Semanario Contraseña

La clave de la información

Fracasa programa federal para salvar a la vaquita

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En el marco del Día Internacional para Salvar a la Vaquita Marina, organismos ambientalistas evidencian una vez más la incapacidad del Gobierno Federal para evitar la extinción de la especie  lo que puede atraer graves repercusiones económicas de carácter internacional toda vez que ya se exigen sanciones comerciales al gobierno de Barack Obama a México por no lograr poner un alto al comercio ilegal de totoaba

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- Como se ha advertido desde hace años, la vaquita marina tiene los días contados como especie endémica del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Se calcula que de 90 que había hasta hace poco ya sólo quedan 60 ejemplares que no vivirían más allá del 2022 y eso se debe, en gran medida, a que no parece haber intención de las autoridades federales de atacar el problema de raíz, uno que toca bajos fondos: la pesca ilegal de totoaba, un negocio sólo equiparable al narcotráfico.

Eso representa una disminución en la población de vaquitas de hasta el 80 por ciento entre los años del 2011 y el 2015.

Como se recordará, en abril del 2015 el Gobierno Federal implementó un programa de veda de pesca en el Golfo de Santa Clara sin que hasta ahora haya rendido frutos.

Por el contrario, la aplicación de dicho programa ha acumulado una serie inconformidades y anomalías, además de las obvias y severas afectaciones a quienes dependen directamente de esta actividad económica.

Ese fracaso en las acciones gubernamentales hechas con la bandera del amor por la ecología y el medio ambiente fue dejado nuevamente en evidencia esta semana por la Asociación Mexicana de Hábitats para la Interacción y Protección de Mamíferos Marinos (Amhmar).

Consternados por la rapidez con la que se está extinguiendo el cetáceo, sus integrantes aprovecharon el Día Internacional para Salvar a la Vaquita Marina para hacer un llamado a hacer consciencia con la campaña “#SOSVaquita”, lo que deja entrever que los esfuerzos federales quedan como una mera simulación ante la realidad.

Los ambientalistas reiteraron que el problema sigue siendo la pesca ilegal de la totoaba –que encima de todo también está en peligro de extinción- cuyo valor comercial se cotiza entre los 500 y los dos mil dólares por kilo de buche y vejiga.

Apenas este año que se suscitó una balacera en el Golfo de Santa Clara durante la Semana Santa fue que salió plenamente a la luz el tema del tráfico de totoabas hasta China, mismo que siempre se manejó como un ´secreto a voces´ en el poblado y hoy parece no tener fin.

Eso con base en las cifras oficiales presentadas en las últimas semanas y que reflejan la extinción de la vaquita a pesar de que su hábitat se encuentra supuestamente protegido.

La vaquita queda atrapada en las redes de captura de totoaba en el Golfo de California y el Mar de Cortés y eso acelera su mortandad.

Ante la apremiante situación ecológica, ya son numerosos los llamados que han hecho autoridades municipales y organismos ambientalistas al Gobierno Federal hasta llegar a solicitar el apoyo de organismos internacionales, aunque todavía sin obtener una respuesta concreta.

En esta ocasión, el video que forma parte de la campaña #SOSVaquita y que se está difundiendo a través de las redes sociales advierte del problema y pide auxilio a la comunidad nacional e internacional mientras presenta los informes más recientes sobre el estado en el que se encuentra la especie.

Esta misma asociación (Amhmar) se comprometió también, desde el año pasado, a realizar una donación para apoyar a la conservación de la vaquita en su área de distribución y ecosistema marino pues no parecen recibirse más apoyos.

El tema también fue retomado esta semana por el gobierno municipal que, a través del alcalde, Enrique Reina Lizárraga, reiteró su posicionamiento en cuanto a que el problema se debe a la falta de vigilancia de las autoridades federales para detener la pesca ilegal de totoaba.

La función de vigilar el área está a cargo de la Secretaría de Marina, y aunque desde abril del presente año ha habido algunos decomisos de buches de totoaba en San Felipe y el área cercana al Golfo de Santa Clara, hay quienes sostienen que eso no ha sido suficiente para garantizar la supervivencia de la vaquita marina y combatir el tráfico ilegal que llega hasta el Viejo Continente.

Exigen a Obama sanciones contra México por ineficacia

En medio de la lucha por preservar a las vaquitas, , el pasado 28 de junio el Centro de la Diversidad Biológica de Estados Unidos hizo un llamado al Presidente de Estados Unidos, Barack Obama para imponer sanciones comerciales “firmes e inmediatas” contra México para detener el comercio ilegal de totoaba.

De acuerdo al comunicado de prensa que publicó el organismo, se trata de un último recurso legal que se presenta y es parte de la petición sometida desde 2014.

En dicho documento se solicita al gobierno de Obama certificar que México no ha hecho cumplir la prohibición del comercio de totoaba, según lo dispuesto en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (Cites).

Y es que, a pesar de que a raíz de dicha petición México adoptó medias adicionales de conservación en 2015 “han sido insuficientes para detener el comercio de totoaba y la disminución de la población de la vaquita”, precisa el oficio.

Es por ello que se insta al Secretario de Comercio y de Interior actuar con rapidez para “certificar” al gobierno mexicano, cosa que de aprobarse, podría dar pie a la prohibición de importación de productos de mares mexicanos y otras importaciones de pescados o mariscos, además de otra flora y fauna silvestre, al menos hasta que se detenga por completo el comercio ilegal de totoaba.

“Los hechos son simples – el fracaso de México para detener el comercio actual de totoaba contraviene sus obligaciones de convenciones internacionales y está provocando la muerte de la vaquita”, señaló la directora del programa internacional del Centro, Sarah Uhlemann.

En el informe también se anota el hallazgo de tres vaquitas muertas por enmallamiento en marzo del presente año así como el hallazgo de más de 600 redes y palangres ilegales en los últimos meses dentro del hábitat de la vaquita, más cientos de vejigas de totoaba decomisadas dentro y fuera de México.

Según lo expone el representante del Centro de Diversidad Biológica de EU en México, Alejandro Olivera:

“La vaquita necesita medidas drásticas e inmediatas para garantizar su supervivencia, y no hay duda de que el gobierno mexicano ha sido ineficaz en la protección de la marsopa de las redes ilegales que se utilizan para capturar totoabas en peligro de extinción”.

Asimismo, menciona que no hay evidencia de un verdadero esfuerzo nacional de aplicación efectiva de la ley por parte de México, por lo que la presión de Estados Unidos es necesaria para acelerar las acciones de conservación.

Grave riesgo económico y comercial

Ante la problemática y la responsabilidad de carácter internacional que tiene México con respecto al área del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, el presidente municipal, Enrique Reina Lizárraga, advirtió que si no se pone un alto a la pesca ilegal de totoaba se pueden perder las últimas actividades pesqueras que quedan, como la curvina.

“Si no se atiende el problema de parte del Gobierno Mexicano, a lo único que aspiramos es a que también se cancele la pesca de la curvina”, anotó.

En ese sentido, consideró que la veda de pesca es sólo parte de la evidencia de la falta de resultados en la vigilancia y en el programa del Gobierno Federal que, dijo, no sólo debe de ir acompañado de recursos porque a largo plazo atraería otras consecuencias económicas no sustentables para los gobiernos municipal y estatal en un corto o mediano plazo.

Lo más apremiante que el gobierno debe tomar en cuenta son las repercusiones económicas y comerciales que se pueden venir, reiteró, si no se cumple con los tratados internacionales para garantizar la protección de la vaquita por lo que es urgente que se redoblen esfuerzos.

“Si hoy México es líder en levantamiento de muchos productos pesqueros, se le puede quitar ese liderazgo por la falta de atención y cuidado de una especie en peligro de extinción, es un riesgo no sólo ecológico sino también económico”, asentó. @

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros