Semanario Contraseña

La clave de la información

Pescadores del Golfo ponen ultimátum

*A sólo seis meses de que concluya el periodo de suspensión de pesca en el Alto Golfo de California, los pescadores advierten al Gobierno Federal que no están dispuestos a proceder con su principal actividad económica si se les van a imponer redes que, aseguran, no sirven más que para “filtrar agua”, sin embargo, la lucha no será nada fácil.

Bibiana García Garza

SAN LUIS RIO COLORADO.- Cientos de personas que dependen económicamente de la actividad pesquera en el Golfo de Santa Clara están listos para pelear por que se le regrese su derecho al uso de redes como el chinchorro de línea, las ´agalleras´ o el palangre una vez que concluya la agonizante veda de pesca pactada para dos años en el Alto Golfo de California para proteger a la vaquita marina.

Y es que las autoridades federales, advierten, ya dieron a conocer que ordenarán una suspensión permanente de dichas artes para la pesca de camarón para el periodo que reiniciará en mayo del próximo año.

Esta situación los dejará en peores condiciones pues ya no recibirían apoyo del Gobierno Federal y a la vez tampoco podrían pescar con redes efectivas para su actividad sino sólo con las que, afirman, no funcionan.

Este mes se cumple un año y medio desde dicho periodo en el que adicionalmente se ha apoyado a cientos de pescadores con 8 mil pesos mensuales para detener su actividad y probar otras artes ecológicamente “amigables” como el chango.

Esas artes de pesca no son redituables para la actividad pesquera y económica a la que están acostumbrados los pobladores del Golfo, que en su mayoría se dedican a lo mismo, expuso esta semana el presidente de la Federación de Pesca de la Reserva de la Biósfera del Alto Golfo, Carlos Tirado Pineda.

Con una situación así, sólo se podría generar un estallido social que afectaría no sólo a todos los habitantes del poblado sino a toda la región.

Y es que, asegura, luego de que se acordara la veda para demostrar que los pescadores no están dañando a la vaquita marina como especie en peligro de extinción, ya se cuenta con pruebas tangibles que mostrar al Gobierno Federal en ese sentido.

Principalmente, el hecho de que al iniciar el periodo había cien ejemplares y aun evitando usar artes de pesca peligrosas para el cetáceo, ya sólo quedan 60 vaquitas en el área, indicó.

“Nosotros fuimos legales y ya nos dijeron que a partir de mayo volvemos a pescar pero no con las redes que están ahora suspendidas sino con redes amigables como el chango, que no afectan a la vaquita, pero lo que pasa es que el gobierno tampoco ha podido demostrar que haya una red efectiva que pueda sustituir al chinchorro de línea, a las redes agalleras o al palangre”, externó.

Por este motivo, señaló, las comunidades del Alto Golfo están muy inquietas porque los resultados con chango no han sido, restaltó, para nada positivas, a pesar de que se sigue intentando con esas redes.

“Esto sería una catástrofe para le región y para las comunidades porque esas artes de pesca no funcionan; tenemos antecedentes y pruebas de eso, ya estamos trabajando en proyectos con Inapesca para tener evidencia y la opción que hasta ahora estamos viendo que no sirve el chango ecológico”, reiteró.

De ahí la preocupación, añadió, de que se acaba el subsidio porque se espera que lo único que se esté haciendo es “colar agua” sólo podría esperarse la desaparición de las comunidades del Alto Golfo a raíz de una imposición de artes de pesca que no ofrece ningún resultado.

En el asunto ya trabajan tanto la diputada federal Nancy Sánchez como la diputada del Distrito 02, Célida López Cárdenas, sobre todo porque los pescadores tienen el derecho constitucional de evitar que se les impongan tipos de pesca que les perjudiquen, indicó.

Inclusive, se llegaría a la posibilidad de buscar un amparo, comentó, mismo que puede ir en dos vertientes, que el chango es inoperable como red y que inclusive agarra a otras especies protegidas en la zona, y en el sentido de que su uso tampoco ha disminuido el daño a la vaquita marina.

*Pocas esperanzas de levantar prohibición: Célida

En relación al exhorto que se remitió a diferentes instancias como Semarnat, Conapesca y las comisiones de pesca en el Senado de la República y el Congreso de la Unión, la diputada por el Distrito 02, Célida López Cárdenas, señaló que es parte de las gestiones que se tienen que seguir haciendo ante lo que de antemano se sabe: que la Federación no tiene intención de levantar la prohibición de la pesca.

Esto en gran medida, dijo, por la presión que se tiene con la presión de grupos y organizaciones ambientalistas a nivel internacional y que además forma parte de una agenda internacional que incluso se ha discutido entre Barack Obama y Enrique Peña Nieto.

“Nosotros estamos nosotros muy ciertos que no va a ser fácil levantar la prohibición de la pesca, lo que tenemos que lograr es la sensibilidad del Gobierno Federal para que al menos en el tiempo en que no se esté fomentando la pesca o no se permita  la libre actividad pesquera haya ciertos apoyos”, afirmó la legisladora.

En ese sentido, abundó, no sólo que se pudieran otorgar subsidios sino que se pudiera invertir en otro tipo de oportunidades de negocio para las familias como acuacultura o que se pueda impulsar el desarrollo del Golfo como un destino turístico a través de un apoyo de fomento nacional al turismo.

“Hay muchas herramientas con las cuales les podemos responder a la comunidad pero la preocupación de fondo es precisamente que el sustento de las familias que dependen de estas actividades sólo se otorgaría hasta abril del 2017 por decreto presidencial, estamos hablando de que de ahí en adelante ya no habría subsidio”, anotó.

Esa situación podría ser muy difícil, explicó, porque si de por sí existe un problema de flujo de recursos por parte del Gobierno del Estado así como recortes al gasto social en temas por de más trascendentes no se puede esperar mucho para ayudar a los pescadores.

Encima de eso, para el Gobierno Federal tampoco será fácil tomar la decisión de continuar con un subsidio después de abril del próximo año a menos de que se insista cada quien desde su trinchera para tocar puertas, sobre todo en el periodo previo a la aprobación del Presupuesto 2017, expresó.

No obstante, lamentó, el panorama no es muy halagüeño dado que se sabe que se han dispersado hasta 41 millones de pesos entre beneficiarios de San Felipe y el Golfo de Santa Clara para este periodo de dos años, “… volver a hablar de otros 41 millones de pesos sería hablar de una cantidad muy importante”.

Aun así, aseveró, es de vital importancia confiar en que estas demandas de los pescadores y las comunidades de los poblados pesqueros son viables para evitar consecuencias económicas severas.

“Estamos hablando de miles de familias, nosotros estamos considerando alrededor de 4 mil familias afectadas y es fundamental evitar una crisis económica y un estallido social por parte de la comunidad pesquera”, concluyó López Cárdenas. @

 

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros