Semanario Contraseña

La clave de la información

Nuevo comandante, al rescate de la Seguridad Pública

[vc_row parallax=”” parallax_image=”” hide_border_bottom=”” dark_section=”” no_bottom_padding=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En medio de una oleada de inseguridad que mantiene preocupados a gobierno y sociedad, el licenciado Julio César Valenzuela Murrieta toma las riendas de la Jefatura de Policía y Tránsito Municipal, con la consigna de devolverle la tranquilidad a los sanluisinos… y la motivación a los elementos de la corporación.

Humberto Melgoza Vega  

SAN LUIS RIO COLORADO.- La llegada de Julio César Valenzuela Murrieta para hacerse cargo de la Jefatura de Policía y Tránsito Municipal se da en medio de una oleada de inseguridad que forzó la salida de Rafael Vázquez Hernández, quien permaneció durante seis meses como encargado de despacho, tras el crimen de Francisco Vázquez Bustamante al inicio de la presente administración en septiembre pasado.

Aunque no se sabe si el alcalde “le pidió la bola” o Rafael Vázquez decidió “tirar la toalla”, para el caso es lo mismo.

Valenzuela Murrieta, quien durante 21 años se desempeñó como agente del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), tres de esos en San Luis de 2005 a 2008, llega al puesto en función de “apagafuegos”, en un ambiente enrarecido hacia el interior de la corporación, en donde se generó un encono hacia el anterior jefe policiaco; y hacia afuera, entre la sociedad civil, donde gracias a las redes sociales y a algunos medios digitales que se dan vuelo reproduciendo ese tipo de notas se percibe que la inseguridad se encuentra fuera de control por los continuos robos, riñas entre pandillas, homicidios y accidentes automovilísticos.

El nuevo jefe de policía está consciente del problema, sabe que es real, pero no considera que haya focos rojos encendidos. “Si acaso están en amarillo, tirándole a rojo posiblemente, pero creo que con esfuerzo y con trabajo estamos muy a tiempo de sacar la tarea”.

La problemática no se va a terminar de la noche a la mañana sólo porque hay una nueva cabeza en la corporación, “pero sí se hará de manera paulatina, en el corto plazo, sobre todo en el tema de las pandillas, que por ahí algunas personas incluso han perdido la vida, y el tema de los accidentes automovilísticos, son los temas que estamos atendiendo de ya, lo que apremia”.

A escasos días de haberse hecho cargo de la corporación, apenas el sábado pasado rindió protesta ante el alcalde Enrique Reina, Julio César Valenzuela aún se encuentra haciendo un diagnóstico de cómo se encuentra la corporación, el pasado martes se reunió por espacio de tres horas con los elementos que tienen el grado de comandantes para escuchar sus propuestas, recibir sus currículums para hacer los nombramientos en los mandos medios.

“Estamos analizando sus currículums, el proyecto que nos presenten, sus hojas de servicio, sus estadísticas de trabajo y si el servicio lo requiere los vamos a incorporar con el único propósito de sacar adelante la tarea que el alcalde nos encomendó, que es velar por la seguridad de los sanluisinos”, manifestó.

“El presidente está muy atento de lo que pasa en seguridad pública, me pidió que pusiéramos especial atención en las colonias de la periferia, donde se está presentando la problemática de pandillas y algunas víctimas que han fallecido por heridas de arma blanca. Y también aplicar las medidas necesarias para evitar que se sigan presentando los accidentes de tránsito”, como el del fin de semana pasado donde lamentablemente murieron tres jóvenes.

“Queremos concientizar a la gente de la gravedad de conducir bajo los influjos del alcohol, a exceso de velocidad, sin el cinturón de seguridad puesto, hablando por celular…vamos a implementar los filtros anti-alcohol para combatir este tipo de situaciones de manera preventiva”, enfatizó.

Gran parte del problema de inseguridad los elementos y algunos medios que hacían eco de su inconformidad lo atribuían al mal ambiente de trabajo, a que la disciplina era muy rígida, a que se les castigaba de manera continua y a que los forzaban a trabajar turnos de 12 horas continuas, esta inconformidad supuestamente la reflejaban no haciendo bien su trabajo.

El nuevo jefe descartó que se vaya a relajar la disciplina, “vamos a buscar sí, las mejores condiciones de trabajo para los elementos, que anden dos por patrulla, analizaremos si es factible regresar a turnos de 8 horas de trabajo, los elementos son humanos, se cansan, tienen el derecho a estar con su familia, pero tampoco vamos a permitir que fuera o en su horario de trabajo tengan conductas que no son apropiadas de un elemento de seguridad pública”.

Para Valenzuela las funciones de la policía no son nuevas ya que están íntimamente ligadas al trabajo que realizan como auxiliares del Ministerio Público, además que siempre le ha gustado el trabajo operativo más que el de escritorio por lo que no batallará para adaptarse a su nueva función.

Consciente de las expectativas que genera entre la sociedad el cambio de mando en la Jefatura de Policía, el comandante ofreció una gestión de puertas abiertas, de mucho contacto con la ciudadanía.

Aseguró que su único compromiso es además de con el alcalde que le está brindando la confianza, con los sanluisinos, a quienes deberá garantizar que vivan en una ciudad tranquila. Cero compromisos con la delincuencia, que luego se acercan a tratar de negociar impunidad.

Advirtió que esa instrucción va para todos los elementos de la corporación y sabedor de los riesgos que implica el cargo, puntualizó: “Haciendo las cosas bien, como marca la ley, no deberíamos de tener ningún problema”, consideró.

“Mi única función aquí será trabajar por la seguridad de San Luis, no podemos permitir que haya ese tipo de acuerdos, no existe en mi mente y si algún compañero de aquí de la policía llegara a tener ese tipo de cuestiones pues se aplicará mano dura”, finalizó. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros