Semanario Contraseña

La clave de la información

Transición de gobierno, en tensa calma

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En un contexto empañado por el atentado al jefe de la Policía Municipal ocurrido apenas 24 horas antes, el cambio de poderes se llevó a cabo sin la presentación previa del tercer y último informe del 26 Ayuntamiento, con acceso restringido y en medio de un fuerte operativo de seguridad, aunque sin otros contratiempos para la instalación de la nueva administración cuyo nombramiento de funcionarios se devela cuidadosamente a cuentagotas

Bibiana García Garza

Apenas transcurridos unos minutos después de que el todavía alcalde Leonardo Guillén Medina encabezara la ceremonia oficial del Grito de Independencia en la verbena popular llevada a cabo en el Bosque de la Ciudad, funcionarios, regidores y autoridades procedieron a trasladarse al Palacio Municipal.

En los alrededores algunas patrullas habían acordonado el lugar restringiendo el acceso de estacionamiento a invitados, autoridades y algunos medios de comunicación, aunque permitiendo a la población a presenciar la ceremonia proyectada en tiempo real en la Explanada Municipal.

En un segundo filtro, antes de subir las escaleras de Palacio se instalaron más agentes de policía revisando los pases de los invitados, que poco a poco fueron arribando al lugar, principalmente los ediles y funcionarios entrantes y salientes.

Sin mucha demora llegaron al recinto el ya ex alcalde, Leonardo Guillén Medina con el presidente municipal, en ese momento aún virtual, Enrique Reina Lizárraga, acompañados por el Secretario de Seguridad Pública del Estado, Adolfo García Morales.

Los regidores entrantes y salientes de todos los partidos ya aguardaban dentro, amontonados junto con reporteros, camarógrafos y empleados del Ayuntamiento, encargados de logística y otros invitados especiales.

Ya en su sitio también al frente del panel de autoridades el General de Brigada del Estado Mayor y Comandante de la Guarnición Militar de esta plaza, Cruz Isaac Muñoz Navarro.

En el ambiente se respiraba la cordialidad y la armonía entre los invitados pero también el estrés, el nerviosismo y la premura tanto por el acontecimiento en sí, como por los hechos acaecidos la noche anterior imposibles de soslayar, el atentado contra el Comandante de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, Francisco Vásquez Bustamante.

Ello se reflejó finalmente en las palabras de Leonardo Guillén en su último discurso como alcalde antes de tomar protesta a su sucesor, por una parte satisfecho por el trabajo desempeñado, pero con la consternación dibujada en el rostro ante los lamentables hechos.

Al dirigirse a los presentes, agradeció la coordinación de las distintas ideologías y los gobiernos estatal y municipal para sacar adelante la labor de la administración a lo largo de los pasados tres años, así como de la comunidad en general.

Reiteró que hoy en día se puede entregar al 27 Ayuntamiento un San Luis en muy distintas condiciones al municipio que se recibió en el 2012 y cuyo rumbo va hacia consolidar su desarrollo económico.

San Luis sigue siendo un municipio seguro

El discurso de Guillén, no obstante se centró en el tema de la seguridad que sin duda modificó los formatos y las directrices con las que entra un nuevo gobierno dadas las circunstancias.

En ese sentido, sostuvo que San Luis Río Colorado ha sido y todavía es, gracias a la congruencia de los ciudadanos, uno de los municipios más seguros en toda la frontera norte.

Sin embargo, lamentó, es incongruente el artero atentado contra el comandante Vásquez cuya vida todavía hasta hoy se encuentra en un estado delicado en manos de los médicos y de Dios, tras haber aceptado el reto de trabajar por la seguridad en este municipio.

Inclusive, recordó que en su momento fue objeto de lo que llamó “mezquinos ataques” y ahora también de un acto deleznable que ha puesto su vida en peligro.

“No puede ser posible que si sociedad y gobierno estamos haciendo ese esfuerzo llegue una minoría a poner en peligro esa tranquilidad y seguridad de la que todos los sanlusinos estamos orgullosos”, condenó el ex presidente municipal.

En ese tenor dijo que se celebran los tres años de esfuerzo del 26 Ayuntamiento en homenaje que en vida se hace al Jefe de la Policía pues por desgracia no vale la pena haber alcanzado importantes logros, dijo, si no están todos sentados en la mesa para celebrarlo.

“No vale la pena cualquier comparación de un resultado, que afortunadamente se ha podido tener en este trabajo en equipo a lo largo de estos tres años, si no estamos todos en la mesa celebrándolo, si no estamos todos celebrando que haya respeto a la vida de los demás y de un hombre que ha dedicado precisamente todo ese esfuerzo y encabezado tareas para proteger la seguridad de los demás”, aseveró.

Con la misma solemnidad, se dirigió a la administración de gobierno entrante y reiteró su confianza ante el papel que hará la nueva administración conformada, dijo, por hombres y mujeres de distintas ideologías que quieren a esta ciudad y están interesados por ofrecer los mejores resultados.

Se instala el 27 Ayuntamiento

Conforme a lo establecido para el acto protocolario, finalmente se procedió a la toma de protesta de Enrique Reina Lizárraga, quien llega por segunda vez a la presidencia municipal precedido por otra administración panista.

A su lado la Síndico Procurador, Laura Núñez Sepúlveda, y el equipo de regidores de Acción Nacional, sumados a los ediles designados para las demás fuerzas políticas desde la etnia Cucapah hasta partidos nuevos como Encuentro Social, y Morena, sumados a los tradicionales como PRI y PRD, inclusive también el Verde Ecologista.

Todos tomando su lugar en el pleno de Cabildo, todavía apoyados en la sesión por el ex secretario del Ayuntamiento, Martín Ortega Vélez, escucharon el primer mensaje de Reina como presidente municipal, también abocado al tema de la seguridad y a los compromisos recién adquiridos.

En ese sentido, refrendó que durante los próximos tres años el municipio se convertirá en su razón de ser y que estará al pendiente a las inquietudes que externe la comunidad inclusive a través de nuevos recursos como las redes sociales.

“Hoy la gente ya no se conforma con ser un elemento pasivo (…) está ávida de expresar sus inquietudes y necesidades, por lo que los gobiernos no pueden ser indiferentes ante ese fenómeno social, sino todo lo contrario”, manifestó.

Y es que precisamente, una de sus estrategias a llevar a cabo, reveló, es romper con los cánones tradicionales y retomar elementos fundamentales de la propia participación ciudadana para fines de consolidar confianza en su gobierno.

También se dijo dispuesto a explorar nuevas fórmulas administrativas gubernamentales para concretar un estilo innovador y sin titubeos ir aceptando riesgos cimentados en la opinión pública.

Aunado a ello, se pronunció por buscar la manera de fomentar la austeridad y promover la colaboración con el estado y la federación para conducir al municipio por el buen rumbo en todos los rubros.

Enrique Reina hizo un especial énfasis en lo referente a la seguridad pública y a los hechos acaecidos sobre los cuales se debe cerrar filas, aseveró, a la inseguridad.

“Los hechos ocurridos son un recordatorio de que sin importar cuál sea el nivel de vida que alcance una comunidad, si no se complementa con la seguridad, los beneficios de vivir mejor se convierten en un logro trunco”, externó.

También adelantó que tiene programados varios encuentros con amas de casa, agricultores, empresarios, jóvenes, pescadores del Golfo de Santa Clara y distintos líderes de la comunidad para complementar la estrategia de integración social que se ha planteado.

Se trata, dijo, de aprovechar la opinión ciudadana “… para que sirva de base al rumbo que queremos darle al gobierno, ofrezco un gobierno de puertas abiertas, que se sientan parte de él”.

Antes de concluir, lanzó un reconocimiento a la administración que encabezó Leonardo Guillén Medina, cuyo cuadro recién fue colocado en la sala de Cabildo, seguido de los ex alcaldes priístas que lo antecedieron.

“Aprovecho para agradecer el trabajo realizado por la administración de Leonardo, integrado por un Cabildo y funcionarios que hoy concluyen e hicieron el mejor de los esfuerzos para que San Luis retome el rumbo y se siga distinguiendo como una comunidad con muchos méritos, así como las condiciones en las que dejas el municipio”, expresó.

Posteriormente, se tomó un breve receso para retomar la primera sesión de Cabildo del 27 Ayuntamiento en el que habrían de integrarse los primeros nuevos funcionarios de gobierno, aunque algunos, no tan “nuevos”.

El suspenso todavía continuaba en torno a la instalación de Secretario, Tesorero y Contralor, sobre todo lo que sucedería en el caso de nombramiento del nuevo Jefe de Policía, de lo que según había trascendido se esperaba que se reinstalara Francisco Vásquez en el cargo.

Al instalar la sesión con los ediles de todas las fracciones, Martín Ortega dio pie a llevar a cabo los puntos anotados en el orden del día, entre los primeros se presentó la propuesta de Ángel Acacio Angulo López para el cargo de Secretaría, mismo que fue aprobado por unanimidad.

A continuación el alcalde solicitó a los regidores una prórroga para poner a consideración la terna sobre la cual se elige para el cargo de Comandante de Policía Municipal, debido a los recientes acontecimientos, lo que también fue dispensado por el pleno.

Mientras tanto, en el despacho de Seguridad Pública se designó como encargado de despacho de la Comandancia de Policía y Tránsito Municipal a Rafael Vásquez Hernández, quien hasta entonces se desempeñaba como subcomandante de la corporación.

Por último, se develó a María de Jesús Gastélum Payán para el cargo de Contraloría Municipal y a Adriana Lozano Sotelo, quien continuaría su gestión en la Tesorería Municipal, un cargo que ocupará por tercera vez, y por segunda en una administración encabezada por Enrique Reina.

Antes de terminar la sesión, quedó por definirse a los integrantes de las comisiones al interior del Cabildo de Gobernación y Reglamentación Municipal; Hacienda; Patrimonio y Cuenta Pública; Seguridad Pública y Tránsito; Obras y Servicios Públicos y Preservación Ecológica y de Educación; Administración Pública; Salubridad; Desarrollo Urbano; Desarrollo Económico y Asuntos Turísticos; Desarrollo Rural; Cultura; Recreación y Deporte, y Equidad y Género.

Al día siguiente, posterior a la primera aparición pública del alcalde y funcionarios en el Desfile del Día de la Independencia, se tomó protesta a los nuevos titulares de Comunicación Social, Alberto Sánchez Mares; Centro Cultural, Larizza Figueroa de Bojórquez y Servicios Médicos Municipales, Daniel De la Paz.

El jueves por la tarde, se tomó protesta Patricia Noriega Federico para la dirección del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), paramunicipal en la cual estará al frente la esposa del alcalde, Lupita Sánchez de Reina.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros