Semanario Contraseña

La clave de la información

Un “Claudista”, nuevo director del Itama

Humberto Melgoza Vega

 

SAN LUIS RIO COLORADO.- Luego de asumir la titularidad del Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (Itama), Leonardo Acosta Ruiz enfrenta el reto no solo de reintegrar a sus familias a los cerca de 30 jóvenes que se encuentran internados sino además echar a funcionar a su máxima capacidad el centro,  que estaba desaprovechado.

Si al interior del Itama hay muchas cosas por hacer, hacia el exterior la situación se multiplica, con el seguimiento que deben dar a cerca de 90 menores de edad, quienes cometieron delitos que no ameritan su internación en una correccional, pero que se les pueden ir de las manos si no los vigilan de cerca.

Leonardo Acosta reconoce que, de alguna manera, estos menores infractores son un reflejo de la sociedad, donde se vive un problema de inseguridad pública, alentado por el uso de drogas y la paupérrima situación económica de muchas familias.

El reto será hacerlos unos chicos de bien, que terminen la preparatoria, aprendan un oficio y que al salir del Itama se integren con sus familias y a la vez con la sociedad, en lugar de ser candidatos al Cereso.

Para esto, advierte, será necesaria la participación de toda la sociedad, instancias gobierno, corporaciones policiacas e instituciones educativas como las que acudieron a la ceremonia donde rindió protesta el martes pasado ante la directora general, María Dolores Quijada Chacón, doctora en psiquiatría.

Tratar con menores infractores no es nuevo para Leonardo Acosta.

En los ochenta, el abogado se desempeñó como encargado de la Escuela Granja de Orientación para Varones, la famosa EGO de Mexicali. En esa época le tocó recibir al entonces alcalde Fausto Ochoa Medina quien, acompañado de Guillermo Pérez Díaz, acudieron para conocer el funcionamiento del centro para implementarlo en San Luis Río Colorado.

Antes de que existiera el Consejo Tutelar para Menores San Luis, el llamado Cotume, antecedente del Itama, a los menores infractores se les enviaba hasta Hermosillo, con las consecuentes molestias para las familias, que debían viajar más de 700 kilómetros para ver a sus hijos.

Esta semana el abogado Leonardo Acosta Ruiz rindió protesta como nuevo director del centro tutelar para menores en San Luis Río Colorado y asumió el reto de reintegrar a la sociedad y hacer productivos a los 30 menores que ahí se encuentran confinados. 

 

Acosta Ruiz, quien entró en sustitución de Yolanda Torres,  pretende emular ejemplos como el del centro de internación que se encuentra en Hermosillo, el cual funciona en un área de 20 hectáreas.

“Esa granja La Victoria ya tiene mucho tiempo, pero como la está manejando la Secretaría de Seguridad Pública por conducto de la doctora y con personal especializado, están revitalizando el taller de carpintería, el taller de panadería, el taller de tortillería, el taller de agricultura y el de ganadería, seis actividades primordiales para la granja, que les dejan una gran enseñanza a los menores y que se hace autosustentable, es una maravilla”, resalta.

Ejemplos como el de La Victoria espera replicarlos ahora que lo nombraron director del Itama en San Luis.

“Precisamente es lo que se pretende hacer. Este centro tiene toda la superestructura para echar a andar el taller de carpintería, el taller de panadería y uno de herrería, que no están funcionando, primero, porque no terminó de equiparse, y segundo, porque es muy reciente, hay que ser honestos”,

Para lograrlo deberán buscar los apoyos y firmar los convenios que sean necesarios, como lo marca la normatividad.

“Como es la instrucción del secretario y de la doctora Quijada: quieren que éste se convierta en uno de los centros representativos del estado, porque está muy nuevo. Aquí no venimos a improvisar”, asegura.

Y abunda: “La mayor parte de mi carrera la he desarrollado en el ámbito de la seguridad pública, he trabajado en este tipo de sistemas, ya fui consejero instructor en un consejo tutelar de menores, también tuve la oportunidad de trabajar en una granja en mis años mozos; no soy academicista, soy más bien teórico-práctico pero mi carrera como abogado me da herramientas para conocer sobre la materia”.

De hueso colorado

Priista de toda la vida, Leonardo Acosta no se ubica dentro de ninguno de los grupos en San Luis, si acaso lo relacionan con Manuel Baldenebro porque durante su administración se desempeñó primero como Contralor y al final en la dirección de Planeación.

“Yo soy Claudista, desde que fue candidata a senadora, desde que fue presidenta del PRI Estatal, desde entonces me afilié. Soy técnico por mi formación como abogado, primera generación de la UABC Zona Costa, pero también conozco el debate político y sé identificar cuándo se trata de grilla y cuándo se trata de trabajo político”, dice.

Señala que Claudia Pavlovich cierra bien el primer año de gobierno y espera que el segundo sea mejor, “estaremos bajo el escrutinio permanente de la sociedad, por eso el secretario nos dijo muy claro: vienes a cumplir la ley y las políticas públicas de la gobernadora,  y lo que yo baje a través de la doctora, Ana Dolores Quijada, es exactamente lo que se va a implementar. No hay margen para el error”.  @

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× Platique con nosotros