez, en México existe una tradición de más de 70 años en la investigación de zonas arqueológicas, sin embargo, la declaratoria de zonas paleontológicas es prácticamente inexistente en el país.

Cabe recordar que la arqueología dedica su estudio a los vestigios de civilizaciones antiguas, estructuras arquitectónicas de sus templos, ídolos, monumentos, obras de arte, ciudades y su forma de vida, no de sus seres vivos, como la paleontología.

“En definitiva el Golfo demuestra que es una zona de fósiles muy relevante. ¡Bienvenidos al bosque que encontramos y que existió hace 1.8 millones de años! …esto es algo que nos hace reflexionar de que la tierra es un espacio vivo y que se está transformando”, expresó con entusiasmo.

Además, asentó, el Golfo de Santa Clara es el testimonio más fehaciente de los cambios de climas y ecosistemas que se han experimentado en esta región a lo largo de cientos de años, lo que da pie a grandes investigaciones y por supuesto, grandes descubrimientos a futuro.

DSC_6411En ese sentido, suscribió el proyecto dde involucrar a todas las instancias posibles para proteger a la región y promover la investigación, aun cuando en todo México solamente existen a lo mucho cuatro paleontólogos.

Sin embargo, para promover la preservación de este tipo de patrimonios es importante hacer el llamado, dijo, a que la sociedad sanluisina y golfeña se manifieste con el organismo coadyuvante del Instituto para empezar con el trabajo de investigación, rescate y conservación, reiteró.

Lo importante, anotó, es esta manifestación de la comunidad de organizarse con el proyecto de museo que será clave para servir como punto de resguardo de los fósiles, por lo que el Instituto celebra que se vincule la investigación y que se busquen convenios internacionales para ese fin.

“Se trata de generar un área protegida donde la gente denuncie donde están los fósiles y hacer registro, recuperación y salvaguardo de los mismos”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Sonorense de Historia en el estado, Benjamín Gaxiola Loya, igualmente se pronunció a favor de este avance pues, lamentó hace años se hablaba casi de forma anónima de estos fósiles de la región.

Inclusive, señaló también que se trataba con indiferencia el grave problema de la extracción de bienes paleontológicos que es patrimonio de los mexicanos y fue saqueado durante años por estadounidenses y otros turistas.

Precisamente para evitar que ese tipo de saqueo, un tema también comentado por los presentes, Joaquín Robles entregó una solicitud por escrito a las autoridades municipales para procurar la vigilancia en la zona de los farallones y promover el cuidado de los restos, ahora con su declaratoria como área paleontológica y patrimonio natural, histórico y cultural.

Asimismo, se entregó al representante de la Reserva de la Biósfera un documento para solicitar que se reguarde la zona paleontológica dentro de los polígonos de dicha reserva, también como patrimonio natural, cultural e histórico del municipio.

A su vez, para el INAH se entregó una solicitud para que el museo del INAH, localizado en la capital del estado, regrese al Golfo de Santa Clara la tortuga gigante fosilizada que se encontró en febrero del 2007 en esa zona y se exhibe allá.

Esto porque, argumentó el presidente del Centro de Investigaciones Históricas de San Luis Río Colorado, este municipio ya contará, en muy poco tiempo, con las condiciones más adecuadas para su resguardo, mantenimiento y exposición de dicho fósil al público como patrimonio cultural e histórico. @

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros