Semanario Contraseña

La clave de la información

Modesto Ortega, el (pre)candidato incómodo

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El ex funcionario estatal, quien se dice víctima del “fuego amigo” porque no se prestó a cometer actos de corrupción, reconoce que su candidatura es cuesta arriba, porque tendrá que enfrentar el peso de la nómina gubernamental. Además los poderes fácticos del PAN, donde se practica la onda grupera, su rival a vencer es el diputado Gustavo Sánchez Vázquez, quien a la menor provocación dice que ya está “palomeado” por el gobernador Francisco Vega de la Madrid.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.-Luego de haber salido de manera abrupta del gobierno del estado, donde se desempeñó como titular de la Comisión Estatal de Servicios Públicos hasta enero de este año, Modesto Ortega Montaño está de regreso y viene con la intención de pelear, contra viento y marea, la candidatura a la presidencia municipal de Mexicali por el Partido Acción Nacional (PAN).

Ortega Montaño causó baja de la administración que encabeza Francisco Vega de la Madrid luego de supuestamente dar positivo en un examen antidoping practicado en diciembre de 2014. Aunque presentó pruebas de laboratorio donde demostró que no consumía drogas ilícitas y que la sustancia registrada fue por medicamento contra el insomnio, de nada valieron sus argumentos. En entrevista refiere que todo se trató de una celada.

Dice que las circunstancias en las que se dio su salida de la administración estatal, lejos de perjudicarle le benefician, “a raíz de mi desempeño que he tenido en Acción Nacional tanto como en el gobierno, he trabajado en diferentes dependencias de los tres niveles de gobierno, eso te hacen de una trayectoria, de un prestigio cuando se dan buenos resultados.

“…Y en la Comisión Estatal de Servicios Públicos no fue la excepción, un organismo que estaba quebrado, lo logré sacar a flote financieramente, tuve un programa de recaudación que nos permitió comprar equipo para la dependencia después de 20 años de no hacerlo y obviamente hubo algunos buenos comentarios de los amigos de la prensa en donde ya me comenzaban a ver como un posible precandidato a la presidencia municipal, pero no falta la ‘onda grupera’ dentro del partido, hubo celos por parte de algunos funcionarios del gabinete del gobernador, uno de ellos fue Antonio Valladolid, secretario de Planeación y Finanzas, con quien tuvimos algunas diferencias con los criterios de manejar los dineros, porque quería meterle mano a las finanzas de la Cespm, no me dejé.

“Y la otra fue por parte del partido, hubo ‘fuego amigo’ ahí de parte del dirigente estatal y hubo un contubernio con el contralor, Vladimiro Hernández quien se prestó para esto junto con Virginia Quiñonez y me armaron un teatro donde supuestamente había dado positivo en un antidoping, cuando esta prueba por ley busca drogas de abuso como son la cocaína, la heroína, metanfetaminas y obviamente no había nada de eso, lo comenzaron a filtrar a los medios, hablé con el secretario de Gobierno, Francisco Rueda, queriendo conciliar esto, quise hablar con el gobernador, no me recibió y pues al buen entendedor pocas palabras, presenté mi renuncie y dije ‘ahí nos vemos’”, recuerda.

Añade que todavía sigue esperando el fallo del contralor del estado “cosa que no ha hecho porque no hay nada, a la fecha yo estoy esperando a que me resuelva el asunto, pero no lo van a hacer porque no tienen pruebas que sustenten su dicho y si lo hacen podría promover un recurso ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, se les caería su teatro y esto fortalecería aún más la imagen que tengo ante los panistas, ante los ciudadanos y ante los empresarios, con quienes he quedado muy bien”.

Puntualiza: “El fondo de esto es muy sencillo, uno, que obviamente yo no estaba de acuerdo con los temas de corrupción que tanto se ha mencionado en el gobierno del estado, ahí choqué con el secretario de Finanzas, Antonio Valladolid; y número dos, la posibilidad de ser candidato a la presidencia municipal por parte de mi partido, pero hubo intereses encontrados porque el dirigente estatal traía otros planes, no me tenía contemplado, por eso decidieron sacarme del escenario político, quitarme los reflectores”.

Afirma que sus intenciones son serias y sus posibilidades de ganar reales. “Hay muchas posibilidades de ganar, porque cuento con el apoyo de la membresía, me conocen, tengo ya 32 años de militancia, ya fui dirigente municipal, he coordinado más de diez campañas políticas y no he perdido ninguna, y eso de alguna manera hace que la gente te conozca”.

Modesto tampoco se chupa el dedo, sabe que en el PAN es muy común que se les dé línea a los empleados y militantes de a pie y que sería una quimera, en esas circunstancias, esperar a que haya suelo parejo entre los contendientes.

“Al menos esperaría un proceso transparente, apegado a lo que estrictamente marcan nuestros estatutos y reglamentos, le apuesto a la conciencia de los panistas, yo no pienso hacer ni carnitas asadas ni cumplir años cuatro veces como lo hacen algunos que tienen aspiraciones, ni tengo dinero ni aunque lo tuviera lo iba a tirar de esa manera. 32 años de militancia y más 25 años en la función pública –fue director de Tránsito y Transportes del Estado, director del Fiarum, entre otros— son cartas suficientes. Yo siempre he dicho que si quieres saber cómo va a ser alguien en su futuro, pues nomás revisa su pasado, con eso tienes para saber si va a dar el ancho en un puesto de elección popular”, sostiene.

Modestia aparte

Desde ahora me pueden considerar el candidato incómodo, admite Modesto Ortega, “sé que voy contracorriente, sé que voy contra la nómina, sé que voy contra la línea y sé también que van a  hacer hasta lo imposible porque no llegue”.

Reconoce que a los panistas les pesa la nómina, “imagínate uno que tenga diez años en el gobierno y que le digan ‘te vamos a correr a ti o a tus parientes’, si no están acostumbrados a trabajar algunos, qué va a pasar cuando salgan. Yo les he dicho a quienes me han escuchado: ‘Yo no quiero que por apoyarme a mí pongan en riesgo su situación laboral o su patrimonio, pero les recuerdo que el voto en Acción Nacional es libre y secreto, si simpatizan con mi proyecto que el día de la convención voten por mí, total, ahí nadie va a saber por quién votaron’”.

Comenta que ésta no sería la primera vez que va contra los intereses que se crean en las cúpulas partidistas y gubernamentales.

“Te recuerdo que cuando yo fui dirigente municipal gané la elección interna contra los intereses del gobernador del estado que en aquel entonces en Guadalupe Osuna Millán, que traía como candidato al compañero Carlos Astorga. Esta política que estoy manejando ahora fue la que manejé entonces: ‘No asomen la cabeza, no digan nada ni se manifiesten a mi favor, nada más el día de la votación el que me quiera apoyar, adelante’ y ese día saqué la votación en una sola ronda, éramos cinco candidatos y en la primera ronda superé a los cuatro juntos”.

En esta carrera por la candidatura a la alcaldía de Mexicali, el ex director de la Cespm tiene como contrincantes al poderoso coordinador de los diputados del PAN en el Congreso local, Gustavo Sánchez Vázquez, quien dice traer la “bendición” del gobernador Kiko Vega; y también ha dado visos de que buscará la nominación Andrés De la Rosa Anaya, hermano del secretario de Seguridad Pública Estatal, Daniel de los mismos apellidos.

“Pues mira, según lo que he escuchado yo que él ha manifestado que tiene el apoyo del gobernador, no me consta, no puedo asegurarlo ni puedo desmentirlo, es lo que yo he escuchado de compañeros de partido que han estado en reuniones con él y así lo ha manifestado, no me consta la verdad; y el otro precandidato y aspirante que anda ahí es Andrés de la Rosa, de él sí no he escuchado ni el más mínimo comentario”, expone.

De éste último “se comenta en los pasillos que andaba queriendo negociar la candidatura y que él se bajaba si el gobernador traía un candidato a cambio de una diputación, él quería el V Distrito, por designación, le dijeron que no, porque va el Panal, obviamente aliado otra vez con el PAN, esa posición va a ser para el Magisterio, tengo entendido; ahora él lo que está pidiendo es una secretaría a cambio de todo esto. Obviamente era un plan con maña de Andrés”, comenta.

Ortega Montaño apunta que en caso de que De la Rosa desista en sus aspiraciones de todas maneras habría un tercero en discordia, representante de la sociedad civil.

“Hay un tercero por ahí con un signo de interrogación, porque se ha manejado también la posibilidad de que el gobernador quiera alentar la participación de un candidato ciudadano, se menciona a Federico Díaz Gallego, uno de los propietarios de Zahori, lo cual está contemplado en nuestros estatutos, esa fue la vía por la que llegó Exaltación González, o Jackie Nava, en Tijuana, quienes sin ser miembros del partido participaron como candidatos y ahorita son diputados federales”, explica.

Modesto Ortega rechaza que la actuación del alcalde mexicalense Jaime Díaz Ochoa pudiera representar un hándicap en contra para quien resulte candidato del PAN.

“Reconozco que ha sido muy cuestionada su administración, pero yo separo la vida privada de la vida pública. Yo soy de los que exijo que respeten mi vida privada, la cual trato de mantenerla al margen, que no tiene por qué ser del conocimiento público y a mí júzguenme por mi función pública. Si se cometen errores o hay una línea invisible entre los dos ámbitos pues te arriesgas a que te golpeen en un momento dado.

“Lo que sí te puedo decir es las condiciones en que recibió el gobierno Jaime, como se lo dejó el Panchito Pérez Tejada, tronado, y yo veo que ha hecho mucha obra, ha hecho infraestructura, de alguna manera ha saneado las finanzas, no ha sido suficiente porque el quebranto fue enorme, inclusive la denuncia contra el ex alcalde Pérez Tejada ahí está en la Procuraduría durmiendo el sueño de los justos, no sé por qué”, menciona. “Ha tenido que torear muchas situaciones como la de la basura, donde puso en riesgo su integridad porque tuve conocimiento que incluso lo querían meter al bote y finalmente ganó el pleito; además trae el tema del Issstecali, que el gobernador lo quiere embargar si no le paga pero también debería checar si están al corriente las dependencias del estado porque los ayuntamientos están muy tronados”, indica.

“Finalmente te quiero decir que sí se puede gobernar con transparencia, con orden y sobre todo con honestidad, que esa va a ser mi línea”, concluye. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros