Estudiantes en Sonora, de las aulas al ciberespacio

No Comment Yet

Independientemente de lo que anuncie el lunes el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, en Sonora la gobernadora ya decretó que no habrá regreso a clases de manera presencial, para cuidar a los estudiantes de todos los niveles del Covid, y que el ciclo escolar será de manera virtual por internet. El problema es que muchos no tienen acceso a internet, menos cuentan con una tablet o lap top para hacer sus tareas.

Juan José Razzo

SAN LUIS RÍO COLORADO.- Algo que había madurado durante años, o cuando menos se había pensado, lo de la educación pública en línea, ahora será una realidad forzada debido a la pandemia por coronavirus, pues significa la transición del modelo educativo fundamentado durante milenios básicamente en las aulas a la transmisión de conocimientos en línea, aunque la cuestión es si alcanzará a todos.

Apenas la última semana y tras un análisis, el gobierno de Sonora anunció que el próximo ciclo escolar será impartido sólo en línea, con la idea de proteger a niñas, niños y adolescentes de un posible contagio.

Como ha sucedido desde el principio en torno al fenómeno Covid-19 a nivel mundial, cada decisión, respuesta o medida que se toma desata una serie de preguntas que parecen no tener respuestas fáciles, pues desde la aparición del virus hasta su incidencia en la vida cotidiana generan una serie de situaciones muy complicadas.

¿Cuántos niños tienen equipamiento para seguir las clases virtuales? ¿Cuántas familias tienen internet en sus domicilios? ¿Cómo se vigilará que los niños que están solos

–una realidad– vean las clases en la pantalla? ¿Qué sucederá con los menores de edad cuyos padres tienen en la escuela una guardería infantil mientras ellos trabajan?… y así.

Además surgió otra posibilidad en cuanto a las escuelas particulares, empresas que han sobrevivido por décadas, pero que ahora ven el peligro del cierre, pues ante las clases virtuales los padres de familia no quieren pagar colegiaturas, al argumentar que los costos para esos centros educativos serán muy bajos.

Seguramente en las próximas semanas se irán adoptando las decisiones que puedan solucionar estas problemáticas, pero a la fecha la pandemia nos ha enseñado a los humanos que estamos escasamente preparados en muchos aspectos.

Lo concreto es que la declaración gubernamental en el sentido de que la prioridad más alta es la salud de la infancia y juventud, es verdadera.

Habrá becas para internet

El delegado regional de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) de Sonora, Martín Corella Fierro, dijo que sobre los alumnos que no tienen las posibilidades de internet saldrá una convocatoria llamada Apoyo para Internet 2020.

“Donde los padres de familia llenarán la solicitud y así puedan tener la facilidad de accesar a las plataformas de clases en línea”, destacó.

Sobre las escuelas particulares ya cada institución llegará a los acuerdos con los padres sobre el pago de las colegiaturas, precisó.

Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) puso en la mesa diez condiciones para el regreso a clases en línea, entre las cuales destaca: “Reconocer que los docentes son insustituibles en el sistema educativo y valorar que ellos y los alumnos son lo sustantivo, por tanto, deben eliminarse todas las cargas administrativas”.

Otras demandas son el cuidado de la salud de todos, reiniciar clases presenciales sólo con el semáforo verde, así como las reuniones del consejo técnico educativo, garantizar sus prestaciones, generar nuevas condiciones de trabajo que implican la modalidad híbrida y fortalecer el esquema de educación a distancia.

También la capacitación en esta nueva forma de educar, reanudar los programas de dotación de equipo de cómputo a estudiantes y maestros, además de reforzar las medidas de apoyo psicológico y emocional para reducir la incertidumbre, inseguridad, estrés y temor en las comunidades educativas.

Forzoso cambiar debido a contingencia atípica

El gobierno de Sonora, en un comunicado, indicó que el comportamiento de la enfermedad ha sido atípico, no ha dado tregua, por eso al iniciar el ciclo escolar 2020-2021 ningún niño, niña o joven sonorense estará en las aulas y se establecerán métodos y plataformas alternativas para continuar su educación.

No podemos, puntualizó, poner en riesgo la salud de estudiantes, maestros directivos, personal educativo y sus familias.

José Víctor Guerrero González, secretario de Educación y Cultura de Sonora, resaltó el trabajo y disposición de las y los docentes de Sonora para adaptarse a los nuevos tiempos y poder llevar educación mediante métodos alternativos, distintos a la actividad presencial, a todas y todos los alumnos.

“Trabajaremos internamente en cada nivel educativo, con cada subsecretaría, tenemos una meta y tenemos un gran reto son nuestras niñas, niños, y adolescentes: cerca de 850 mil alumnos que están inscritos en el sistema educativo estatal en Sonora son atendidos por alrededor de 50 mil trabajadores; estamos listos para enfrentar esta nueva situación”, comentó.

Onésimo Mariscales Delgadillo, subsecretario de Educación Media Superior y Superior, informó que a través de distintas plataformas virtuales las alumnas y alumnos generaron distintas evidencias para dejar constancia de su aprendizaje, esto sin salir de sus casas.

“Se establecieron mecanismos para que estudiantes realicen actividades educativas desde sus hogares, se habilitaron plataformas tecnológicas en bachillerato y universidades para la educación a distancia, privilegiando contenidos esenciales, y aprendizaje de acuerdo al nivel educativo y al área del conocimiento específico”, mencionó.

Por otra parte, un llamado a las escuelas particulares a buscar esquemas flexibles y llegar desde ya a acuerdos con los padres de familia en el tema de colegiaturas, reinscripción y otras cuotas para este próximo ciclo escolar, realizó el presidente del comité directivo municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en Hermosillo, Luis Ernesto Nieves Robinson Bours, con el fin de evitar se repita la problemática presentada los últimos meses del ciclo pasado.

El líder del panismo en Hermosillo dijo que las escuelas privadas deben colaborar con la sociedad, solidarizarse y ser más accesibles con el pago de colegiaturas, toda vez que, ante la situación económica actual, a muchos padres de familia se les dificultará cubrir este gasto.

Dijo que algunas opciones pueden ser desde reducir en un porcentaje los montos establecidos como colegiatura al inicio del ciclo escolar, evitar el cobro de cuotas especiales o extraordinarias, así como el de intereses o recargos, implementar un sistema de pagos diferido a quienes no puedan cubrir los costos durante la contingencia, hasta el no cobrar e incluso condonar las cuotas a los padres de familia que pierdan sus trabajos y que sea legalmente comprobable dentro de la pandemia del Covid-19.

“Esto también es una cuestión humanitaria ante la situación, y hay que entender que las escuelas privadas realizan cobros de acuerdo a los servicios prestados, y siendo realistas, los servicios prestados durante la pandemia en clases en línea, no es lo mismo que por lo que los padres están pagando, es decir, los padres no solo pagan por buenos maestros o el nivel de la escuela, pagan también por instalaciones, porque sus hijos estén cómodos, por que cuenten con lo necesario, y esas instalaciones no serán utilizadas, ni se gastara en luz, agua o mantenimiento”, expuso.

Universidades donde hay más avance en línea

De acuerdo con el estudio sobre educación en línea presentado por la Asociación de Internet y citado por la revista Forbes México y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el 97 por ciento de los internautas en el país se encuentra estudiando o bien, está interesado en hacerlo.

Además, existe un panorama propicio para la educación on line, ya que siete de cada diez usuarios de internet tiene empleo y de ellos, el 57 por ciento gana entre 5 mil y 15 mil pesos mensuales, situación que permitiría invertir en la formación continua.

Este panorama se vuelve aún más atractivo para la especialización y educación continua, ya que el 62 por ciento de los usuarios de internet en México cuentan con una licenciatura o ingeniería concluida, en curso o trunca, lo que construye un amplio mercado para la educación especializada.

Las principales razones por las cuales una persona desea recibir capacitación tienen que ver en primer lugar con la satisfacción personal, seguido del deseo de cambiar empleo o bien, obtener un mejor salario o ascenso.

En este contexto, Internet se muestra como la primera fuente en donde las personas se informan sobre instituciones y planes y programas de estudio, horarios y financiamiento con un 81 por ciento, seguido del acercamiento directo con las instituciones y las recomendaciones personales.

No obstante, la mayor parte de los encuestados refirió estudiar en una modalidad mixta (presencial y en línea), al trabajar y tener otras actividades. La modalidad más deseada es en línea, sobre todo en alguna institución privada. Lo que les parece más atractivo es la posibilidad de construir horarios más flexibles. Y dos de cada tres, están dispuestos a invertir hasta cinco mil pesos mensuales.

La educación en línea crece de manera constante, ya que representa una de las mejores oportunidades de formación frente a la limitada oferta de las universidades públicas, al tiempo que tendrían que dedicar frente a un programa universitario tradicional y, sobre todo, a la posibilidad de construir un programa que desarrolle las competencias necesarias para las labores que desempeñan. @

Humberto Melgoza Vega
Up Next

Notas Relacionadas

× Platique con nosotros