Semanario Contraseña

La clave de la información

Preocupa el destino de Sonora

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

A cien días de haber iniciado la administración estatal de Claudia Pavlovich Arellano, hay acciones que se celebran pero también otras que se cuestionan pues no dejan en claro el futuro que se depara para el estado, principalmente en materia económica, una situación que para bien o para mal, también influye de manera directa en el destino de San Luis Río Colorado

Bibiana García Garza

Al hacer un análisis tras los cien días de haber iniciado funciones las administraciones estatal y municipal, han surgido señalamientos que apuntan hacia lo que viene para el próximo año tanto en materia económica como social para la población sonorense y sanluisina.

Para uno de los líderes morales del panismo local, Jorge Figueroa González, mientras que en el gobierno municipal los proyectos toman forma y se desarrollan obras continuamente, en la administración de Claudia Pavlovich Arellano todavía no se ve muy claro el panorama.

De un inicio, comenta, no existe información directa u objetiva del trabajo de la gobernadora en estos primeros cien días más allá de trabajar de manera coordinada con San Luis Río Colorado, sobre todo en el rubro de Seguridad Pública.

Esto en relación a la implementación del programa del Mando Policial Coordinado y la estrecha relación que se ha formado ya entre el alcalde, Enrique Reina Lizárraga, y la mandataria estatal, expresó.

Esa ayuda, recalcó, es de vital importancia para este municipio pues una de las principales demandas de la ciudadanía consiste precisamente en vivir con tranquilidad como ha sido desde hace años.

Por ello, se trata de buenas acciones las que se comparten ahora con el gobierno del Estado al compartir elementos de la policía y garantizar nuevas y mejores estrategias de seguridad para la ciudad.

Sin embargo, dijo, a diferencia del presidente municipal también entrante, en el estado Claudia Pavlovich sí atravesará por la llamada ´curva a de aprendizaje´, lo que se suma al perder tiempo en señalar los errores de la pasada administración.

En ese sentido, el coordinador de la fracción del PAN en Cabildo considera que el gobierno del estado ha perdido mucho tiempo en desacreditar al anterior gobierno en lugar de concentrarse en otras prioridades.

“A mí me ha preocupado un poco que mucho de a energía y del impulso del nuevo gobierno y de sus funcionarios se ha perdido en desacreditar a la administración de Guilermo Padres, veo que están muy ocupados en eso”, aseveró.

A pesar de que dice estar de acuerdo en que se debe castigar a plenitud todos aquellos actos deshonestos que se hayan cometido en la administración pasada, Figueroa González opina que se concentran todas las fuerzas en ello en lugar de ponerse a trabajar por Sonora y su desarrollo.

“Eso porque Sonora tiene mucho trabajo por hacer; yo espero que pasados estos cien días se alcancen a hacer más cosas y que tengamos un trabajo más visible del gobierno del Estado”, anotó.

Ello sin dejar de lado, aclaró, que es preocupante que se haya encontrado un estado con déficit económico porque eso sólo puede significar que a Sonora le puede ir mal.

Lo que se tiene que hacer ahora, es tomar impulso en el gobierno y buscar alternativas que no vayan solamente enfocadas en la administración sino también en la recaudación con el fin de que haya más recursos disponibles para el Estado.

De esa manera, indicó que con los recursos que logren recaudar se debe impulsar primeramente a los municipios y en general al estado con los más de 50 mil millones de pesos que se recibirán del presupuesto.

La nueva deuda

Uno de los aspectos que pudieran contribuir a que la situación en poco tiempo pase de regular a crítica es la nueva deuda que adquirió la gobernadora, que fueron 17 mil millones de pesos, más otros cinco mil para el pago de extras, pasivos y atrasos con proveedores, abundó.

“Yo espero que eso también le ayude a que agarre la viada más pronto, empieza con 22 mil millones de pesos de deuda y me preocupa porque apenas empieza, tiene seis años por delante todavía por lo que auguro que la situación va a estar crítica”, externó el edil albiazul.

Por fortuna, mencionó, en San Luis Río Colorado no hay préstamos que hay que pagar y que los recursos que existen en Tesorerían han sido manejados por administraciones eficientes como la pasada que dejó dinero depositado, etiquetado y en curso para obras.

El problema, lamentablemente, se vislumbra en otros municipios en los que ya están solicitando anticipos federales y recursos extraordinarios.

Por eso es que se percibe esa posibilidad de que el gobierno de Sonora va a tardar más de cien días en levantarse, sin embargo, expresó, confía en las capacidades de la gobernadora Claudia Pavlovich para encausar el estado y “agarrar el ritmo”.

Y es que a pesar de los aspectos negativos que se señalan hasta el cansancio de la administración de Guillermo Padrés, tampoco se puede hablar, dijo, de que no haya habido desarrollo o progreso en muchos sectores del estado como lograr el abastecimiento de agua en la ciudad de Hermosillo, Sonora.

“El Gobierno del Estado está arrancando con las descomposturas que aparentemente recibió de la administración pasada y que de ninguna manera creo que han sido en la magnitud que se les critica, sí debe haber atrasos, y ojalá salgan a la luz pública, pero se tiene que recuperar pronto el ritmo y desarrollo económico de todos los municipios de la entidad”, reiteró.

La esperanza, añadió, es que a Sonora le vaya bien y detonar campos en los que se tiene mucho potencial como la agricultura, la industria, la pesca y la ganadería, entre muchos otros más.

Igualdad en la asignación de recursos

Antes de concluir, el doctor Figueroa lamentó que aunque sí existen buenos augurios para que al estado le vaya bien, se presienten injusticias en la asignación discrecional de recursos para los municipios como se percibió en las cifras de los presupuestos otorgados para el 2016.

Los que se llevan una mayor parte, admitió, son los municipios cuyos gobiernos son de extracción priísta -como Hermosillo y Ciudad Obregón-, un sistema que además proviene de una recaudación federal de recursos mal planteada que le ofrece muy poco a los municipios para su desarrollo, dijo.

Esto en referencia a que además de los recortes presupuestales federales que ascienden a poco más de 16 millones de pesos para el próximo año, San Luis Río Colorado también recibirá un 50 por ciento menos en participaciones estatales.

Por ello, agregó, se debe promover una igualdad en la asignación de recursos a los municipios pues además son la base de México y en ellos se refleja el desarrollo de todo el país.

“Yo pienso que eso debe cambiar, pero han hecho un monstruo, una gran bolsa en el centro que tiene muchas tentaciones, entre ellas la inequidad para el reparto, además de la corrupción y la burocracia, esto tiene que replantearse a futuro en México”, apuntó.

La idea, reiteró, es que a todos los municipios les vaya bien para que no se preste a injusticias de este tipo que, como sello de los gobiernos priístas, tiene un sesgo electoral.

“Ese es el temor porque en general los gobiernos del PRI tienden mucho a manejar los recursos con sentido político, no con sentido económico y eso está mal, o sea, los presupuestos están orientados a mejorar el voto en ciertos lugares y no para levantar a la población”, expresó.

Ante ese panorama, advirtió, si el Congreso del Estado sigue manejando los recursos con criterios políticos no le va a ir bien al estado porque esa es la causa por la cual el pueblo está harto al ver que se siguen manejando igual las cosas.

“La democracia tiene que ir bien llevada para poder cambiar las cosas, empezando con el reparto de recursos”, finalizó.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros