Semanario Contraseña

La clave de la información

Se les cayó el teatro: no habrá alianza PAN-PRD en BC

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Para el dirigente municipal del PRD en Mexicali la frustrada alianza entre ambos partidos políticos solo buscaba el beneficio económico de unos cuantos. Ahora cada uno tendrá que rascarse son sus propias uñas.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.- Los partidos políticos no están exentos de ser infiltrados por delincuentes o personas que actúan como tales, quienes solo buscan el beneficio económico y el fuero para operar al margen de la ley en completa impunidad.

Para Julio Rodríguez Villarreal, dirigente municipal del PRD en Mexicali, la frustrada alianza con el PAN, a la que siempre se opuso de manera tajante, pretendía perpetuar esos vicios de la política que no han podido ser erradicados.

“Así como el crimen organizado infiltra criminales en las instituciones de justicia y de seguridad pública, así hay algunos partidos políticos que están infiltrados por delincuentes de ‘cuello blanco’.

“Al ser instituciones de buena fe, que se abren a la ciudadanía, sin que haya controles de confianza ni pruebas de ética ni moral u honestidad, es muy fácil que sean infiltrados por personas con antecedentes criminales que solo buscan beneficios personales”, considera.

“En el caso de PRD estamos invadidos de pitufos, enanos azules, donde el interés primordial del dirigente estatal Abraham Correa Acevedo es rendirle tributo al PAN, para buscar beneficios personales, para lo cual tiene como principal operador a un ex convicto y prófugo de la justicia de los Estados Unidos, Omar Sarabia Esparza, detenido en 2008 y salió en 2010 tras pagar una fianza de 50 mil dólares, tenía libertad condicional, se viene a la campaña en el 2013 postulado por el PAN y el PRD, en este momento es prófugo de la justica de Estados Unidos y es secretario general del PRD”, sostiene.

“Ellos operan el partido en una lógica criminal, se cierran como partido y cuando otra gente quiere participar y buscar lo mejor para el partido encuentras una resistencia enorme. Ellos ven al PRD como un botín y no como un instrumento de la gente, a mí me ha costado diez años de puros putazos y de lo que están sorprendidos es que no me he ido, pero todavía no acaba mi misión que es limpiar al PRD”, asegura.

“En estos momentos el PRD funciona como un grupo de facinerosos que utilizan la franquicia, el recurso público para comprarse un ranchito, para comprar terrenos, que después sale que van a ser urbanizados y venderlos; para ser regidor, diputado, conseguir unas plaquitas de taxi, un permiso de alcoholes, ese es el liderazgo de Abraham Correa, en eso ha convertido al partido, en una mafia”, enfatiza.

Julio Rodríguez menciona que de acuerdo a la sentencia de la Corte en San Diego, California, la detención de Sarabia se debió a que tenía una sala de masajes en esa ciudad “lo que no está muy claro es si verdaderamente era clínica de masajes o centro de prostitución. La Corte le prohibió desempeñar cualquier trabajo donde tuviera atención cara a cara con las personas ‘por sus nulas cualidades de empatía y ética’”.

El dirigente del PRD en Mexicali dice que ha sido amenazado tanto por Abraham Corra como por Leticia Palomar, su operadora política en la capital, cuyo esposo Héctor Arteaga Valdez fue detenido hace unos meses en posesión de 14 kilos de la droga conocida como “cristal”.

Rodríguez Villarreal considera que el PAN está envalentonado porque el año pasado ganaron todos los distritos en la elección para diputados federales, pero para esta elección el PRI va en alianza con el Panal, con el Partido Verde y con el PT, situación que los vuelve altamente competitivos.

“Por eso les interesaba la alianza con el PRD, para frenar al PRI, pero cuando en el CEN se dieron cuenta que se trataba de un proyecto de beneficio personal para Abraham Correa les pararon el alto, porque solo andaban tras los huesos, esta alianza estaba siendo empujada fuertemente por Jesús González Reyes, ex alcalde de Tijuana y actual secretario de Alianzas en el CEN del PAN”, comenta.

Agrega que el dirigente estatal del PAN, José Luis Ovando, jamás ha puesto a consideración que se incluyan los postulados del PRD en las políticas públicas y legislativas, dejando al PRD como una simple comparsa que se desdibuja una vez que están “co-gobernando”.

Afirma que esto pasó con Humberto Zúñiga, del PRD, quien llegó a la Sindicatura del Ayuntamiento de Mexicali mediante la alianza que hicieron con el PAN.

“No hay ninguna diferencia entre Humberto Zúñiga y un síndico del PAN o del PRI, perdimos una gran oportunidad de dejar huella como perredistas, al principio sí apretó un poco a Jaime Díaz pero después todo le aplaudió; deja mucho que desear su actuación.

“Eso pasa precisamente porque los partidos no tienen filtros y la única meritocracia que predomina es la antigüedad y lambisconería al hombre de poder, al cacique del partido, la única forma de que el PRD cambie es que Abraham Correa salga del PRD, que lo único que hace es empoderar a súbditos leales, y éstos al granjearse la simpatía del cacique se ponen feroces contra la disidencia y operan con criminalidad, por eso no me voy, porque no he terminado mi misión que es sanear al PRD…”, expone.

Julio Rodríguez vislumbra una elección cerrada por la alcaldía de Mexicali, en donde tienen similares posibilidades de ganar tanto el PRI como el PAN.

“El PRI trae una suma de fuerzas que lo hacen competitivo. Yo trabajé  con Antonio Magaña cuando estaba en relaciones públicas en Kenworth, antes de entrar a La Crónica, también en Tv Azteca, yo le veo poco carisma y no sé si eso se pueda traducir en votos. Además es muy vulnerable porque cuando eres conductor de radio o Tv dices muchas cosas que después pueden ser usadas en tu contra.

“Ahorita los partidos deben estar revisando horas y horas de grabación donde ha sido ligero con sus palabras para utilizarlas en su contra, van a exponer su incongruencia entre el decir y el hacer, este es un riesgo que me imagino debió ser valorado por el PRI”, considera.

“A Morena lo veo más como un instrumento a favor del PRI y al PAN le va a afectar el mal procesamiento de sus procesos internos, lo cual ha propiciado que algunos de sus militantes hayan emigrado a otros partidos como Movimiento Ciudadano y el PBC. Veo a un PAN soberbio y arrogante por haber sacado el carro completo en 2015, pero ahora lo veo debilitado. Es evidente el fuego amigo, no hay buen ambiente entre Jaime Díaz y Ovando, además te puedo decir que Jaime tiene una pésima estrategia de comunicación y eso le resta…”, finaliza.@

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros