Semanario Contraseña

La clave de la información

Se cierra el cerco en torno a Guillermo Padrés

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La detención de un empleado del ex gobernador de Sonora en posesión de 3.5 millones de pesos aceleró la cacería en su contra, investigación por lavado de dinero que desencadenó una serie de cateos a sus propiedades las cuales están por llegar hasta su famoso rancho Pozo Nuevo. Mientras tanto el PAN Nacional le exige que dé la cara y amagan con expulsarlo del partido.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- La embestida, tanto legal como mediática en contra del ex gobernador Guillermo Padrés, instrumentada desde las más altas esferas del gobierno, tanto de la República como del de Sonora, esta última semana tomó un giro dramático.

La detención del veterinario Luis Aristiga López Moreno, quien según la Procuraduría Estatal dijo trabajar en el rancho Pozo Nuevo de los hermanos Padrés Elías, en posesión de una hielera con 3.5 millones de pesos, desencadenó una serie de cateos los cuales continuaban hasta la noche del pasado miércoles, tanto en empresas de la familia del ex gobernador como en al menos la casa de uno de sus cuñados.

Sin embargo, la impericia del procurador y el manejo que se le ha dado a la investigación, como un reality show que siguen puntualmente los reporteros hermosillenses, siembran la duda de que se esté actuando con pulcritud jurídica.

Son varias las inconsistencias, por llamarles de manera elegante, las que se han registrado en torno a este nuevo escándalo donde el actor principal es el ex gobernador Guillermo Padrés.

Inicialmente, cuando trascendió el pasado viernes la detención del veterinario, a quien se han encargado de exhibirlo como trofeo de caza, se manejó que la hielera traía en su interior 3.9 millones de pesos y así lo publicaron algunos medios de comunicación y portales de internet.

Luego rectificarían en la cantidad, dejándola en 3.5 millones de pesos, situación que despertó la suspicacia de los reporteros en la rueda de prensa ofrecida por Montes de Oca el sábado, en donde pusieron en tela de duda si acaso los agentes de la Policía Estatal Investigadora (PEI) pudieran haberle dado una “rasurada” al botín.

El viernes que corrió como reguero de pólvora la noticia de la detención del veterinario, se manejó en los medios que su captura se había dado en el estacionamiento de una tienda de autoservicio en un “operativo de rutina”, pero al día siguiente en rueda de prensa el procurador destacó que su detención fue producto del arduo trabajo de la “Unidad Especial de Inteligencia Policiaca”.

Aunado a lo anterior, en los primeros informes el procurador esgrimió que los delitos por los que se investigaba al ahora famoso veterinario eran por operación con recursos de procedencia ilícita, ya que supuestamente no puedo comprobar el origen de los fajos de billetes, y hasta por lavado de dinero. Fue hasta varios días después cuando consignaron al detenido por el delito de narcomenudeo ya que presuntamente traía en su poder 5 envoltorios con metanfetamina. Además de corruptos, con esta nueva vertiente ahora pretenden señalar a los Padrés hasta de narcos.

Sin ofrecer detalles, según él “para no entorpecer” el curso de las investigaciones, Rodolfo Montes de Oca manifestó que Luis Aristiga o Arístides López Moreno, les proporcionó suficiente información que involucra a los hermanos Miguel –el rico de la familia— y Guillermo Padrés por lo que en breve serían citados a declarar.

Dos días después trascendió que el dinero incautado supuestamente sería enviado para apoyar la elección extraordinaria para la gubernatura de Colima el próximo 17 de enero, en la que compite el panista y ex senador Jorge Luis Preciado, según lo declarado por Juan Manuel Estrada Juárez, presidente de la desconocida Fundación FIND, a quien le habrían filtrado ese dato a pesar de la “secrecía” que tanto presume el procurador.

Politización de la justicia

Todo este embrollo se vio atizado por una serie de acontecimientos de tinte político en la semana reciente, primero, la revelación hecha por el diputado panista Carlos Fu Salcido, quien aceptó que se habían reunido con Guillermo Padrés en la Ciudad de México para hablar del presupuesto para 2016 y la llamada reconducción presupuestal. “Nos dijo dónde se puede aplicar recortes y dónde no es conveniente”, comentó de manera ingenua el legislador. La supuesta asesoría o “línea” que el ex gobernador estaría brindando a la bancada panista en el Congreso del Estado avivó la llama encendida entre priistas y panistas.

Esta supuesta reunión, que fue desmentida por el coordinador de la bancada panista, Moisés Gómez Reyna, fue vista con desconfianza por la gobernadora Claudia Pavlovich aunque reconoció que los diputados albiazules “pueden reunirse con quien quieran”.

En este contexto, la avalancha legal y política que se veía venir contra los miembros del llamado Nuevo Sonora, el ex alcalde sanluisino Leonardo Guillén entró al relevo como presidente estatal del PAN en sustitución de Juan Valencia, desangelada ceremonia realizada la noche del jueves 3 en donde no se mencionaron ni las iniciales de Guillermo Padrés.

Enrarecido el ambiente, lo jurídico mezclándose con lo político, la fracción del PAN rompió el quórum en la sesión del pasado martes donde se discutía el paquete presupuestal para el 2016, con el argumento de que los priistas y sus aliados pretendieron darles “madruguete”.

Ocupados con las discusiones presupuestales en el Congreso, en cuyo ambiente flota la feroz embestida contra Padrés Elías, ni el flamante dirigente estatal ni ninguno de los diputados han metido las manos al fuego por que hasta hace poco era el líder nato del panismo sonorense.

Con permiso

Derivado de la detención del veterinario y supuesto administrador del rancho Pozo Nuevo, la noche del sábado agentes de la Procuraduría Estatal ejecutaron una orden de cateo de manera simultánea en dos inmuebles propiedad del ex gobernador Guillermo Padrés, unas oficinas ubicadas en la colonia Pitic y una residencia ubicada en el fraccionamiento La Joya; también catearon una bodega.

En el cateo realizado en las oficinas del ex gobernador panista en la colonia Pitic, elementos de la PEI con el rostro cubierto con pasamontañas, según se puede apreciar en los videos del operativo, extrajeron varias cajas con documentos de los negocios de Padrés además de algunos CPU’s donde se almacena información que se captura en computadoras de escritorio.

“En los cateos nosotros pudimos asegurar más de 30 cajas con documentos que se están revisando minuciosa y escrupulosamente por peritos y agentes de la Procuraduría de Justicia del Estado para poder utilizar esa información para llegar al esclarecimiento de estos hechos. Sí les puedo decir que es información muy relevante”, declaró el procurador Rodolfo Montes de Oca a los medios de comunicación.

Los cateos siguieron la tarde del miércoles y esta vez abarcaron una residencia propiedad de uno de los cuñados del ex gobernador, José Dagnino Acuña, ubicada por la calle Ruiseñor 307 en el fraccionamiento Los Lagos.

De ahí, los agentes de la PEI se llevaron remolcada una lujosa camioneta de la marca Mercedes Benz, una motocicleta Harley Davidson, un Jet Sky, armas y municiones y cajas con documentación diversa.

Hasta ese lugar arribó Ariel López, ex subprocurador de Justicia en la pasada administración, quien se estaría haciendo cargo de la defensa jurídica de quien fuera su patrón hasta el 12 de septiembre de este año.

Enseguida, la diligencia se trasladó a la colonia Lomas del Pitic, en donde realizaron un cateo en la casa donde el veterinario detenido vivía con sus padres, con el que suman hasta el momento cinco cateos derivados de la averiguación previa por el aseguramiento de la hielera con 3.5 millones de pesos en efectivo.

Rodolfo Montes de Oca, procurador de Justicia de Sonora, advirtió que no se descarta que esta serie de cateos los conduzcan hasta las instalaciones del rancho Pozo Nuevo, propiedad de la familia Padrés Elías, en donde se dice que existen caballerizas con todas las comodidades para los ejemplares pura sangre que ahí se cuidan y se reproducen.

“El cateo en ese rancho por lo menos no fue realizado en ese momento por elementos de la Procuraduría. No fue algo que nosotros hubiéramos realizado. No les puedo decir yo en este momento una fecha precisa, porque entonces sí interrumpiría la averiguación previa, en lo que concierne a futuros y posibles cateos a las citaciones de personas, nosotros sí nos reservamos la información”, puntualizó el procurador en declaraciones reproducidas por el diario Expreso.

La persecución en contra del ex gobernador Guillermo Padrés ha acaparado la atención de la prensa nacional, incluidas las cadenas de televisión, en una cobertura equiparable a la que se le da al Chapo Guzmán.

Hasta el momento, el paradero del ex gobernador es un enigma, se descarta que se encuentre en territorio sonorense, menos ahorita que le andan pisando los talones, “reventando” algunas de sus propiedades, por lo que no tardan en llegar a las puertas de su domicilio; se cree que está en la capital del país, quizás no escondido pero sí tratando de negociar alguna especie de blindaje ante lo que parece su inminente detención.

Al respecto, el líder nacional de su partido, Ricardo Anaya, advirtió que no solaparían actos de corrupción cometido por ninguno de sus miembros; mientras que Luis Felipe Bravo Mena, encargado de la Comisión Anticorrupción, lo emplazó a que diera la cara y exponga su versión sobre los cargos que se le imputan, de no ser convincente su explicación podría ser expulsado del PAN. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros