Semanario Contraseña

La clave de la información

A Leo Guillén “no lo den por muerto”

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El ex alcalde de San Luis asegura que “por el momento” no tiene pensado sumarse a los aspirantes a dirigir el PAN Estatal, cargo que él ocupa de manera interina. A la gobernadora la considera una mujer bien intencionada, pero en la procuración de justicia la están haciendo quedar mal. Finalmente, reconoce que recursos que se les descontaban vía nómina a ex funcionarios estatales no ingresaron a las arcas del partido.

Humberto Melgoza Vega

 SAN LUIS RIO COLORADO.- Levantar al PAN de la lona, donde se encontraba luego de la dolorosa derrota electoral del 7 de junio de 2015, y retomar el abanderamiento de las causas ciudadanas,  le han valido a Leonardo Guillén Medina no solo ataques y fuego amigo, sino además el reconocimiento de propios y extraños.

Al ex alcalde sanluisino le ha tocado dar la cara ante la sociedad que se sintió agraviada por un gobierno estatal que salió en medio de escándalos de corrupción y por lo mismo, emprender la defensa política de sus compañeros de partido, exigiendo tanto a las nuevas autoridades estatales como a la Fiscalía Anticorrupción que se manejen dentro del marco de la ley, sin el linchamiento mediático que han venido practicando.

De varios personajes que estaban en la baraja, y luego de que el anterior dirigente Juan Valencia tiró el arpa, el Comité Ejecutivo Nacional se decidió por poner al frente a Guillén Medina, en primer lugar por considerarlo ajeno a los grupos de poder que se concentran en Hermosillo, por no haber formado parte del gabinete padrecista y sobre todo por la buena imagen que lo precede, al entregar el gobierno a un miembro de su propio partido, en la figura de Enrique Reina Lizárraga.

La misión encomendada al también ex diputado federal fue la de recomponer al partido desde su estructura, reorganizarlo, hacer una labor de reconciliación entre la militancia, mantener una postura de firme contrapeso frente al nuevo gobierno estatal y organizar el relevo tanto en los comités municipales como en el propio Comité Directivo Estatal (CDE).

Desde su llegada a la dirigencia de manera emergente, no han sido pocos los obstáculos que le ha tocado sortear, todo tipo de grillas internas, la separación de cuatro diputados de la bancada panista en el Congreso del Estado y hasta la denuncia ante el Tribunal Estatal Electoral por parte del ex alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero, emplazándolo para que renunciara antes de tiempo.

Ahora, tras emitir la convocatoria para la renovación del Comité Directivo Estatal, programada para el domingo 28 de agosto, deberá enfrentar la madre de todas las batallas, en especial si decide sumarse a la larga lista de aspirantes que encabeza David Figueroa, Ernesto Munro, Adrián Terrazas, Enrique Torres, Francisco García Gámez, Célida López, López Caballero, más los que se acumulen en las próximas semanas.

Claudia, bien intencionada pero…

El fin de semana anterior, que anduvo por ésta su tierra para presentar el diagnóstico de lo que sucedió en el pasado proceso electoral, y los retos que se vienen por delante, Leonardo Guillén encabezó una rueda de prensa en la que le preguntaron si pensaba participar como candidato por la presidencia del CDE.

“En este momento no lo tengo considerado”, fueron las escuetas palabras –contrario a su costumbre– que emitió como respuesta.

Posteriormente, ya en entrevista con este Semanario, le preguntamos lo mismo y respondió que era una decisión que aún no había tomado.

¿Por qué Leonardo Guillén decidió dejar abierta esa posibilidad, acaso como una manera de mover el tapete a los otros aspirantes?

Insinuar que “no lo den por muerto” significa que anda midiendo el terreno y que sus recorridos por los comités municipales de todo el estado, aunado a la proyección regional que ha tenido por su incesante activismo político, hacen que se sienta competitivo para medirse entre la militancia panista.

Precisamente, en ese debate mediático que sostiene prácticamente a diario como oposición ante las autoridades del “Otro Sonora Ya”, Guillén ha salido avante, aunque no ileso, entre otros factores por su condición de “fuereño”.

“Estoy acostumbrado a enfrentar situaciones difíciles y a ser respetuoso de la libertad de expresión, habrán algunas que son por mandato del estado y otras que son expresiones auténticas de los propios medios de comunicación ante las condiciones adversas en las que encontramos al partido.

“El reto era precisamente ese, recibir un PAN anímicamente destrozado por los resultados electorales, el compromiso era que hubiera un mucho mejor ánimo y trabajar de la mano con los liderazgos para darle pronto la vuelta a la página”, manifiesta.

Leonardo dice que ha procurado encabezar una oposición responsable, apoyando las causas que son de beneficio para el ciudadano, como fue la aprobación del presupuesto, el apoyo a los municipios, el tema de la Ley de Ingresos, “pero también manifestamos nuestra oposición a la adquisición irresponsable de deuda, por los montos que se adquirieron al final de cuentas, no obstante la situación financiera por la que atraviesa Sonora”.

Guillén rechaza que el tema de la inseguridad, cuyos índices se han disparado, sobre todo en la capital del estado, lo estén tomando como una bandera para golpetear al gobierno.

“Al contrario, nosotros estamos haciendo lo que nos corresponde para ayudar en ese tema al gobierno, es algo que nos afecta a todos y nosotros estamos del lado del ciudadano”, asegura.

Reconoce que algunos militantes de su partido, a quienes les exige que aclaren su situación, incurrieron en actos de corrupción “pero también hay un estado que ha abusado de esas equivocaciones y ha mediatizado y politizado muchos de estos señalamientos, cuando hemos estado de acuerdo que donde haya elementos se sancione, pero que no se esté deteniendo la agenda de Sonora por un aspecto persecutorio”.

A la gobernadora “la veo bien intencionada, con el propósito de que a Sonora le vaya bien, la hemos notado con apertura hacia la sociedad, creo que hay puntos que hay que reconocerlo, pero hay otros de mucha polémica, como el endeudamiento por 5 mil millones de pesos, un monto estratosférico, el más grande en toda la historia de Sonora que nos coloca como uno de los estados con mayor deuda pública”, señala.

Y agrega: “Pero creo que el tema mayor ha sido el de procuración de justicia, porque hay indicios de que se está utilizando para cometer excesos, para intimidar a los ciudadanos, para abusar de esas facultades; creo que en esa área no es la gobernadora pero quienes le deberían estar ayudando en ese aspecto no le están cumpliendo…”.

“Lo preocupante es volver a épocas en las que se inventan pruebas, en las que hay persecuciones, en las que se violan derechos y garantías, ¿qué les espera a los ciudadanos?”, insiste.

De los ex funcionarios de primero y segundo nivel, prácticamente ninguno se salva de estar siendo investigado por la comisión de presuntos actos al margen de la ley, de Guillermo Padrés Elías para abajo. Dice Guillén que las investigaciones no pueden descansar en una Fiscalía Anticorrupción que no tiene autonomía ni tampoco garantiza imparcialidad.

“En lo que el partido ha sido muy enfático es con los compañeros que están siendo señalados, que aclaren a la brevedad esta situación que lastima a todos los sonorenses”, sostiene.

Leonardo Guillén asegura que, contrario a lo que desearían los priistas, el PAN se encuentra vivo, trabajando para recuperar la confianza de la ciudadanía y estar en condiciones de recuperar la gubernatura dentro de cinco años.

Otro tema candente que le tronó a Guillén en las manos, aunque todavía no asumía las riendas del partido, es el relativo a las cuotas aportadas por los ex funcionarios estatales. Hay una exigencia para que se aclare el destino que se les dio a esos recursos millonarios ya que se presume que fueron desviados. En el camino se ha señalado a López Caballero y al ex tesorero Mario Cuen de haberles dado otro destino.

“En el PAN existe el compromiso de aclarar esta situación que ocurrió en el pasado. Lo que te puedo decir en este momento es que la información que recibimos del Comité Municipal de Hermosillo y la que hay en el Comité Estatal, en el caso del Comité Estatal hubo ingresos por allá en el 2014, que fueron por el orden superior a los 5 millones de pesos. Eso es lo que ingresó al partido y se gastó de manera correcta, tanto en campañas como en actividades electorales.

“En el caso del Comité Municipal no hay mayor información. La interpretación o el señalamiento de muchos, y la denuncia de cerca de una decena de panistas en la capital y en algunos lugares del estado y que me parece muy legítima, ¿qué ocurre con el resto de la información? De lo que ingresó hay cuentas claras, el debate está del dinero que no llegó al partido, eso es lo que se está investigando.

“A final de cuentas estamos hablando del acuerdo de quien era el trabajador y quien era el patrón, uno de acuerdo en que le descontaran de su sueldo y el otro haciendo los respectivos descuentos, y en qué gastaron ese dinero. Esa información no la tiene el partido porque al partido ese recurso no ingresó”, admite. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros