Semanario Contraseña

La clave de la información

Antes que panista, soy ciudadano: Gustavo Sánchez

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

“Llevo 72 cruceros, 36 por dos, y no me he topado ni un solo día con Antonio haciendo un crucero, yo no sé si se le complica levantarse en las mañanas, si anda desveladito, si así como a los vampiros le pega el sol fuerte, pero no me lo he topado un solo día haciendo un crucero, y mira que llevo 72 ya y saludados de mano más de 23 mil gentes…”, menciona el candidato del PAN a la alcaldía de Mexicali.

Humberto Melgoza Vega

MEXICALI.- Mexicalense nacido hace 52 años, sus padres, cachanillas ambos, nacieron a las faldas de El Centinela, en la colonia Progreso, Gustavo Sánchez, abanderado de PAN a la alcaldía de Mexicali rechaza que está contienda se centre entre un político tradicional, y un candidato “ciudadano”, como se hace llamar su adversario del PRI.

“Primero que nada soy ciudadano y no soy un político tradicional, Dios me libre, la mayor parte de mi vida he vivido de mi profesión como abogado fiscalista”.

Aunque milita en el PAN desde hace 35 años –“me afilié en el PAN a mis 17 años, cuando éramos un partido estrictamente de oposición”— en todo ese tiempo sólo ha tenido dos cargos públicos: en 1989 con Ernesto Ruffo, el primer gobernador panista en la historia de México, donde se desempeñó como abogado fiscal, y en 1995, como síndico, cuando Eugenio Elorduy ganó por primera vez la alcaldía de Mexicali.

“Yo sí genero empleos, yo sí sé lo que es pagar una nómina, pagar Infonavit, Seguro Social. Antes que ser panista soy ciudadano, porque tú te puedes jubilar del trabajo a los 30 años, pero de lo que nunca te puedes jubilar es de ser ciudadano”, comenta.

Aboyado de profesión, “orgullosamente cimarrón”, especializado enderecho fiscal, luego de la administración de Elorduy se regresó a su despacho “el que nunca voy a cerrar, porque de ahí voy a vivir toda mi vida”, y en el inter recibió muchas invitaciones de gobernadores y alcaldes para estar en su gabinete hasta que hace tres años José Guadalupe Osuna Millán lo convenció de participar de nuevo como candidato a diputado.

“Nos tomamos un café y me platicó cómo tenían al Congreso secuestrado, hincado. Me dijo ‘yo no sé si va a ganar Kiko o Castro Trenti, pero yo sí quiero dejar un mejor Congreso’. Le dije ‘gobernador, no me pidas eso, qué voy a hacer en ese manicomio, 25 diputados, 9 partidos, no tengo estómago para eso’. Me dio diez días para pensarlo y decidí ir a jalar la carreta, a pesar de que en mi despacho me va muy bien…”.

Como diputado, además de algunas iniciativas de ley presentadas, su mayor satisfacción fue el regresar a las colonias donde antes pidió el voto; a través del programa “Diputado en tu Colonia” todos los lunes visitó los barrios hasta que acumuló 79 reuniones. “A la gente le gusta que la escuches, que la atiendas, quieren sentir lo que es, tu patrón, pues con sus impuestos te pagan tu sueldo…”.

Asegura que “nunca, te lo digo por la memoria de mi padre, desde que empecé a hacer esto lo hice pensando en brincar a otro puesto. Yo todavía en octubre, noviembre no decidía entrarle a esto, porque sé que va a estar de la patada, pero si podemos aportar nuestra capacidad para sacar a flote este changarro que es Mexicali, pues aquí estamos. Yo quiero tener la satisfacción de decir que por mí, no quedó”.

Uno de los principales problemas que enfrenta el municipio y que deberá ser atendido de inmediato por el próximo alcalde es el de las maltrechas finanzas. Una posibilidad es la de adelgazar el robusto aparato burocrático.

“No es una posibilidad, es urgente”, asevera. “No se te puede ir el 73 por ciento de tu presupuesto en la nómina, eso no funciona bajo ninguna circunstancia, menos cuando tienes muchos servicios que atender como la limpieza, la seguridad, el alumbrado público, la pavimentación de las calles, parques y jardines, fomentar el deporte y todo eso cuesta y si no tienes dinero debes buscar de dónde. Chato, de confianza y base.

“Tenemos que sentarnos en una gran mesa con el Sindicato para llegar a una conciencia de que las patrullas no van a salir a patrullar por falta de gasolina, ni los camiones van a salir a recolectar la basura, porque no hay para pagar el diesel, eso por lo menos en mi gobierno no va a pasar. Habrá que decirle al Sindicato que no pueden seguir ahorcando a la gallina de los huevos de oro con sus aumentos salariales”, advierte.

A propósito de dinero, Gustavo menciona que una de sus principales acciones será la de procurar una mejor economía para las familias mexicalenses, fomentando la instalación de más y mejores empresas, que paguen un salario digno a los trabajadores.

“En la calle y en las casas mucha gente me dice que no tiene chamba, y si tienen no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas. Nos han zarandeado muy fuerte las políticas económicas del gobierno del PRI, el aumento del IVA, la paridad del dólar, el aumento de la gasolina y del gas. Como alcalde seré un incansable promotor del empleo, traer más y mejores empleos, porque si hay trabajo en la mesa hay pipirín, para la escuela de los hijos; no puedes pedirle a la gente que se involucre en acciones de tipo social o deportivo si primero necesitan resolver su problema económico, el horno no está para bollos, chingao, es parte del descontento que hay, el 70 por ciento de abstencionismo en la pasada elección federal, ¿pues qué esperábamos?”.

Otro rubro que está pegando muy fuerte es el de la creciente contaminación, que coloca a Mexicali entre las ciudades más contaminadas del país.

“Sin duda el tema de la contaminación en Mexicali es hoy por hoy uno de los principales asuntos a atender. No soy un experto en medio ambiente pero sí considero que esto es la suma de muchas contaminaciones: autos, polvo, tierra, quema de pastizales, las grandes industrias, todo esto hace que se genere una contaminación brutal.

“Tenemos que hacer de inmediato un estudio muy serio para conocer cuáles son las principales fuentes de contaminación para poder atacarlos de raíz, aquí no se vale lavarse las manos, que es responsabilidad estatal o federal, el próximo alcalde será quien encabece estos esfuerzos y alce la voz para exigir que cada quien cumpla con su tarea”.

A diferencia del candidato panista a la alcaldía de Tijuana, quien declaró a reporteros del Zeta que él no se metería en temas de narcotráfico, que generan una gran inseguridad, dizque porque es competencia de la federación, Gustavo Sánchez admite que “el tema de la inseguridad es un tema que nos corresponde a todos, por eso está el tema a nivel federal del mando único; la seguridad es la columna vertebral, en el estado y en Mexicali y ahí el municipio también tiene mucha vela en el entierro”.

Adelanta que a nivel local deberán trabajar muy fuerte en la prevención del delito, en el combate a las adicciones “que se ha vuelto brutal en las colonias, ya sin distinguir clase o condición social”, esto lo harán desde el seno familiar, para fomentar los valores y las buenas costumbres.

Enseguida, el candidato panista opina sobre el tema de la legalización de la mariguana: “Es un tema que debe revisarse más a fondo y con mayor seriedad. Se me hace muy a la ligera que unos ministros de la Corte tengan en sus manos una decisión tan delicada sin haber agotado como país los pros y contras de todo lo que implica, sobre todo en cuestiones de salud pública. Estoy en contra de que se tomen decisiones sin antes analizar el tema a fondo, porque mañana o pasado podemos estar arrepentidos que nuestra juventud haya entrado con más facilidad al problema de las adicciones y que digamos ‘caramba, a qué hora decidimos esto’”.

Gustavo Sánchez no rehúye a ninguna de las preguntas, pero sí se vuelve cauteloso en los temas que son más polémicos, como en el del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Estoy totalmente a favor de que se escuche a todas las partes, porque en este tema como en otros hay gente a favor y en contra. Al final del camino soy un hombre de leyes y la Corte ya habló en ese sentido, de las circunstancias de legalidad, yo como presidente municipal no soy quién ni puedo ni debo contravenir lo que la Corte ya determinó en jurisprudencia, si la Corte lo ha determinado como un derecho, no habrá más que respetarlo”.

Campaña de las tres “S”

Aparte de las propuestas, en las campañas electorales abundan la confrontación, el debate político, los ataques y los golpes bajos. A Gustavo Sánchez, su adversario del PRI, Antonio Magaña, lo cuestiona por no haber presentado su declaración 3de3, fiscal, patrimonial y de conflicto de interés.

“Yo suscribí el compromiso de presentarla antes del día 5 como lo pidió el ObserBC, ya presenté mi declaración patrimonial ahora que me separé del cargo de diputado. Esa es una estrategia del partido de enfrente, ante la falta de argumentos; el señor Antonio Magaña, que no sabe mucho de leyes, debería saber que como todos los mexicanos antes del 30 de abril presenté ante el SAT mi declaración de impuestos, sólo me falta la de conflicto de interés que me comprometí y la voy a presentar antes del día 5, y sin problema”.

Rechaza que la asesoría fiscal que su despacho presta al ayuntamiento que encabeza el panista Jaime Díaz, instancia con la que se celebró un contrato por 3 millones de pesos, represente algún conflicto de interés. “Y tan no lo es que está en la página de transparencia del ayuntamiento”, acota.

La empresa de servicios que fundó hace 30 años, destaca, “ha trabajado para empresas privadas y públicas, no es la primera vez que le trabajamos a un gobierno municipal, si el señor Magaña tiene alguna preocupación que le pregunte a su regidor número uno, que se llama Samuel Ramos, que fue presidente municipal y que me contrató también para atender cuestiones fiscales del municipio cuando fue alcalde. Ni modo, que no nos culpen por ser tan buenos como despacho en cuestiones fiscales”.

A Toño Magaña se le critica mucho, sobre todo en las redes sociales, por su supuesta afición a la bebida –el mismo ex conductor de televisión aclaró en entrevista previa con este Semanario que le gusta el vino que se produce en BC–, algo que a nadie debe asustar.

“Yo no sé si él tenga esas aficiones, ciertamente sé que tiene fama de eso, pero nunca he estado yo con él agarrando la parranda, por eso no lo puedo asegurar. Claro que a mí también me gusta la cheve, de vez en cuando, cuando está bueno el ambiente, hay un buen amigo o una buena plática, si eres de Mexicali no puedes rehuirle a la cervecita”.

-Hace unos días les grabaron un video a Magaña y a ti, mientras conversaban en privado en el Bar El Sume, ¿de qué platicaron?

-De cosas de la vida, de cosas que había que platicar entre él y yo, que él sabe bien de qué se trata, por eso salió corriendo.

En la entrevista, realizada en el Applebe’s de L. Montejano, a Gustavo se le ve muy suelto, relajado y sonríe con facilidad; se siente confiado de ganar la elección, dice que trae un margen importante de ventaja sobre su principal oponente, pero está impedido por ley a dar cifras.

“Traemos una ventaja cómoda, si no para decir este arroz ya se coció, sí es más que suficiente si mantenemos el mismo ritmo de aquí al día último, que ya quedan prácticamente quince días de campaña, de contacto permanente con la gente”, afirma.

Esta es su rutina: “Todos los días me levanto a las 5:30 de la mañana porque a las 6:00 y media ya estoy en un crucero hasta las 8:30, saludando de mano a los mexicalenses que van temprano a chambear, a ganarse el pan de cada día. De 8 y media a 10 un sobre ruedas, de 10 a 12 a una colonia, a tocar puertas; a las 12 me meto normalmente a una empresa, a una maquiladora, a saludar empleados. A las 2:00 llego a la casa tuya a descansar, a comer, porque a las 5:30 vámonos, al segundo turno, a otro crucero a saludar a la gente que ya viene del trabajo; a las 7:00 de la tarde me voy a otra colonia a tocar puertas, y a las 8:30 termino en una reunión de vecinos y voy llegando a tu casa a las 10:00 de la noche, todos los días”.

Dice que hasta la fecha, –la entrevista fue el pasado lunes–, “llevo 72 cruceros, 36 por dos, y no me he topado ni un solo día con Antonio haciendo un crucero, yo no sé si se le complica levantarse en las mañanas, si anda desveladito, si así como a los vampiros le pega el sol fuerte, pero no me lo he topado un solo día haciendo un crucero, y mira que llevo 72 ya y saludados de mano más de 23 mil gentes, porque no me acuesto si no he saludado de mano cuando menos a 600 y se puede hacer, si le metes talacha fuerte, esta es una campaña con las tres S: sudor, suela y saliva”.

Al candidato del PAN le tiene sin cuidado que Manlio Fabio Beltrones, líder nacional del PRI, haya mostrado un especial interés por la capital de Baja California, en donde estuvo para el arranque de campaña.

“Y me llama mucho la atención ahora que vino este señor Camacho a apuntalar la campaña de quien dice que va ganando, el que va ganando no ocupa que le traigan gente que le venga a ayudar de fuera”. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros