Semanario Contraseña

La clave de la información

Para ser el mejor libra por libra, primero me tiene que ganar a mí: Gallo Estrada

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Juan Francisco “Gallo” Estrada, campeón de peso mosca de la AMB y la OMB, se declaró listo para enfrentar en una revancha al nicaragüense Román “Chocolatito” González, pelea que todo el mundo del box espera. En una entrevista exclusiva con Semanario CONTRASEÑA advirtió que si se descuida tantito hasta lo puede noquear.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- Para que el nicaragüense Román “Chocolatito” González sea considerado el mejor peleador libra por libra del mundo primero me tiene que ganar a mí, manifestó Juan Francisco “Gallo” Estrada, el doble campeón de peso mosca de la AMB y la OMB.

El mundo del box quiere ver la revancha entre ambos boxeadores ya que la primera vez que se enfrentaron en 2012, en la que fue considerada una de las mejores peleas de ese año, los jueces le dieron el triunfo por decisión unánime al nica, cuando lo más justo debió haber sido un empate, aunque muchos vieron ganar al mexicano.

Desde septiembre del año pasado fue su última pelea, en diciembre el Gallo Estrada fue operado de la mano derecha y ya recuperado, espera volver a subirse a un ring antes de que finalice este 2016, con un rival aún por definir.

Para el próximo año le gustaría que se dé la ansiada revancha con Chocolatito González, quien ha estado exigiendo de un millón a 1.5 millones de dólares por la pelea, lo que algunos han considerado como una manera de rehuir el combate.

Fue precisamente en el pleito contra Román González cuando Juan Francisco se lesionó la mano. Después de ahí siguió peleando, sostuvo hasta tres combates, a pesar de que le lastimaba mucho al golpear a sus rivales, “no quería dejar yo de pelear porque sabía que si me operaban iban a ser mínimo seis meses o un año para la recuperación”.

Cuando se enfrentó la primera vez con Román González, Juan Francisco tenía 22 años y todavía le decían “Gallito” Estrada; ahora, a sus 26, ya está convertido en todo un “Gallo” del ring.

“A mucha gente le gusta mi estilo, y aun así yo no me desempeñaba bien por temor a lastimarme más la mano, por el dolor, yo creo que ya después de la operación y primero Dios la recuperación, cuando me suba al ring me van a ver mejor porque voy a estar más suelto y pues con más ganas y más aún siendo campeón del mundo”, manifestó.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”11179″ img_size=”800×800″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Luego de pelear con Román González, donde se dio a conocer de manera internacional, le arrebató el título de la división al filipino-hawaiano Bryan Viloria, a quien derrotó en Macao, China. Desde ahí se ha mantenido en el top del boxeo internacional.

“Antes de pelear con Viloria me había enfrentado con el Chocolatito, en esa pelea me di a conocer y sin embargo la pelea se la dieron a él, como me vi muy bien me dieron la oportunidad contra Bryan Viloria, pero ya en mi peso, contra el Chocolatito peleé en minimosca, la verdad iba muy deshidratado, sin fuerzas. Bien entrenado, con las ganas y en mi peso ahorita no hay quién me gane”, aseveró.

En la plática exclusiva con Semanario CONTRASEÑA, el peleador de Puerto Peñasco dijo que está esperando la revancha con el Chocolate.

“De alguna manera él está rehuyendo la pelea porque está pidiendo un millón o dos millones de dólares, siendo que en los pesos chicos desde la pelea de Michael Carbajal contra la Chiquita González hace como 23 ó 24 años que no se gana un peso chico esa cantidad de un millón de dólares.

“El está poniendo esa cantidad por según ser el mejor libra por libra y por ser campeón del mundo invicto, a como van las negociaciones yo creo que puede darse el millón de dólares porque mucha gente quiere ver esa pelea de revancha, nosotros como peleadores la queremos, está bien, esto además de deporte es un negocio, los promotores tienen que entender que el boxeador tiene que ganar también, no nomás ellos, ojalá que nos dieran un millón de dólares, que sería una bolsa justa porque estarían tres cinturones de por medio”, mencionó.

La pelea contra Chocolatito “la he visto más de 20 veces, analizo cada round y sé que por puntos le gané la pelea, pero él era el campeón y yo era un desconocido, y se la dieron a él por ser invicto y campeón, cuando mi nombre ni siquiera conocían. Cuando le dieron la victoria de manera unánime yo dije qué pasó, cuando menos hubieran dado un empate o dividida, pero los jueces son los que mandan, entiendo que para ganarle a un campeón hay que darle una buena ‘pela’ o noquearlo”.

La revancha “todos la quieren ver porque saben que la primera estuvo muy buena, la decisión pudo haber sido para mí. En esta próxima pelea yo garantizo que va a ser mejor que la de Pacquiao-Mayweather, es una pelea que no va a aburrir, que desde el primero hasta el último round nos vamos a tirar golpes, una pelea que la gente va a disfrutar”.

El esperado combate sería un negocio redondo para los promotores, quienes tranquilamente podrían montarla en Las Vegas.

“Nunca ha habido una pelea estelar en Las Vegas de pesos chicos, ésta podría ser la primera, o no importa que fuera como respaldo de la de Triple G (Gennady Golovkin) contra el Canelo y nosotros de respaldo, estaría súper bien”, consideró.

Actualmente, le revista Box Magazine tiene rankeado al Chocolatito Hernández como el mejor peleador libra por libra del mundo, por encima del kazajo Golovkin.

“Como peleador invicto, como campeón, puede ser que sí lo sea, pero primero me tiene que ganar a mí, porque en la pasada pelea no convenció y lo debe de demostrar, ya peleando conmigo, si me gana y me gana bien entonces sí podrá ser considerado el mejor libra por libra, porque ya en peso mosca nadie le va a ganar a él”, apuntó.

Aunque en su reciente pelea contra el puertorriqueño McWilliams Arroyo en abril pasado el Chocolate no lució, no lo pudo noquear y se le fue vivo hasta los 12 rounds.

“Tal vez él se confió, o no entrenó bien, aunque no es pretexto, el morro se le complicó, aunque no era un gran rival, casi no tiraba golpes, sí se movía y fue lo que se le dificultó a Chocolate; un boxeador que se mueve le puede ganar fácil y ese puedo ser yo. En la primer pelea me faltaron las fuerzas, él es un peleador que te empuja, que te va mermando, pero yo en esa pelea no tenía las fuerzas como para aguantarle y para ir al frente; yo estando en mi peso hasta la vengo noqueando y no es por hablar, yo ya peleé con él, ya sentí sus golpes, el boxeo que tiene, pero con rapidez, moverme de piernas y de la mitad para adelante apretar yo creo que se acaba por nocaut esa pelea”, advirtió.

El Gallo Estrada destacó que ninguna pelea del Chocolate vendería más que si se enfrenta con un mexicano, porque el peleador azteca es garantía de espectáculo. “Como cuando peleé contra Giovanni Segura en la Ciudad de México mucha gente creyó que me iba a ganar por la trayectoria y la pegada que él tiene, pero resultó menos complicada de lo que esperaba”.

Admirador de Juan Manuel Márquez, por su vida arriba y abajo del ring,  actualmente Juan Francisco Estrada está convertido en la figura estelar de Tv Azteca, apenas por debajo del Canelo Alvarez, quien es considerado por conocedores del boxeo como un “producto” que fue inflado por Televisa.

“La verdad a Canelo sí lo hizo la televisora, pero si se hace la pelea con Triple G puede ganarle por el boxeo que tiene, por la rapidez, pero si Golovkin lo agarra lo va a noquear, pega muy duro. Canelo ha avanzado mucho pero no ha convencido, yo creo que ganándole a Golovkin, considerado uno de los mejores libra por libra, terminaría por convencer a quienes dicen que es un producto de Televisa; bien por él porque todo mundo lo conoce, eso es lo que quisiéramos todos los boxeadores, ser reconocidos.

“Un boxeador no rehúye las peleas, porque si no no se subieran al ring, son más bien los promotores los que están rehuyendo esa pelea, porque saben que Canelo puede perder y se les acaba la minita de oro”, manifestó.

Peleador desde los 9 años, con más de 120 peleas amateur, tres veces campeón nacional, hoy en día el Gallo Estrada es doble campeón mundial, el más sólido de todos los mexicanos.

“Como bien sabes yo soy de Peñasco y no cualquiera sale de una ciudad tan chica. Yo perdí a mis padres, perdí a mi tía la que me crió y todo eso  me motivó porque somos cuatro hermanos, tres hombres y una mujer y yo soy el más chico, eso me motivó a ser alguien, a sobresalir, para llevar a mis hermanos a un mejor nivel de vida que no nos pudieron dar nuestros padres. Gracias a Dios vamos poco a poco, yo quiero hacer historia en el boxeo, como Julio César Chávez, como Juan Manuel Márquez y creo que por mi edad,  por mis ganas y por mi fuerza de voluntad puedo lograrlo”, finalizó. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros