Semanario Contraseña

La clave de la información

Se acabó el “party” en las lomas

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La reciente suspensión de las carreras de fin de semana en las lomas del Ejido La Grullita deja nuevamente a los aficionados a la adrenalina motorizada sin un lugar para realizar estos concurridos eventos aunque, a pesar de los peligros que estos representan tanto por accidentes como por enfrentamientos, la ´raza alterada´ siempre encuentran otras rutas y espacios para rugir entre las dunas y quemar llanta en el pavimento,

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- Con pocas opciones de esparcimiento disponibles en la ciudad, más allá de ir al cine a las tiendas o algún parque, una de las alternativas más populares para un amplio sector de la población, sobre todo los amantes de la velocidad, son las dunas, las “lomitas”, los arrancones.

4 X 4, Honditas, Cherokees y hieleras repletas de Bud Lights con el pie bien puesto sobre el acelerador es todo lo que se necesita para que, como se dice coloquialmente “se arme”, total, terreno hay de sobra, más el ambiente concurrido por al menos 600 personas (300 vehículos por domingo).

Esta tradición tiene años en el municipio y de ésta participan tanto jóvenes como adultos y familias enteras que acuden a estas conglomeraciones a pasar un buen rato los fines de semana, o en algunos casos, bajo el amparo del clandestinaje en alguna vía poco transitada (o mucho, “no importa”, según refieren) para los arrancones.

Sobra decir que en muchas de estas carreras corren apuestas que al calor del momento de varias ´chelas´ se convierten en discusiones y en algunos casos terminan en enfrentamientos casi mortales.

En algunos otros casos, las altas velocidades y las condiciones de los terrenos agrestes combinados de nuevo con el factor alcohol provocan accidentes tanto entre los conductores y pasajeros como entre los asistentes y demás aficionados, en algunos casos hasta muertos, según cuentan.

Es en este escenario que el pasado domingo 24 de abril se registró un enfrentamiento que dejó tres personas heridas en uno de estos espacios, propiedad de un particular, localizado en el Ejido La Grullita, mismo que terminó a la altura de la avenida Amapolas “B” y calle 21.

Para rematar, también se tiene el registro de que hubo detonaciones de arma de fuego durante la riña, sin embargo, los conocedores y aficionados a este tipo de eventos no mostraron sorpresa ante este evento porque, admiten que no es la primera vez que esto pasa y, vaticinan, tampoco será la última.

Esto porque el Ayuntamiento dio a conocer al lunes siguiente que se procedería a la suspensión de eventos en las lomas precisamente debido a este tipo de accidentes y para no tomar más riesgos en cuanto a lo que a la seguridad de los asistentes se refiere.

A través de un comunicado, la Secretaría del Ayuntamiento refirió que el lugar se ha convertido en un problema por las rivalidades entre las personas que no acuden propiamente a divertirse por lo que Seguridad Pública y Protección Civil implementarían operativos en conjunto para evitar el uso de estos espacios.

Sobre todo, subrayó el gobierno municipal, porque se trata de eventos automovilísticos que no garantizan la seguridad de los asistentes.

Sin embargo, las lomas del Ejido La Grullita no son el único espacio en el que se congrega la gente para el ´racing´ los domingos, o cualquier otro día que se “arme”, sino que también lo hacen en el Río Colorado, o atrás del Bosque, o rumbo al Ejido Lagunitas, terreno no falta, ni tampoco la ´cheve´, pero sí policías que sin duda se ven rebasados por la alta afluencia de asistentes.

Así lo han hecho desde hace años, comentan, en las dunas del Río Colorado, en Baja California dentro de lugares como el célebre “Cuervitos”, en el Médano y donde haya loma para meter la doble tracción de sus Cherokees alteradas, o pavimento para jugarle al Toretto (Rápido y Furioso) a bordo de flamantes Hondas con luces de neon y rines cromados.

Tierra de nadie

Al respecto, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en Cabildo y también aficionado a las carreras, Raudel Huizar Córdova, celebró que el gobierno municipal haya cancelado los eventos en las lomas de La Grullita porque en pocas palabras “es tierra de nadie”.

“Ahí todo mundo sube a jugar carreras y es tierra de nadie, todos consumiendo alcohol… es algo desorganizado por lo que un particular cobra la entrada, sin embargo si no se cumple con los requisitos no tienen por qué llevarse a cabo”, externó.

Dichos requisitos, en condiciones “normales” tienen que ver con garantizar la seguridad de los asistentes con infraestructura adecuada como lo hacen otros particulares que pagan una ambulancia para seguridad de todos, o que cuentan con muros de contención o áreas delimitadas para los espectadores.

En ese sentido, insistió, al pedir permiso al Ayuntamiento para llevar a cabo estos eventos se tiene que velar por la seguridad de los asistentes pero si eso no se tiene sólo demuestra que el dueño no se hace responsable de nada de eso –a pesar del cobro de 50 pesos por entrada-.

El problema, sin embargo, es que se trata de un fenómeno que tiene años sucediendo y que los aficionados a estos eventos y espectáculos sólo cambian de sede poniéndose en peligro a sí mismos como a los demás.

“Ellos sólo se cambian de lugar, hay otros eventos que hacen en la carretera del Ejido Islita en el pavimento, y pues se ha estado atacando ese problema pero pues así son los jóvenes, pero si es una situación delicada”, expresó.

Lo mismo pasa todos los años en la llamada “Laguna Party”, agregó el edil, a donde asisten muchas familias y, desgraciadamente, se suscitan accidentes cada año, sin mencionar el basural que dejan por todos lados en el lugar.

Por desgracia, en ese tipo de eventos es poca la vigilancia y la presencia de grupos de rescate o ambulancias porque se demasiada la gente encima de que nadie ahí se hace responsable de nada.

“Ahí cada año hay accidentes y hasta muertos ha habido es un descontrol, algo muy diferente a donde hay una pista organizada, que sí las hay en la ciudad”, comentó.

Alternativas sí hay, anotó, pues en realidad hay tres pistas bien organizadas como la “Pista San Luis” en donde sí se cumple con los requerimientos del Ayuntamiento en relación a cuidar la seguridad de los asistentes.

Lamentablemente, a veces los jóvenes no son responsables y optan por lo más fácil o por buscar la adrenalina del peligro y la ausencia de autoridad para sentirse en libertad de hacer lo que quieran sin medir las consecuencias.

“Una vez me tocó ver una Cherokee en el Río que iba como a 70 millas por hora y como con ocho personas dentro”, relató.

Sin embargo, siempre va a existir el eterno dilema, agregó, o se quiere un San Luis más seguro, o uno más libre para hacer “lo que nos de la gana”.

Por ello, el gobierno municipal está en lo correcto en cuanto a poner herramientas para evitar accidentes cancelando este tipo de eventos, consideró.

 No podemos arriesgarnos: Ayuntamiento

Aunque la dueña del terreno de La Grullita, Ángela Morales Borbón, acudió al Palacio Municipal a reclamar la suspensión de eventos en su propiedad, el gobierno municipal se mantuvo firme en su posición y se le explicó que ya no será posible que se lleven a cabo.

Esto por las afectaciones económicas que pudiera esta cancelación atraerle a la dueña del lugar que cobraba 50 pesos la entrada a un promedio de hasta 300 carros que ingresaban ahí cada domingo.

“Se le dijo a la dueña que no se puede estar arriesgando la integridad de las personas, y aunque dice que son pocos los que ´hacen relajo´, se le reviró que lamentablemente por esa gente es que estas actividades se convierten en algo delicado”, explicó el Secretario del Ayuntamiento.

Asimismo, Ángel Acacio Angulo López señaló que cada fin de semana la situación empezaba a salirse más de control en ese lugar por lo que se tomó una decisión para que un interés particular no se antepusiera al interés general.

“Una cosa fue llevando a otra de manera en la que se involucraron ya otros aspectos en estos eventos con el consumo de alcohol, riñas, pleitos y otros conflictos”, indicó.

Una de las prioridades del Ayuntamiento, subrayó, es velar por la seguridad de la ciudadanía como autoridad así como por el orden en todas las concentraciones de personas para evitar agravios a terceros.

“Cuando todo empieza a salir de control es cuando ya como autoridad tenemos que establecer un orden y es lo que se está dando, cada vez estaban pasando cosas más delicadas y no podemos estar arriesgando el que se sigan llevando a cabo ese tipo de eventos”, anotó.

A pesar de que sí hay quienes van a divertirse sanamente y en familia, advirtió, hay también quienes van a empañar ese espacio de esparcimiento con otras intenciones más allá de pasar un rato agradable.

Por ello, reiteró que se estará cuidado que no se lleven a cabo más eventos de esta naturaleza y quizás, en algún momento se analice la posibilidad de organizar eventos así pero de una forma ordenada.

“En eso habría que hacer una evaluación a futuro, no estamos cerrados a ello, pero de momento la decisión es clausurar porque es más importante la seguridad de la gente”, dijo, misma que en estos eventos no se puede alcanzar garantizar por parte del municipio. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros