Semanario Contraseña

La clave de la información

La de los gays y lesbianas, una simple moda: Iglesia

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En contra de las bodas entre personas del mismo sexo, la iglesia católica está apoyando las marchas que se han realizado en varias partes del país para protestar por los “matrimonios igualitarios” así como la concentración masiva programada para este sábado 24 en la Ciudad de México. Al padre Luis Sandoval, representante del obispo en San Luis, le ha tocado rescatar a varios jóvenes de “las garras” del homosexualismo.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RIO COLORADO.- Luego del “simulacro” realizado en varias parte del país el pasado sábado 10, este sábado 24 se espera la concentración masiva en la Ciudad de México para protestar en contra de la propuesta enviada por el presidente Peña Nieto al Congreso de la Unión para elevar a rango constitucional los matrimonios igualitarios.

La movilización para protestar en contra de las “bodas gay” convocada por el Frente Nacional por la Familia, relacionado con el ultraderechista grupo de El Yunque, es avalada y promovida por la Iglesia Católica, a pesar de los riegos que representa.

El sacerdote Luis Sandoval, representante del obispo en San Luis Río Colorado, reconoce que no todos los mexicanos están de acuerdo en la postura asumida por la iglesia pero ellos tienen el deber religioso de preservar la familia tradicional, tal como lo dictan las sagradas escrituras.

Está consciente de que al asumir esta postura enfrentarán los ataques de los grupos “progresistas” del país, quienes los han comparado con la santa inquisición en las redes sociales.

“Siempre va a haber un riesgo y es un riesgo, la iglesia católica se va a ver afectada”, admite.

Y enseguida argumenta “Si se casan dos hombres o dos mujeres, es muy su libertad de ellos, pero ya el llegar a la adopción de niños o niñas, yo pienso que eso afecta a la sociedad”.

Expone que “ahorita hay una desviación, una falta de identidad por parte de las mujeres y por parte de los hombres, te lo digo porque yo trabajo mucho con jóvenes”.

Detalla: “Llegan jovencitas y me dicen `padre, yo, en realidad siento más atracción por la mujer.  Me gusta la mujer, me gusta su cuerpo´, y no es que la mujer sea lesbiana, es que están perdiendo su identidad como mujer. ¿Y todo eso a qué se debe?: a los medios de comunicación”.

El padre Sandoval considera que el ser “gay” se convirtió en una especie de moda en la que los medios de comunicación juegan un papel determinante.

 “Por ejemplo tenemos a un Ricky Martin, un artista muy famoso, que tiene mucha fuerza, y él se declaró desde un  principio como homosexual –de hecho tiene un par de hijos biológicos—y entonces de ahí empezaron a salir todos los jovencitos y personas que son homosexuales, incluso hasta por imitación.

“A ver, por qué soy homosexual? ¿Por la ropa?. Muchas veces los jóvenes no saben ni lo que quieren, porque en realidad no son homosexuales”, considera.

“Yo he tratado a varios, no soy psicólogo, pero sin embargo sí los observo en sus modales, su manera de comportarse, su manera de hablar, es solo como un modismo”, dice.

La iglesia, apunta, no está en contra de los homosexuales, y no es que los vaya a excomulgar, simplemente no tienen los mismos derechos que la gente “normal”.

“Qué es lo que sucede, por ejemplo vienen con nosotros personas que son de diferente sexo y quieren confesarse y no pueden confesarse. Por ejemplo: llega una muchacha y dice `padre, yo soy lesbiana, tengo mi pareja y quiero confesarme´. Pues no puedes confesarte”, comenta.

Y agrega: “Si los que viven en unión libre, que no están casados por la iglesia, hombre o mujer, no pueden confesarse, no lo ve bien la iglesia, la iglesia lo reprueba. ¿Qué les cuesta casarse al hombre y a la mujer? Nada. Tampoco los divorciados vueltos a casar.

“Ahora, tú que vienes a decirme que eres de otro sexo, que eres lesbiana, y que tienes tu pareja, tampoco. Es como si se cometiera un sacrilegio”, expone.

“En la iglesia simplemente orientamos a las personas, cuántos jovencitas o jovencitos me han llegado, lo papás vienen llorando, preocupados porque sus hijos son homosexuales, o porque son lesbianas, entonces qué se les da?: una terapia espiritual y con la terapia que le dan los sicólogos, varias sesiones, los vamos haciendo entender, y en realidad, ellos van comprendiendo y entendiendo que en sí, no es lo que ellos pensaban. Estaban confundidos”.

-¿Entonces ustedes los “curan”?

-Yo pienso que no los curamos, más bien los orientamos y les decimos `tú en realidad eres hombre, porque naciste hombre´.

“Un día en misa me interrumpieron: `Usted dice que los homosexuales no nacen, se hacen, y sí, porque todos tenemos nuestros cromosomas como hombres y de la mujer tenemos su óvulo, en la fecundación de un esperma con un óvulo se forma una vida, nosotros tenemos cromosomas X y Y y la mujer nomás X X, pero no por eso vamos a tener tendencias homosexuales o hacia el lesbianismo”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”13127″ img_size=”900×500″ alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Desviaciones

Ante los casos de pederastia donde se han visto involucrados sacerdotes “la iglesia sufre”.

El padre Sandoval destaca que el papa Francisco se ha pronunciado porque se les apliquen las leyes civiles a los curas que cometen este tipo de delitos, que son una muestra de desviación sexual.

 Ahora, en lugar de cambiarlo de parroquia, como acostumbraban hacerlo, para protegerlo, lo pondrán a disposición de las autoridades correspondientes.

“Que los metan a la cárcel”, sentencia, “aunque en el Vaticano también hay cárcel, pero aquí con nosotros no. ¿Qué dice el papa a los obispos?: si un padre comete alguna de estas estas faltas, entregarlo a las autoridades civiles y que se le juzgue conforme a la ley”.

Resalta que son dos cosas las que se necesitan para ser sacerdote: ser hombre y estar bautizado.

-¿Y a usted le gustan las mujeres?

  -Claro que me gustan las mujeres, pero como nosotros decimos hay que verlas pero no probarlas, como un fruto prohibido.

A la luz de los acontecimientos se ha puesto a discusión si continúa vigente la aplicación del celibato.

“En cuanto al celibato yo pienso que si el papa, que ningún papa va a aceptar que un sacerdote se case, porque la iglesia se iría hacia abajo, se perderían ciertos sacramentos, el primero de ellos la confesión, el sacramento de la reconciliación, porque el sacerdote no está acostumbrado ni a tener esposa, ni a tener hijos, el sacerdote debe entregarse al 100 por ciento a su vida pastoral”, afirma.

“Al tener hijos, yo me pregunto ¿si en un domingo se me pone enfermo mi hijo de gravedad, qué prefiero, dar la misa o ir a llevar a mi hijo al hospital? Voy a atender primero a mi hijo y después voy a poner a alguien a que dé la misa y entonces estoy descuidando mi pastoral…”.

Tradicionalmente alineados con el PRI, la iglesia ahorita trae una mala relación con el presidente Peña Nieto, no toleran que se haya puesto del lado de la comunidad lésbico-gay.

“Yo pienso que a Peña Nieto le ha hecho falta más tacto, está haciendo algunos cambios en su gabinete porque su gobierno se está derrumbando, en muchas cosas creo que está fallando, las reformas no están funcionando, la economía, llegó con 2.5 millones de mexicanos en extrema pobreza, ahorita tenemos 3.7 millones en extrema pobreza, vamos retrocediendo, vamos para atrás”.

A pesar de su condición de homosexual, con Juan Gabriel la iglesia hacía ciertas excepciones, “él siempre fue un hombre muy respetuoso, que nunca divulgaba su vida privada o íntima, incluso, cuando un reportero le preguntó ‘¿es cierto que usted es homosexual?´, le contestó `lo que se ve no se pregunta´”.

El padre Sandoval reconoce que le gusta mucho la música del recientemente finado Juan Gabriel . “Me encanta su música de él, es un cantautor yo pienso que de los más grandes que ha dado México”.

-Alguna canción en especial.

-Amor eterno.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros