Congreso de Sonora, fracturado por fallida reforma electoral

No Comment Yet

Por falta de consenso entre las fracciones parlamentarias y exceso de críticas en los medios y la opinión pública, el Congreso del Estado de Sonora postergó el análisis para la reforma a la ley electoral en la que el PAN impulsaba la segunda vuelta, en un intento por frenar el avance de Morena en las votaciones de 2021.

Humberto Melgoza Vega

SAN LUIS RÍO COLORADO.- En medio de la contingencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, las cámaras de Diputados de Sonora, de Baja California y el Senado de la República robaron la atención por sesionar para la discusión de polémicos temas que fueron ácidamente criticados entre la opinión pública.

En Baja California la mayoría morenista aprobó que diputados y alcaldes se puedan reelegir sin la necesidad de pedir licencia y separarse del cargo; en el Senado pasó una polémica Ley de Amnistía que permitirá la liberación de delincuentes encarcelados que hayan cometido delitos no graves y en Sonora se pretendió reformar la Ley Electoral pero la discusión fue cancelada el martes en el Congreso ante la falta de consenso entre las fracciones parlamentarias y la fuerte presión de los medios de comunicación y de la opinión pública.

“No me explico cuál era la urgencia de aprobar unas reformas a la Ley Electoral cuando tenemos necesidades más inmediatas como la salud, la recuperación económica, cuando nos encontramos en plena Fase 3 de la pandemia por el coronavoris, lo único que me queda claro es que son intereses partidistas, particularmente de los partidos del viejo régimen, PRI y PAN”, manifestó Jacobo Mendoza, dirigente estatal de Morena en Sonora.

A raíz que se decretó la emergencia sanitaria y acatando la disposición oficial el Congreso del Estado suspendió sesiones , solo regresaron para atender los temas relativos al impacto del  coronavirus, “sin embargo en esas fechas, entre el 6 y el 9 de abril presentan una serie de  iniciativas a través de la Oficialía de Partes, cinco iniciativas con toda una  gama de reformas a la Ley de instituciones y Procedimientos Electorales (LIPE) exclusivamente para desequilibrar el proceso electoral de 2021”.

De 382 artículos que tiene la LIPE, modifican, adicionan o derogan 113 artículos, es prácticamente una nueva ley electoral, ¿qué contienen esas disposiciones electorales?: temas ajenos a nuestro derecho electoral como la segunda vuelta, el derecho que los partidos políticos puedan apoyar a los candidatos independientes, como el quitarle facultades al Instituto Estatal Electoral y con una prisa inusitada, en una semana elaboran un dictamen conjunto de las cinco iniciativas, muy extenso, y lo presentan para su votación y discusión en la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, expuso.

De las cinco iniciativas, una del PES, otra del PRI, una del PAN, otra de Gildardo Real, diputado panista y una del Partido Nueva Alianza, se elaboró un solo documento que fue el que pretendieron subir al pleno pero que no pasó ni a comisiones.

En la entrevista con el con el periodista Juan Carlos Zúñiga para el programa de radio Reporte 100, Jacobo Mendoza destacó que el dictamen que pretendían pasar vía fast-track, sin antes consultar a la opinión pública, organismos electorales o grupos expertos, tenía como fondo aprobar la segunda vuelta electoral.

Destacó que en estos momentos no es necesaria una nueva Ley Electoral, “con las reglas actuales se puede llevar en democracia el proceso del próximo año en igualdad y en equidad. Habrá temas que quizás se deban discutir, pero no esa manera abrupta, arbitraria, a espaldas del pueblo y con una prisa inusitada, con argumentos tales como `un nuevo paradigma electoral´, no.  Para inventar los nombres de las cosas son muy creativos, pero la gente sabe muy bien y entiende que es un artimaña electoral para favorecer a los partidos del viejo régimen y para acorralar el proceso electoral hacia sus intereses”.

Agua a su molino

En el centro de la polémica, el coordinador del Partido Encuentro Social (PES) y presidente de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales rechazó que hayan tratado de dar un “albazo legislativo”.

Puntualizó que se buscó la discusión de las reformas en este tiempo porque la ley marca como plaza perentorio el 2 de junio previo al siguiente año electoral “y fue el Covid el que se le atravesó al Congreso, y no al revés”.

Abundó: “Si el presidente decretó que la actividad legislativa era una actividad esencial, en ese entendimiento el Congreso de Sonora continuó con su trabajo, con todas las medidas de seguridad y prevención, para impulsar algunas reformas como las de la Ley Electoral…de hecho, una semana antes se reabrió el Congreso y todos los temas fueron relacionados para atender la pandemia por el Covid-19 en Sonora”.

Montes Piña se deslindó de la propuesta del PAN, que planteaba una segunda vuelta electoral, y bajó el punto de la orden del día, al no encontrar las condiciones propicias para la discusión y el análisis objetivo.

Apuntó que única propuesta presentada por el PES dentro del paquete de reformas estaba encaminada a que la ley fuera pareja con todos los partidos, incluidos los de nueva creación, que recién obtuvieron el registro por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), para que puedan coaligarse y competir en alianza.

“Que podamos tener las mismas prerrogativas para ir en alianza o en coaliciones, como los partidos viejos; tiene los mismos derechos el recién nacido como que el que tiene 70 años…”.

El diputado por el Primer Distrito con cabecera en San Luis Río Colorado reveló que la segunda vuelta iba a ser excluida de la discusión de último momento  “porque no es amigable, porque significa más gasto en el proceso electoral, y porque no alcanzó el consenso, que en la práctica legislativa, el diálogo y el consenso son fundamentales; para nosotros lo importante es dejar satisfechas las necesidades sociales, más que algunas instituciones políticas”.

Montes Piña consideró que es necesario, una vez que pase la contingencia sanitaria, retomar la discusión sobre las reformas a la Ley Electoral ya que tiene aspectos positivos, como la reducción en los tiempos de campaña de 90 a 60 días y que el presupuesto de esos 30 días sea destinado para reactivar la economía en nuestros municipios.

“…Algunos adelantados cometieron algunas pifias, mientras unos salieron diciendo que todos queríamos darle el albazo a la sociedad, nosotros estábamos sentados en colación buscando una salida adecuada, estábamos juntos construyendo la ruta de la toma de decisiones.

Semanas atrás en plena pandemia los diputados impulsaron una reforma electoral a nivel federal, ahí no les importó el discurso del Covid, aquí sí recurrieron a San Covid para decir que pretendíamos un golpe de estado legislativo y se tiraron al suelo; que salgan a decir esto no genera ningún buen ambiente de unión entre la coalición…”, aseveró.  @

Humberto Melgoza Vega
Up Next

Notas Relacionadas

× Platique con nosotros